jueves, 29 de septiembre de 2016

Cazuela de macarrones con champiñones y queso fundido

¡Buenos días, queridos lectores! 

Aquí estamos un jueves más dispuestos a aportar nuestro granito de arena en el mundo de las recetas saludables.
Hoy os proponemos una forma de cocinar pasta distinta y sorprendente. Se trata de cocer todos los ingredientes a la vez (y no la pasta por separado). De esa forma los macarrones absorberán el sabor del resto de alimentos. Con la cantidad adecuada de agua quedarán en su punto y encima ahorraréis tiempo en la cocina. 
Además utilizaremos champiñones de temporada, ¿habéis visto lo bonitos que están en las fruterías? 
¡Vamos allá! 



Ingredientes para la comida (PLATO ÚNICO):

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Macarrones40 g60 g 80 g100 g
Pimiento rojo40 g50 g 60 g70 g
Cebolla40 g50 g 60 g70 g
AjoUn pedacitoUn pedacitoUn pedacitoUn pedacito
Champiñones100 g120 g140 g160 g
Aceite de oliva virgen extra1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. sopera1 cuch. sopera
Tomate frito2 cuch. de postre2 cuch. de postre3 cuch. de postre3 cuch. de postre
Queso desnatado
o bien
Atún al natural
60 g

1 latita
80 g

2 latitas
100 g

2 latitas *
120 g

2 latitas **

* El plan 3 además tomará 20 g de pan.
** El plan 4 además tomará 30 g de pan.


Elaboración:

TRUCO: para poner el agua justa echa los macarrones crudos dentro de un vaso y quédate con el volumen que ocupan. Tendrás que cocinar con dos veces de agua.

  1. Parte la cebolla y el pimiento en cuadraditos. Parte los champiñones al tamaño que prefieras. 
  2. Yo rehogué estas verduras durante unos minutos en la sartén en la que preparé la receta, pero si quieres pasar de este paso, ve al siguiente ;) 
  3. Añade los macarrones crudos, una pizca de sal, un poquito de pimienta negra y un puñadín de orégano. Añade el doble de volumen del agua del que ocupan los macarrones y deja cocer a fuego medio hasta que el agua se consuma. 
  4. Justo antes de retirarlo del fuego añade los pedacitos de queso por encima y déjale unos minutos para que se derritan.





Muchas más recetas equilibradas, ricas y ligeras... AQUÍ



martes, 27 de septiembre de 2016

¿Contar calorías? Sí y no

Buenos días, amigos :) 

Hoy vamos a tratar un tema al que llevábamos dándole vueltas un tiempo y que resulta algo polémico. ¿Debemos contar calorías? ¿Es bueno hacerlo siempre o solo cuando se está a dieta? ¿Es mejor no hacerlo nunca?



Pues como todo en esta vida, para nosotros el sentido común nos dará la respuesta: no es todo o blanco o negro. En la escala de grises encontramos las mejores respuestas.


Contar calorías: NO 
Porque no debemos obsesionarnos con los números. Hemos conocido a lo largo de estos años a algunas personas que llevaban un control férreo de lo que comían y bebían cada día. De forma que iban sumando las calorías de las raciones para comprobar si se pasaban o no. 
Creemos que esto es un exceso. Es un agobio más para la vida estresante que llevamos y pensamos que no es necesario controlar tan milimétricamente esos datos.

Contar calorías: SÍ
Porque debemos ser conscientes de lo que comemos. 
Os contaré una pequeña anécdota (no se lo digáis a nadie, esto queda aquí, ¿vale?). Hace unos días fui a la frutería de mi barrio y había una cola considerable. Yo no había podido merendar y ya casi era la hora de cenar... Mientras esperaba me fijé en una de esas estanterías de colores repleta de bollería. Parecía que las raquetas y los pepitos me llamaban a gritos... Y me acerqué a ellos. 
Cogí lo que más me llamó la atención (unas ensaimadas muy bonitas) y con remordimiento di la vuelta al paquete para revisar las grasas y azúcares que aportaba cada dulce. 
Resulta que cada pieza, en calorías, equivalía a casi dos de mis cenas normales. Y no os cuento el horror que sentí al ver las grasas saturadas y azúcares simples (creo que me subió el colesterol solo de pensarlo)...
Dejé las ensaimadas allí, junto a los pepitos y las raquetas. 
Y un rato después cargué tres bolsas repletas de hortalizas y fruta.



