jueves, 28 de abril de 2016

Comer de tupper, 1

Muy buenos días, amigos :) 

Hace no mucho tiempo, una chica a través de instagram nos propuso subir alguna receta apta para guardarla en tupper. Nos decía que sería muy útil en caso de tener que comer fuera de casa, bien porque el trabajo nos obligue o porque estemos un día de excursión. 

Nos pareció una idea genial :) Así que hoy inauguramos una pequeña sección: las comidas de tupper saludables y ricas. Y la empezamos con uno de mis sándwiches favoritos: el clásico sándwich vegetal con atún. Es un todoterreno: aguanta las horas que le echen, cada rato que pasa reposando lo vuelve más sabroso y lo asienta, es fácil de mantener y fácil de portar; basta guardarlo en un poquito de papel de aluminio y listo. 

Sándwich de atún para el trabajo


Os contamos a continuación cómo hacerlo y cómo adaptarlo a cada uno de vuestros planes: 


INGREDIENTES para el plan número 1: (Resto de planes, más abajo.)

• Pan de molde: 3 rebanadas (nosotros usamos o el panrico línea o el bimbo de bordes blanditos: son dos de los que menos calorías, grasas y azúcares aportan)
• Atún al natural: 1 latita pequeña
• Lechuga: 50 g (a mí me gusta utilizar las bolsas de ensalada en donde se mezclan varios tipos de lechuga: en la mía había rúcula, lechuga morada y lechuga iceberg)
• Tomate fresco en rodajas: 60 g
• 2 cucharadas de postre de mayonesa light
• Una pizca de sal para el tomate

ELABORACIÓN:
Vamos a preparar un sándwich de 3 pisos de pan:
  1. Tuesta el pan en la tostadora para que quede más durito y, por otro lado, mezcla el atún escurrido con la mayonesa indicada.
  2. En la primera rebanada tostada sitúa la mitad del atún. Después la mitad del tomate con un poquito de sal y por último la mitad de la lechuga.
  3. Pon la segunda rebanada de pan encima de lo que has preparado y repite la operación con el resto de ingredientes: atún, tomate y lechuga. 
  4. Cierra el sándwich con la tercera rebanada de pan y envuélvelo en papel de aluminio.
Si tienes fiambrera térmica, genial. No hará falta que lo metas en la nevera. Pero si no, al llevar mayonesa, es más recomendable meterlo en el frigo hasta que vayas a comerlo. 


Ingredientes según el plan de la dieta ALEA que te corresponda :) 
Ingrediente
Cantidad plan 1
Cantidad plan 2
Cantidad plan 3
Cantidad plan 4
Pan de molde
Atún al natural
Lechuga
Tomate
Mayonesa light
3 rebanadas
1 latita
50 g
50 g
2 cucharadas de postre
4 rebanadas
2 latitas
60 g
60 g
3 cucharadas de postre
5 rebanadas
2 latitas
70 g
70 g
3 cucharadas de postre
6 rebanadas
3 latitas
80 g
80 g
4 cucharadas de postre

Estos planes pertenecen a nuestro libro titulado La dieta ALEA
Lo publicamos en Abril de 2015 gracias a la editorial Planeta y un año después vamos por la cuarta edición :) 
Si te interesa saber más, puedes encontrarlo aquí






martes, 26 de abril de 2016

Lactancia: alimentación, mitos y dieta

¡Hola!

Hoy vamos a hablar un poco sobre la leche materna y la lactancia, un tema que está a la orden del día y que nos ha parecido interesante mostraros. Así que vamos a ir entrando en materia.

La leche materna es, indudablemente, el alimento de elección para el lactante.
El tiempo mínimo aconsejado para dar lactancia materna sería de 6 MESES, pudiendo prolongarlo incluso más de 1 AÑO, siempre y cuando se vayan introduciendo todos los alimentos de manera progresiva.




¿Cuál es su composición?
En su composición contiene factores inmunitarios, protegiendo al lactante de posibles infecciones así como azúcares y grasas. La leche materna es clave para la iniciación y el desarrollo de la microbiota del bebé, aportando las bacterias necesarias continuamente.

Además esta leche, aporta los nutrientes de una forma fácil, ligera y adaptada al lactante, ya que en función de las necesidades y del número de tomas, la leche va adaptándose y cambiando su composición.



