martes, 16 de abril de 2013

Alimentación en edad escolar



En losúltimos años, se habla con frecuencia de las cifras alarmantes de sobrepeso yobesidad en los niños de países desarrollados (especialmente los que están enedad escolar, entre los 3-4 años y la adolescencia), que en muchos casos sondebidas a los malos hábitos alimentarios, el sedentarismo, los estilos devida... Todo esto se puede prevenir mediante estrategias de EducaciónNutricional, que se han demostrado efectivas en numerosos estudios, y que sepueden realizar a nivel escolar, familiar y comunitario.

Por ello,desde hace ya algunos años, se han desarrollado varios programas para potenciarla actividad física y mejorar el estado nutricional de esta franja de edad.Entre ellos encontramos la Estrategia NAOS (Estrategiapara la Nutrición,Actividad Física y Prevención de la Obesidad), que sepuso en marcha en el año 2005, con su programa PERSEO, cuyo principal objetivo es potenciar la adquisición dehábitos saludables, tanto en el ámbito escolar como en el familiar.



La alimentación en laetapa escolar


§        De 3 a 6 años:

A partir deesta edad, empiezan a comer de una manera más independiente y, por lo tanto, esuna etapa esencial para la adquisición de buenos hábitos alimentarios, para “aprender a comer” y a disfrutar delmomento de la comida con sus padres y familia.

Es por ellopor lo que hay que enseñar en primer lugar, a comer de todo, a realizar una alimentación variada y equilibrada, y educar en la importancia del desayuno.
A veces,durante esta etapa, aparecen aversiones a determinados alimentos que no hanprobado (neofobias); es importanteseguir introduciéndoles estos alimentos en su alimentación habitual,ofrecérselo de otras formas y en distintas texturas, para que poco a poco,vayan aceptándolos, pero sin presionarles.


§        De 7 a 14 años:

Durante estaetapa se asientan sus gustos, preferencias y hábitos alimentarios, pero hay quecontinuar con la educación nutricional, y reforzar las conductas queenseñábamos cuando eran más pequeños.
Ahora que sonun poco más mayores, podemos probar a introducirles en la cocina, a que ayuden(dentro de lo posible) a preparar la comida... Esto les ayudará a aceptar mejortodos los alimentos, porque han participado en su preparación.
Empiezan a sermás independientes, se ven más influenciados por los amigos y compañeros decolegio y, en muchos casos, disponen de dinero para comprar los dulces sinconsultar, por lo que es esencial inculcarles que solo se pueden tomar ocasionalmente.Hay que limitar también los refrescos, comida rápida y bollería industrial.

Además, apartir de los 13-14 años, y con su entrada en la adolescencia, se producirá elcrecimiento definitivo (el estirón),y el establecimiento del pico de masa ósea, por lo que cobra especialimportancia la ingesta de calcio,especialmente en las niñas, para evitar problemas de osteoporosis al llegar ala menopausia.

Otro nutrienteimportante en esta etapa es el hierro,cuyo déficit puede causar anemia ferropénica; para prevenirla será importantela ingesta de carnes rojas, legumbres, espinacas...


Recomendaciones generales:

- Esimportante realizar al menos 4 comidas al día para un adecuado rendimientoescolar.

- Hacer loposible para realizar juntos al menos una comida al día, haciendo de estemomento un encuentro familiar, disfrutando juntos del acto de comer... yevitando, en la medida de lo posible, comer en solitario viendo la televisión.

- Dieta equilibrada y con variedad de alimentos y formas de preparación, para de esta formacubrir adecuadamente todos los nutrientes.

- No utilizarla comida como castigo, recompensa, resolución de problemas, de ansiedad...Elmomento de la comida debería ser un momento agradable y de encuentro familiar.

- En el casode los niños más pequeños, es importante que vean que los mayores son coherentescon aquello que enseñan, y siguen también una dieta equilibrada. En muchoscasos, la imitación ayuda a adquirir hábitos saludables.

- A veces,entre el desayuno y la comida (o entre la comida y la cena) pasan muchas horas,así que es importante que se lleven al colegio el almuerzo y/o la merienda,que puede consistir, por ejemplo, en fruta o macedonia, zumos, lácteos, pan conqueso, cereales, frutos secos, galletas... Hay que evitar la bolleríaindustrial, y reservar los dulces para momentos determinados.

- En los casosen los que el niño acuda al comedor escolar, es interesante complementar lacena con la comida realizada en el centro, para evitar repetir y/o excluiralimentos de la dieta. También habrá que evitar el consumo abusivo derefrescos, dulces y bollería industrial, que no aportan nada beneficioso a laalimentación de los más pequeños.

- Esimportante cubrir las necesidades energéticas y de proteínas del niño, que vana ir dedicadas al crecimiento y desarrollo físico e intelectual. En relación alcrecimiento, también será importante la ingesta de proteínas de alto valorbiológico, es decir, aquellas que proporcionan todos los aminoácidosesenciales en cantidad suficiente para el cuerpo humano. Éstas son aportadas,principalmente por alimentos de origen animal: carnes, pescados, huevos, lácteos... Aunque también podemos aumentar el valor biológico delas proteínas realizando combinaciones cereales-legumbreso leche-cereales.

- Todos losdías debe tomar mínimo 3 raciones de frutay 2 de verdura, a ser posible una deellas en forma de ensalada; además de pan,cereales integrales... (4-6raciones al día) y lácteos (3-4raciones al día).

- Durante lasemana hay que alternar la carne, el pescado azul y el blanco (3-4 veces a la semana), los huevos (1-3 huevos a la semana),y el arroz, la pasta y las legumbres (3-4raciones a la semana).

- Enseñar alniño la importancia de realizar un desayunocompleto; tiene que estar compuesto de 1 cereal (pan, cereales de desayuno...),1 lácteo (leche, yogur...) y 1 fruta.

- Fomentar laingesta de agua como bebida mayoritaria, dentro y fuera de las comidasprincipales.

- Inculcartambién la importancia de una vida activa: realización de algún deporte que leguste, hacer deporte en familia, excursiones, actividades al aire libre...



AUTORA Belén Burgos Panero
Diplomada en Nutricion Humana y Dietética   
Diplomada en Enfermería


BIBLIOGRAFÍA
  • Nutrición yAlimentación Humana: Situaciones fisiológicas y patológicas. Tomo II. J.Mataix Verdú
  • Nutrición Clínica yDietética Hospitalaria. 2011; 31(1):20-27
  • Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria Nº 1/2007 Vol. XXVII/24Análisis de las encuestas de hábitosalimentarios realizadas en población escolar durante la 4ª edición del DíaNacional de la Nutrición (DNN) 2005
  • Nutrición Clínica yDietética Hospitalaria. 2012;32(1):26-34
  • Nutrición Clínica yDietética Hospitalaria. 2012;32(3):64-71
  • Nutrición Clínica yDietética Hospitalaria. 2009;29(1):26-32


www.nutricion.org/ (Sociedad Española deDietética y Ciencias de la alimentación)



1 comentario:

Gracias por tu comentario!! :)