CONCLUSIÓN:
Tenemos la desgracia de vivir en un país en donde la cultura nutricional ha ocupado segundos y terceros puestos siempre. Es por eso que muchas personas no valoran la importancia de comer bien, de elegir alimentos sanos y de planificar las comidas y cenas con antelación.
Somos lo que comemos, nuestra salud depende de nuestra alimentación. Por ello os animamos a aprender sobre el tema.
Está bien saber cuántas calorías debe aportar un postre lácteo, o cómo debe ser una cena equilibrada, o saber qué ración de pasta nos corresponde, o cada cuánto podemos tomar una pieza de bollería. Pero no está bien caer en la obsesión. 

De aquí a diciembre vamos a escribir una serie de artículos en donde haremos un repaso muy completo a los aspectos fundamentales de la buena alimentación. 
Estos serán los puntos a tratar (iremos colocando los enlaces a medida que colguemos los artículos):


Desayuno: que no falte
Almuerzo y meriendas saludables y fáciles
¿Cómo hacer comidas y cenas equilibradas?
¿Sabes cuáles deben ser tus raciones?
Fibra, minerales y vitaminas
¿Por qué nunca hay que dejar de tomar hidratos de carbono complejos?
¿Cuántas proteínas debemos tomar?
Postre: los mejores son...



Si echas de menos algún tema, ¿a qué esperas? ¡Pregúntanoslo! :) 




jueves, 22 de septiembre de 2016

Lenguado con champiñones y crema de leche

¡Muy buenos días! 

Curiosamente ayer mismo una chica nos decía a través de Instagram que uno de sus platos favoritos del libro La dieta ALEA era el que hoy vamos a mostraros. Y es que para nosotros también es un de los mejores. Es muy completo, resultón y encima facilísimo de hacer. ¡Vamos allá! 

Lenguado con champiñones y crema de leche



LENGUADO CON CHAMPIÑONES Y CREMA DE LECHE
INGREDIENTES
CANTIDADES SEGÚN EL PLAN
PLAN 1
PLAN 2
PLAN 3
PLAN 4
Lenguado
100 g
110 g
160 g
170 g
Aceite de oliva
½ cuch.
½ cuch.
½ cuch.
½ cuch.
Champiñones
120 g
140 g
160 g
180 g
Cebolla
20 g
40 g
50 g
60 g
Leche desnatada
1/3 vaso
1/3 vaso
½ vaso
½ vaso
Pan
15 g
20 g
25 g
30 g
Con esta receta te chuparás los dedos…
  1. El primer paso es preparar los champiñones troceados en una sartén antiadherente con el aceite caliente y la cebolla picadita.
  2. Añade sal y una pizca de nuez moscada. Cuando estén listos, retira del fuego y reserva.
  3. Prepara el lenguado en la misma sartén (sin añadir más aceite) a fuego medio. Aderézalo con una pizca de sal y otro poquito de nuez moscada.
  4. Cuando esté listo, vierte los champiñones de nuevo a la sartén y echa la leche desnatada indicada. Deja que la salsa reduzca y sírvelo bien caliente.
POSTRE

Aquí unas imágenes de la elaboración, en la que hice un pequeño cambio para la presentación final:


Primero rehogué las verduras. Cuando estuvieron listas añadí la leche directamente (sin el pescado).


La cremosidad conseguida es flipante.


Preparé el lenguado en la misma sartén una vez retiré los champiñones. Y por último utilicé un aro de cocina para emplatarlo tal como lo veis un poquito más abajo :) 


martes, 20 de septiembre de 2016

Crónica del Congreso Internacional de Dietética (Granada 2016)

¡Buenos días de nuevo queridos lectores!

Hace unos días estuve en el ICD 2016 en Granada, las siglas vienen de International Congress of Dietetics, es decir, nos reunimos en el Palacio de Congresos de Granada más de 50 países de todo el mundo celebrando el 17º Congreso Internacional de Dietética, donde estuvimos más de 1400 profesionales de la salud, la gran mayoría Dietistas – Nutricionistas.