¿Qué hacer si eres madre lactante?
En primer lugar, es fundamental llevar una buena alimentación. Equilibrada y adapatada a ti y a tus necesidades. 
Algunas mamás sienten más apetito durante esta etapa: es normal. Producir leche lleva un gran coste asociado y necesitan tomar más calorías y más nutrientes que antes. De hecho, el gasto calórico es mayor que incluso en la etapa del embarazo.
Diariamente la madre ha de tomar entre 500 y 800 calorías más. Eso viene a significar que deben aumentar todas sus tomas entre un 10 y 20 por ciento. 
Además, como durante el embarazo, la mamá acumuló reservas grasas, éstas irán disminuyendo a medida que se transforman en leche para el bebé, lo cual la ayudará a recuperar el peso. 

Como ya he comentado, el tiempo mínimo aconsejado para dar lactancia materna sería de 6 MESES, pudiendo prolongarlo incluso más de 1 AÑO, siempre y cuando se vayan introduciendo todos los alimentos de manera progresiva y ya sea un complemento.


¿Hay alimentos que cambian el sabor de la leche?
En algunos casos, pero no de forma general, hay alimentos como los espárragos, los ajos, los rábanos, coles y cebollas que modifican el sabor de la leche materna. Esto no quiere decir que al bebé no tenga que gustarle, si no que se notará su sabor, pero si la madre lo ha estado tomando durante el embarazo, el bebé ya está acostumbrado a ello, por lo que no tiene porqué dar problemas ingerir estos alimentos. Si es verdad que, si el bebé toma menos leche o parece que no le gusta, se puede limitar el consumo de aquellos alimentos que creamos que no son de su agrado.


¿Y si se bebe agua o leche se producirá más leche materna?
No por beber más agua o tomar más leche, se produce más leche materna. No existe ningún alimento que haga que se produzca más leche. La madre lactante tendrá que beber agua para mantener sus necesidades hídricas y por supuesto, cuando tenga sed. También puede beber leche pero lo dicho, no por ello incrementará el volumen de leche materna.


¿Si un alimento da gases, se los da también al bebé?
No. Los gases no van a pasar a la sangre, ni a la leche materna por lo que el bebé no va a tener cólicos, aunque la madre los tenga. 


¿Cuáles son los beneficios para la salud del bebé?
  • Maduración de la musculatura de masticación del bebé.
  • Previene la aparición de intolerancias.
  • Previene la aparición de alergias.
  • Ventajas en el desarrollo psicomotor.
  • Menor riesgo de sobrealimentación.
  • Aumenta el lazo que hay entre madre e hijo.

Algo muy interesante: mientras la madre lactante da el pecho al bebé, no se produce la ovulación, por lo que protege de un nuevo embarazo. Y además, también protege frente al cáncer de mama.


¿Cuándo no dar lactancia materna?
  • Cuando la madre tenga algún tipo de virus o infección o cuando existe enfermedad que haga tomar medicación que puedan tener efectos adversos para el lactante. Algunos ejemplos pueden ser el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o fármacos con psicotrópicos. 
  • En casos en los que haya enfermedades que tratar, habrá que sopesar si compensa y a qué nivel el tratamiento con fármacos. Si es irremediable, habrá que optar por fármacos que sean de vida media corta y la dosis mínima eficaz y dar de mamar al bebé justo antes de tomar el medicamento aunque para evitar posibles alteraciones, se recomienda la lactancia artificial. 

¿Se puede hacer dieta siendo madre lactante?
Sí. Hacer dieta no es sinónimo de comer desequilibrado e hipocalórico, si no adaptar en cualquier situación la alimentación a la persona. Por lo que en este tipo de situaciones no iba a ser para menos, claro que se adapta tu dieta y claro que el bebé estará perfecto.

Si eres lactante y quieres comenzar a cuidarte de nuevo, no tengas miedo, es un buen momento :)


Para terminar os dejo unos enlaces  que quizá os guste leer para saber un poquito más:





Un saludo a todos, nos vemos la próxima ;)



jueves, 21 de abril de 2016

Sándwich de guacamole, queso feta y tomate

¡Buenos días, #equipoALEA !

Hoy os traemos con mucho gusto una receta que nos explicó un lector del blog, al que estamos profundamente agradecidos porque nos descubrió una cena estupenda, rápida de hacer, buenísima, sana y equilibrada. 
Nada más contárnosla la probamos, pero no habíamos tenido ocasión de publicarla. Hasta hoy :) Bienvenidos al mundo de las cenas ALEA: rápidas, ricas, ligeras y equilibradas. 

Receta la dieta ALEA

Ideal para una cena :) 

INGREDIENTES:
• Pan de molde: 3 rebanadas (nosotros usamos o el panrico línea o el bimbo de bordes blanditos: son dos de los que menos calorías, grasas y azúcares aportan).
• Guacamole: 4 cucharadas rasas  (nosotros utilizamos el que nos recomendó el lector: una tarrina del mercadona que se vende en la zona de ensaladas envasadas y ¡está super bueno! Está hecho en Málaga, creo recordar y sabe tan rico como el casero. Con la ventaja de que ya viene listo. Si optas por hacerlo tú, sin problemas :) 
Queso feta (o cualquier queso que te guste): 40 g en lonchas finitas
• Rodajas de tomate natural: 100 g (en nuestro supermercado habitual han creado una sección de frutería y verdulería ecológica y cualquier hortaliza está mucho más rica que la variedad normal: el pimiento huele y sabe increíblemente mejor y los tomates ecológicos... ¡saben a tomate de toda la vida!)

ELABORACIÓN:
Vamos a preparar un sándwich de 3 pisos de pan:
  • En primer lugar ve tostando el pan en la tostadora (o sartén).
  • Cuando esté listo extiende la mitad del guacamole sobre una rebanada y la otra mitad sobre otro pan.
  • A continuación sitúa sobre cada pan con guacamole las láminas de queso y sobre éste las rodajas de tomate con una pizca de sal.
  • Coloca una de estas rebanadas con guacamole, queso y tomate sobre la otra, y cierra el sándwich con el último pan: el que tenías solo tostado. 
Cena rápida  y rica
Aquí iba a preparar varios sándwiches normales (con dos panes en lugar de tres). 

martes, 19 de abril de 2016

2 razones de peso por las que adelgazar

¡Buenos días, amigos! 

Hoy queremos escribir unas líneas para subir los ánimos y la motivación de todos aquellos que comienzan su dieta o bien, a aquellos que ya llevan un tiempo con ella :) 

Si estás entre esas personas puedes considerarte afortunado. ¿Por qué? Pues porque has dado un gran paso: has decidido alimentarte mejor y estar más sano. ¡Casi nada! 

Es verdad eso de que "somos lo que comemos". 
Hay un dato que siempre impresiona cuando uno lo lee pero que es muy lógico, desgraciadamente: la mayoría de enfermedades que los médicos de familia ven en sus consultas (colesterol, triglicéridos, glucosa y ácido úrico altos, hipertensión y cosas más fuertes como trombosis, anginas e infartos, ictus...etc) tienen su origen en el sobrepeso. Muy fuerte, ¿verdad?

Pero muy lógico, como decíamos: Si nuestro cuerpo está preparado para pesar 60 kilos, pero pesamos 90, lo estamos llevando al límite. Estamos forzando la maquinaria igual que si cargamos una moto pequeña con un montón de kilos. Seguro que recorrerá muchos kilómetros antes de fallar, pero, ¿cómo estará el motor? Seguro que dolorido. 
Pues así está nuestro cuerpo cuando le obligamos a cargar con más kilos de los que está preparado. 
Así que si estás pensando en hacer dieta, o si estás en ello, piensa en el bien tan grande que le estás haciendo. Es para estar muy orgulloso y feliz.


La comida es un placer, ¿a que sí?
Sí, lo es, y uno de los más fáciles de disfrutar a diario. A uno le puede encantar viajar, pero quizá ni el bolsillo ni las obligaciones diarias le permitan estar todo el día como Willy Fog.
Sin embargo, comer es una necesidad diaria. Y un placer maravilloso :) 
Muchas personas en la consulta nos dicen que su problema es que "les gusta comer". Pues ¿sabéis qué? ¡No es un problema! Tener apetito es algo estupendo. Y muy sano. Lo importante es saber administrarnos y no dejarnos llevar por nuestro estómago.
Algo tan sencillo como hacer cinco comidas diarias hará que cuando lleguemos a comer y a cenar lo hagamos con la mente y el estómago calmados, y de esa forma disfrutaremos de los platos con moderación. 
Por el contrario si alguien no desayuna (porque "no le entra") y no toma nada a media mañana (porque no sabe qué puede llevarse al trabajo) llegará a la hora de comer con un hambre gigantesca y comerá todo lo que le pongan delante. Y que es normal porque ¡¡llevará más de 15 horas en ayunas!! (Desde la cena anterior hasta esa comida).
La comida es un placer, amigos, pero también una obligación con nosotros mismos: hemos de ser responsables y aprender a comer para estar sanos y disfrutar con la comida.