La verdad es que ha sido una experiencia enriquecedora, acudí a diferentes ponencias entre el 7,8 y 9 de Septiembre y el objetivo y lema de este congreso era la alimentación sostenible, así pues, disfrutamos del estreno de la película SustainablEating en la que podía verse cómo estamos terminando con los recursos de nuestro planeta por no realizar una alimentación sostenible y, por otra parte, también dejaba ver cómo muchos otros trabajan día a día como lo hacían antaño, pero aprovechando la evolución de la tecnología en nuestros días para hacer que sí sea una alimentación sostenible. 
En definitiva, una película que hace ver al espectador que uno y uno por uno, podemos ir cambiando nuestra manera de comer, comprar y elegir los productos, minimizando el daño medioambiental. 


Quizá os preguntéis cuál es la ruta a seguir para hacerlo un poquito mejor, pues bien, podríamos empezar eligiendo productos cerca de nuestra zona, que no hayan tenido que hacerse un montón de kilómetros hasta llegar a nuestro supermercado, que no hayan sufrido un viaje tan largo y que no se haya gastado combustible en ese barco o avión para transportarlo, aumentando así la contaminación… y que además, si ese producto se produce en nuestro propio país, termine tirándose literalmente a la basura…Interesante, ¿no?

Otro ejemplo sería disminuir el consumo de carne, dejando atrás temas de ideología, alergias, enfermedades o preferencias, y centrándonos en nuestro planeta y, en definitiva, en nosotros y en los que vendrán después. Alimentar a los animales, darles un lugar donde vivir, darles de beber, los procesos después de su sacrificio, la producción del género… todo ello tiene unos costes elevadísimos, mucho más elevados que plantar y regar vegetales y abonarlos de forma sostenible. En este apartado también me gustaría añadir la importancia de los alimentos procesados a los que se le añaden grasas procedentes de animales, que hacen que el producto tenga un alto contenido calórico.

Con esto, no quiero decir que no se coma carne, si no que, al reducir su ingesta en la semana, estamos contribuyendo de manera directa a que se sacrifiquen menos animales y se gaste menos dinero en ello.

Con pequeños gestos, cada uno de nosotros podemos hacer que la situación vaya cambiando, si empieza a verse en los supermercados que no se compra un producto u otro, se adaptarán a lo que nosotros como consumidores queramos, por ello, tenemos una parte del poder en nuestras manos y es importante que la sepamos usar ;)


Aunque el congreso giraba entorno a este tema tan importante, las ponencias fueron variadas, las que más me llamaron la atención fueron algunas como “Alimentación sostenible y enfermedades no contagiosas”, “Coste medioambiental de producir comida”,”Dietas vegetarianas y riesgo de enfermedad” así como “la actividad física y el deporte, revisión guiada en la práctica dietética” “Regulación de la profesión del dietista-nutricionista”… Aquí me gustaría añadir la gran participación y el movimiento que está habiendo por parte de todos los que intentamos que se reconozca y se dé la importancia que tenemos en cuanto a salud, creando planes y convenios, ayudándonos unos a otros para poder crecer como profesionales de la salud y tener cabida en el Sistema Nacional de Salud de España.

Acudí a muchas más ponencias que me aportaron mucho como persona y como profesional de la dietética y la nutrición. No sólo es ir a escuchar, es ir y conocer gente, hablar con diferentes personas de la otra parte del mundo y ver sus puntos de vista, cómo trabajan, cómo mejoran, cómo ven la situación de forma global.

En definitiva, todos buscamos lo mismo y todos queremos que mejore la alimentación, que haya mejores planes de intervención desde los primeros años de vida en los colegios y que se promueva que una buena alimentación junto con una actividad física razonable y adaptada a cada edad y situación, es la clave para estar saludable y tener una mayor calidad de vida.

Esto es todo por hoy, nos leemos pronto ;)




jueves, 15 de septiembre de 2016

Una receta de pisto, dos maneras de tomarlo

¡Muy buenos días, amigos! 