Aborrecemos eso de la "operación bikini" porque nos da una idea equivocada de los porqués para adelgazar. 
- Nos hace creer que hay que ponerse a dieta para estar más guapo. Tontería. (Quien nos quiera solo por lo de fuera, ¡no merece nuestra atención!)
- Y nos da a entender que cuando termine la época del bikini podemos volver a engordar (= a forzar nuestro cuerpo). Muy mal. Fatal. 

Si estás leyendo esto, cruzamos los dedos para que al terminar destierres la idea de "hacer dieta un tiempo" y apuestes por cuidar a tu cuerpo. Solo tienes uno. Solo hay una vida. Vamos a cuidarnos con mimo, ¡somos únicos!


Hacer dieta en Salamanca, clínica nutrición en Salamanca


***

Como muchas personas nos escriben para preguntarnos cómo podríamos ayudarles, dejo la información aquí mismo:
Nuestra clínica en Salamanca está en la Plaza Gabriel y Galán 1, 1º izda: ALEA Consulta dietética.
También podemos ayudaros gracias a nuestra página web (www.aleadiets.com) con la que pasamos consulta online desde 2006.
O a través de nuestro libro: La dieta ALEA (¡ya vamos por la cuarta edición!).

***

jueves, 14 de abril de 2016

Petis choux caseros

Queridos amigos: 
hacía tiempo que no colgábamos una recetas de esas dulces que quitan el sentido... Hace unos días tuvimos una celebración en casa y decidimos hacer una bandeja de petit choux caseros. Veréis que esta receta no puede ser más sencilla, ¡ni más rica! Y como siempre, sabiendo qué comemos, sabremos cuándo y cuánto comer para no pasarnos. 
De modo que sin más preámbulos, vamos a por este recetón... 

Petit choux caseros ALEA

Preparando la receta con las cantidades indicadas nos saldrán entre 40 y 50 petit choux de tamaño pequeño.
Cada uno de estos pequeños aporta 45 calorías, de modo que...
para merendar podremos tomar 3 junto con un té o cualquier otra infusión :) 
- para desayunar podríamos tomar 4 unidades, junto a un vaso de leche desnatada y una pieza de fruta :) 


INGREDIENTES para la masa:
- un vaso 250 mL de leche desnatada
- el mismo vaso lleno de harina
- 100 g de mantequilla baja en calorías
- 1 cucharada de postre de azúcar
- 3 huevos enteros
- 2 claras
- una pizca de sal

INGREDIENTES para la crema pastelera: 
- 1 taza y media de leche desnatada
- ralladura de un limón
- 3 cucharadas rasas de maicena
- 5 cucharadas de azúcar
- 1 huevo batido

ELABORACIÓN:
  • Prepara todos los igrendientes de la masa en tu encimera. Coloca un cazo grande en el fuego y añádelos todos salvo la harina, los huevos y las claras. Mezcla muy bien y cuando hierva añade de un golpe la harina. Mezcla bien y deja enfriar.

  • Ahora, prepararemos la CREMA:
  1. Calienta una taza de leche con la ralladura de un limón.
  2. Diluye la maicena en media taza de leche fría, junto al azúcar y un huevo batido.
  3. Cuando la leche del cazo hierva, añade la mezcla anterior y cuece durante 5 minutos sin dejar de remover. 
  4. Deja enfríar y sigue con el resto de pasos ;)

  • Para finalizar la masa: cuando esté templada ve añadiendo uno a uno los huevos (y mezclándolos progresivamente) y por último las dos claras. El resultado será una masa muy suave y más bien líquida.
  • Con dos cucharas de postre ve preparando montoncitos y colócalos sobre la bandeja de horno (con papel de horno para que no se peguen). Mételos en el horno a 200ºC hasta que estén dorados (tardarán unos 30-40 minutos). 
  • Una vez estén fríos, cógelos de uno en uno y con una manga pastelera (nosotros compramos una muy chula en IKEA) o bien una jeringa de plástico grande, ve relleándolos de crema fría por uno de los extremos. 

Uy!! ¡Se me olvidaba!
La glasa que lleva por encima (es opcional, a mí me gusta más sin nada) está hecha con 1 cucharada de leche desnatada y 100 g de azúcar glas. Al mezclarlo se forma una crema suave y blanca (si veis que está demasiado dura añadid unas gotitas más de leche). Una vez mezclado tendréis que dejar caer un poquito de glasa por encima de cada petit choux con una cucharita , y ¡listos para disfrutar! ♥


martes, 12 de abril de 2016

Nutrición en el embarazo

El embarazo es una etapa fisiológica de las mujeres que requiere unas necesidades nutricionales específicas porque desde el momento en que la mujer queda embarazada, se producen ciertos cambios en su organismo para lograr un crecimiento y desarrollo fetal óptimo.

Es por ello que se necesita una alimentación adecuada en la gestación, dando todos los nutrientes necesarios para cubrir esta etapa, que va evolucionando hasta llegar a los 9 meses, cuando ocurre el parto. Así evitaremos posibles malformaciones congénitas, disminución del peso o la talla así como enfermedades maternas.


¿TIENES NÁUSEAS Y VÓMITOS?

Lo mejor que se puede hacer en esta fase es llevar una dieta baja en grasa y muy fraccionada, comiendo poca cantidad cada dos horas aproximadamente y evitando alimentos cuyo olor sea muy fuerte o provoque náuseas.
Y, por supuesto, aumentar el consumo de agua y líquidos para la reposición de los electrolitos. Siempre hay que prevenir una posible deshidratación.






ESTREÑIMIENTO

Otra de las situaciones es esta, casi en todos los embarazos se da el estreñimiento. Para evitarlo o mejorarlo, debemos tomar fruta, alimentos integrales así como verduras y mucha agua. Siempre acompañándolo en cierta medida de actividad física ligera – moderada, ya que ayuda a los movimientos intestinales.

En caso de existir hemorroides, éstas mejoran al hacerlo el estreñimiento, así como restringiendo las grasas, picantes, especias y alcohol.





¿ERES DIABÉTICA?

Si tienes Diabetes, habrá que hacer dos cosas. La primera es llevar un control más exhaustivo de los niveles de glucemia, y la segunda y no menos importante, vigilar el aumento del peso de manera más estricta.

Si no eres diabética, hay riesgo de poder padecerla de manera gestacional, es decir, transitoria. Pero no te preocupes, no ocurre siempre. Y si ocurre, se lleva de manera controlada para que el embarazo sea lo más saludable posible.



¿CUÁNTO DEBO COMER?
Llevamos toda la vida escuchando eso de que en el embarazo “hay que comer por dos”, algo un poco exagerado ya que no tenemos que alimentar a alguien con nuestras mismas necesidades energéticas, ¿no? 
Bien, lo que sí es cierto claramente, es que hay que aumentar las calorías totales de la dieta, atendiendo a los porcentajes de macronutrientes (grasas, proteínas e hidratos de carbono). 
Este aumento puede ser de unas 250/400 Kcal más del consumo habitual de esa mujer en cuestión (sobre todo a partir de la segunda mitad del embarazo).

Es decir, si una mujer que necesita 2000 Kcal se queda embarazada, pasará a necesitar unas 2400 Kcal para que su organismo tenga suficiente energía en el embarazo.








¿CÓMO DEBO COMER?

Se debe comer variado y equilibrado sin hacer una dieta especial ni estricta, pero sí teniendo en cuenta ciertos aspectos. Son los siguientes:
  • Bajar o evitar el consumo de grasas saturadas y colesterol, así como el de azúcares simples (de absorción rápida).
  • Evitar café y té, alcohol, tabaco y otras drogas.
  • Evitar el consumo de fiambre o de alimentos crudos o poco cocinados.


¿ACTIVIDAD FÍSICA SÍ O NO?

Por supuesto que SÍ. Siempre que se pueda, sí. Beneficia a la madre ya que se gana menos peso, hay menos dolor lumbar, mejora la tensión arterial, mejora el estreñimiento, mejora el ánimo… 

Eso sí, no hay que confundirlo con mejorar la CONDICIÓN FÍSICA, al igual que no es buen momento para entrenar o competir.