Muchos de vosotros nos contáis que es época de tener la despensa y el congelador a tope de hortalizas que vosotros mismos habéis cultivado durante los meses de verano. Las casas se llenan de calabacines, tomates, cebollas, pimientos, judías verdes... Por eso, para ir dando salida a estos alimentos hoy os vamos a contar cómo preparar un pisto super jugoso y sabroso y cómo aprovecharlo en dos recetas diferentes. Una para comer y otra para cenar :) 

Pisto con huevos revueltos (PARA CENAR)

Macarrones con mozzarella y pisto (PARA COMER)






Vamos allá con los detalles:
Empezamos por la receta para el pisto con las cantidades de cada plan :) 
Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Aceite de oliva virgen extra1 cucharada de postre1 cucharada de postre 1 cucharada sopera1 cucharada sopera
Cebolla40 450 g60 g70 g
Pimiento rojo o verde40 g50 g60 g70 g
Calabacín sin piel200 g250 g300 g350 g
Tomate fresco maduro150 g200 g250 g300 g

Elaboración:
1. Elige una buena sartén antiadherente y calienta el aceite. Añade la cebolla y el pimiento picados en cuadraditos.
2. Cuando los veas dorados (y desprendan ese olor tan rico...) añade el calabacín troceado en tacos y da unas vueltas. Pon a punto de sal y mantelo así unos 3-4 minutos.
3. Pasado ese tiempo añade el tomate troceado (si no te gusta la piel, lo puedes pelar previamente), rectifica de sal si es necesario y deja cocinar a fuego medio/lento durante unos 15-17 minutos.

Con esta base de pisto (que puedes dejar en la nevera o incluso en el congelador) podrás preparar comidas y cenas muy completas en pocos minutos.



Hoy os damos dos ideas, la primera es para comer. Se trata de unos macarrones con mozzarella y pisto que podrían servir como plato único en la comida:


El pisto anterior más...

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Macarrones40 g60 g 80 g100 g
Mozzarella (mejor si es light)40 g60 g 80 g100 g




Y ahora os indicamos cómo podríamos usar el pisto para una cena estupenda: Huevos revueltos con pisto. 


El pisto anterior más...

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Huevos1223
Pan15 g20 g 25 g30 g


Si os ha gustado echad un vistazo a la sección RECETAS RICAS DE DIETA.
Y si queréis más, nuestro libro, La dieta ALEA, está a la venta en librerías.
Por último nos tenéis disponibles para echaros una mano en ALEA Consulta dietética (Salamanca) y en aleaDIETS :) 
¡Feliz día! 



  


martes, 13 de septiembre de 2016

Adelgazar con un libro

¡Buenos días, amigos! 

Hace una semana que hemos inaugurado este "curso". Tenemos en el tintero un montón de artículos interesantes para compartir con vosotros, pero hoy nos hacía muchísima ilusión poder mostraros la siguiente experiencia. 
Vais a conocer a una chica que se topó con nuestro libro, lo leyó, siguió la dieta y las recomendaciones incluidas en él y cambio su vida. 

Estaba tan emocionada con el cambio que nos escribió en privado para contárnoslo. Y lo mejor (¡lo más!) es que nos envió unas fotografías para enseñarnos el antes y el después. Pero rectifico, eso no fue lo mejor, ni mucho menos. Lo mejor es que quiso compartir su caso con todos vosotros así que... aquí la tenéis: 



1. Hola Arancha, por favor, cuéntanos a qué te dedicas, cuántos años tienes…etc. Háblanos un poquito de quién eres para ponernos en situación. 

Tengo 39 años. Soy diseñadora gráfica y desde hace dos años estoy en paro. Estoy casada y tengo dos niñas una de 7 años y otra de 15 meses. 



2. ¿Cómo ha cambiado tu peso a lo largo de los años? (Es decir: ¿fuiste una niña delgadita o gordita? ¿Cambiaste mucho durante la adolescencia?)

Siempre fue una niña bastante ancha. Desde pequeña tenía mucha anchura en tripa y caderas, además soy bastante alta y se me veía “grande”. En mi adolescencia ensanché aún más siempre he sido de tendencia a engordar o más bien a ensanchar.

3. ¿Sería capaz de identificar qué te llevó a pesar más kilos de los que querías?