Además, realizar ejercicio en la gestación parece que produce un mejor desarrollo psicomotor y maduración nerviosa en los hijos.





EJERCICIOS ACONSEJADOS Y DESACONSEJADOS

Pueden realizarse ejercicios suaves como los que existen en las clases de premamás, tanto en gimnasio como en piscina, donde la clase está adecuada a los meses de gestación haciendo que la actividad sea amena y divertida.

Salir a pasear, nadar y montar en bicicleta pueden ser las mejores opciones, de manera no violenta.

Como ejercicios desaconsejados:

En primer lugar, evitar los ejercicios en los que pueda haber pérdida de equilibrio.

Evitar deportes o ejercicios de contacto, donde pueda haber golpes o movimientos bruscos.

Deben evitarse las posiciones continuadas, mucho rato de pié o mucho rato sentada. Es aconsejable cambiar de postura varias veces cada cierto tiempo, evitando malas posturas y dolores musculares.


¿CUÁNTO PESO GANARÉ?

Normalmente, en un embarazo saludable se ganan entre 7,5-12 Kg, viéndose habitualmente que la mayor ganancia de peso se da a partir de la semana 20 de gestación.

Que no cunda el pánico, estos kilos van a ir bajando una vez se da a luz, sobre todo si eres lactante, cosa que me parece lo más aconsejable y natural. Hablaré sobre la lactancia materna en breve… Así que esto es todo por hoy.



¡Enhorabuena a las mujeres que estéis embarazadas! Espero que os sirvan estos pequeños consejos :)

¡Hasta pronto!


Bibliografía:
En algunas partes de este artículo me he ayudado de dos libros:

Mataix Verdú J. Tratado de Alimentación y Nutrición 2: Situaciones fisiológicas y patológicas. Barcelona: Editorial Océano; 2009. p 1063-1083.


M. Requejo, M. Ortega, R. Nutriguía. Madrid: Ed. Complutense; 2000. p. 62-66.




jueves, 7 de abril de 2016

La lista de la compra

Buenos días, amigos :) 

Esta semana hablábamos de la importancia de elegir bien una dieta. Concretamente os dábamos las claves para que "una dieta" no sea solo una etapa en vuestra vida, sino el comienzo de una nueva forma de alimentarse. El inicio del resto de vuestra vida: en la que os cuidaréis aprendiendo a organizaros, a cocinar fácil y rico y a disfrutar de los alimentos sin miedo y con cabeza.

Para seguir en esa línea hoy os proponemos algo muy sencillo (de tan simple parece una bobada, pero no lo es): hacer una lista de la compra saludable.

Todas las encuestas nos muestran que cuando alguien va a hacer la compra "de memoria" acaba comprando un montón de cosas que en realidad no necesita. Y además de gastar dinero innecesariamente, el perfil de los alimentos que compra, empeora. Se compran más "guarrerías" tipo snacks, galletas, bollería, comida precocinada, refrescos...
Sin embargo, cuando llevamos anotadas las cosas que necesitamos comprar somos más cuidadosos, gastamos menos y compramos de forma saludable. 
Así que para facilitaros esta primera labor organizativa, hoy os proporcionamos una lista de la compra imprimible :) 
Si os gusta, nada más tenéis que pinchar en la imagen y guardarla en vuestro ordenador. Después podéis imprimirla tantas veces como necesitéis. 

Lista de la compra ALEA





***

Como muchas personas nos escriben para preguntarnos cómo podríamos ayudarles, dejo la información aquí mismo:
Nuestra clínica en Salamanca está en la Plaza Gabriel y Galán 1, 1º izda: ALEA Consulta dietética.
Y también podemos ayudaros gracias a nuestra página web (www.aleadiets.com
Y a través de nuestro libro: La dieta ALEA.

***


martes, 5 de abril de 2016

Vuelta a la rutina

¡Benditos días libres! Cuánto bien nos hacen, ¿verdad? Con el ritmo de vida que llevamos actualmente es necesario parar unos pocos días a coger aliento.
Ahora, con las pilas cargadas a tope, empezamos una etapa muy bonita del año: la primavera, el preverano, esos días en los que cada vez hay más luz, menos frío y más verde por los jardines. 