Mi proceso ha sido evolutivo. Desde que empecé a trabajar en mi último trabajo (el cuál ha sido realmente el causante de todos mis males) empecé con una serie de problemas tipo ansiedad, depresión que me obligaron a tomar una medicación que hizo que engordara bastante, unido a que mi apetito se vio aumentado y que además me quedé embarazada de mi primera hija engordando casi 16 kilos. 
Después de dar a luz los problemas en el trabajo aumentaron considerablemente, yo no podía pasar todo el tiempo que quería con mi hija y eso me hizo entrar de nuevo en un estado de ansiedad y dejé de comer, sí perdí mucho peso pero no de manera sana. 
En el año 2013 me detectaron una patología en las manos que me impedía trabajar, cosa muy grave en una diseñadora gráfica como yo, la cosa en mi trabajo empeoró y yo otra vez mal y otra vez a coger peso. 
Por fin en el año 2014 y después de un largo proceso, fue despedida y entonces fue mi oportunidad de oro (que antes no había podido ni plantearme) para quedarme de nuevo embarazada. En este nuevo embarazo volví a engordar 15 kilos. Al dar a luz me quedé solo con 6 kilos extras pero llegó la lactancia (la cual aún continuo sin ningún problema en mi peso) y empecé a comer como si no hubiera mañana ¡¡madre mía lo que comía!!, a mí, que no me gusta mucho el dulce y devoraba donuts, magdalenas, membrillo... una locura visto ahora con la visión actual que tengo de una dieta sana. 
Engordé otros 17 kilos con lo que me puse con 77 kilos, lo peor es que por más que lo intentaba no lograba bajarlos, lo estaba haciendo muy mal.



4. ¿Habías hecho dieta alguna vez? Si sí, ¿cómo era(n)?

Sí recuerdo haber hecho dieta alguna vez pero me sirvió de poco, perdí peso muy rápido y también lo recuperé muy rápido. Recuerdo que no podía comer casi de nada. Mucha carne cosa horrible para mí que no como carne, ensalada y poco más, horrible.



5. ¿Qué te impulsó a comprar nuestro libro? 

Pues creo recordar que entré en Instragram y vi el comentario de alguien que le estaba ayudando mucho vuestra dieta, investigué un poco y me pareció maravillosa, rápidamente me compré el libro y entonces ya si que no me lo podía creer y sobre todo no pensé que fuera tan fácil y que yo fuera capaz.



6. ¿Lo cogiste con ganas o pensaste que sería una intentona más…?

Esta vez lo cogí con muchas ganas, no sé, algo me decía que esta vez iba a ser la definitiva que si que podía tener el cuerpo que siempre había querido.




7. ¿Qué fue lo que más te gustó? ¿Y lo que más valoras?

Lo que más me gustó la variedad de alimentos que puedes comer, no es la típica dieta de nada pasta, nada pan, nada arroz, comes de todo y muy variado y encima nos enseñáis a cocinar. Y lo que más valoro es que no solo es una dieta, es una forma de enseñar a la gente a comer sano de por vida.



8. ¿Y lo que menos te gustó? ¿Cambiarías alguna cosa?

Realmente no puedo decir nada que no me gustara. Si tengo que decir alguna cosa quizás que al principio hay que pesar todos los alimentos pero llega un momento que ya lo haces de manera automática y no cuesta nada.



9. Nuestro libro está enfocado no como una dieta para una temporada, sino como un manual de buena alimentación. Por ello, ¿crees que serás capaz de mantener estos hábitos de aquí en adelante?

No solo lo creo sino que lo he podido comprobar. Mira, me puse como meta para mi objetivo el día 1 de julio que me iba de vacaciones con amigos, bueno pues al volver me había mantenido perfectamente en mi peso y actualmente he vuelto a perder peso siguiendo una forma de alimentación sana y equilibrada, actualmente estoy en 59,100.





10. Arancha, cuéntanos todo lo que desees que no te hayamos preguntado. A veces cuando uno tiene libertad para hablar surgen las cosas más importantes :)
Tengo que decir que nunca en mi vida me he sentido como actualmente, ¡¡me encuentro tan bien físicamente¡¡ Ya no solo por la estética, que tengo que decir que sí por qué negarlo, sino porque la gente me lo nota en la cara no solo la pérdida de peso sino la cara de felicidad que tengo. 
Mi único miedo era volver a estar como antes y coger peso cuando dejara mi dieta pero no ha sido así porque mantengo una alimentación sana comiendo de todo, por eso se la recomiendo a todo el mundo sobre todo a los que son tan escépticos con las dietas. 
También decir que aunque yo haya hecho mi dieta a través de vuestro libro, me habéis ayudado en todo lo que habéis podido resolviendo mis dudas desde el principio vía online por eso solo puedo decir gracias.