Y esta época es la elegida por muchas personas para empezar su dieta.
Hoy queremos contaros cómo debería ser una buena dieta. Porque no queremos que nadie os prohíba alimentos, ni que os den productos a cambio de comidas o cenas. Vamos a explicaros cómo hacer las cosas bien. 

Exacto, no nos obliga a dejar ciertos alimentos porque realmente no hay alimentos prohibidos. Hay alimentos más o menos saludables, de los que podemos tomar más o menos cantidad y en mayor o menor frecuencia.
Pero que no te quiten la pasta, ni el arroz, ni las legumbres. Todos los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos deberían aportarnos más de la mitad de la energía que necesitamos al día para vivir. 
Una buena dieta te enseñará cuál es la ración que te corresponde y te mostrará cuántas veces por semana debes tomar cada alimento.

No, porque no nos muestran qué hacíamos mal. 
Pongamos un ejemplo: si nuestro problema está en las cenas, tomar un batido sustitutivo no hará que aprendemos a alimentarnos bien cada noche. Podremos tomar batidos una temporada, pero ¿qué pasará cuando los dejemos? Muy sencillo (y triste) volveremos a hacer mal esas cenas y recuperaremos los kilos adelgazados.
Los productos adelgazantes son "pan para hoy y hambre para mañana". 
Si apuestas por cambiar las cosas que te han llevado al sobrepeso estarás derribando el problema desde la base, no poniéndole parches. 

No estoy de broma. Una dieta bien elaborada hará que la persona que la sigue se sienta saciada y sin ansiedad cada día. 
Una dieta mal planificada (o una dieta que no es para nosotros, como las típicas de revistas, o de webs en donde podemos conseguir una dieta gratis) hará que la persona lo pase mal y encima casi nunca logrará su objetivo (porque al estar hambriento o ansioso acabará dejándolo por imposible).
Un profesional buscará vuestros errores alimenticios  y os ayudará a corregirlos de forma sencilla para que podáis mantener las nuevas costumbres a lo largo del tiempo.

Justamente: una buena dieta (equilibrada, variada y personalizada) nos ayudará a...
- Decir adiós a los hábitos que nos llevaron a los kilos de más.
- Nos hará bajar de peso de forma saludable con nuevos hábitos nutricionales.
- Y al cambiar nuestras costumbres por unas mejores nos ayudará a mantener el peso en el futuro. 

Esto es importantísimo.
Si una dieta no está bien planificada sufriremos carencias de nutrientes que pueden acarrearnos serios problemas de salud. 
Y también tenemos el caso contrario: que aporte demasiados nutrientes. Por ejemplo, las dietas hiperproteícas nos atiborran -literalmente- a proteínas haciendo que nuestros riñones e hígado trabajen en exceso con el consiguiente sufrimiento hepático y renal.
De nuevo será el Dietista-Nutricionista el responsable de calcular la ingesta necesaria de nutrientes para asegurar que la persona esté correctamente nutrida cada día de la semana. 

Igual de importante que lo anterior:
Si la dieta es demasiado restrictiva no llegará a cubrir nuestras necesidades energéticas mínimas y podríamos sentir mareos, debilidad, fatiga...
Si por el contrario la dieta aporta más energía (más calorías) de las que necesitamos el ritmo de pérdida de peso será muy lento (o nulo) y perderemos el interés en hacer dieta. 


Amigos, como veis, elaborar una dieta personalizada es un trabajo laborioso, complicado y que solo las personas cualificadas pueden llevar a cabo. Huid de lugares en donde os den dietas ya impresas, o sacadas de internet (que los hay), huid también cuando os hablen de pruebas de alimentos, de productos y demás métodos milagrosos. Todos ellos son condenados por el Ministerio de Sanidad Español. 
Apostad por el sentido común :) Hay que comer de todo, todos los días para estar sanos. Y estando a dieta, también. 


***

Como muchas personas nos escriben para preguntarnos cómo podríamos ayudarles, dejo la información aquí mismo:
Nuestra clínica en Salamanca está en la Plaza Gabriel y Galán 1, 1º izda: ALEA Consulta dietética.
Y también podemos ayudaros gracias a nuestra página web (www.aleadiets.com
Y a través de nuestro libro: La dieta ALEA.

***