Arancha, ¡mil gracias a ti! Sabemos que muchas personas están teniendo muy buenos resultados con el libro, pero tú eres la primera a la que le hemos puesto "cara". Muchísimas gracias, de corazón, por habernos dedicado tu tiempo por regalarnos esta magnífica experiencia. 



miércoles, 7 de septiembre de 2016

Tallarines con salsa de aguacate y nueces

Hace unos días os asegurábamos que veníamos con las pilas cargadas, la mente ágil y un montón de proyectos muy interesantes en el tintero.
Hoy, a pesar de que no es jueves (día habitual de las recetas), comenzamos la tanda de recetas ligeras y ricas con una espectacular que haréis en menos de lo que tarda una ración de pasta en cocer. La adelantamos porque mañana es día de fiesta en nuestra ciudad así que preferimos compartirla antes que diferirla. 

Se trata de unos tallarines con una salsa tipo pesto hecha con aguacate y nueces. Un plato rico en grasas saludables (llevan las adecuadas, ni más ni menos) ideal para tomar en la comida como plato único. Vamos allá:



Ingredientes para la comida (PLATO ÚNICO):

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Tallarines40 g60 g 80 g100 g
Nueces 4567
Aguacate1/41/41/21/2
AjoUn pedacitoUn pedacitoUn pedacitoUn pedacito
Albahaca (mejor fresca)Un puñadoUn puñadoUn puñadoUn puñado
Queso semicurado20 g30 g40 g50 g


Elaboración:

  1. Cuece los tallarines en agua con sal.
  2. Dispón el resto de ingredientes (salvo el queso y una o dos nueces que puedes reservar para decorar al final) dentro de un vaso de batir (o del robot de cocina). Pásalo por la batidora hasta que te quede una cremita suave.
  3. Escurre bien la pasta y mézclala con la salsa de aguacate y nueces. Decora con una o dos nueces picaditas por encima y el queso rallado. Sirve caliente y disfruta...




  


martes, 6 de septiembre de 2016

Bienvenido, curso 2016-2017

Amigos, este último curso se nos ha pasado volando entre los dedos... Hace un año justamente estábamos a punto de cerrar la venta de nuestra nueva consulta. Se abría ante nosotros una época de reformas, estrés y muchas decisiones. Era un año clave. 

Antes (octubre de 2015) y después de la obra (enero de 2016) de reforma de la clínica de Salamanca.

Fue el curso en que Jéssica Ramos Ribeiro, Dietista-Nutricionista comenzó a pasar consulta en la clínica de Salamanca y en aleaDIETS. 
Los que la conocéis sabéis que es un encanto de mujer: trabajadora, inteligente, capaz de explicar lo más complicado de forma sencilla... 
El equipo ALEA tras recibir un regalazo ;) 

Seguimos colaborando en prensa, radio y televisión. Y nuestro libro, La dieta ALEA, ¡estrenó su cuarta edición!
Con Silvia Jato en el espacio Saber vivir del programa de TVE1 La mañana. 


Así que cuando llegaron las vacaciones de verano las cogimos con ganas: las sentimos como un oasis precioso. 
Pero ¿sabéis qué? El gusanillo de retomar la actividad y estar en contacto con vosotros empezó a picarnos hace muchos días :) 

Este año regresamos con el cuerpo y la mente renovados, a tope de energía e ilusión por hacer bien las cosas. Y sobre todo, por caminar junto a vosotros durante estos meses y echaros una mano en todo lo que podamos. 

Tenemos en mente (y en marcha) algunos proyectos muy, pero que muy interesantes. Algunos pequeños y otros muy grandes. Poco a poco los iremos compartiendo con vosotros. Porque de hecho, sois la clave de la mayoría ;) 

Este artículo sirve para dar la bienvenida al nuevo curso. Esperamos que sea bonito, tranquilo y rebose metas cumplidas. 

Os deseamos un curso nuevo lleno de alegrías. Y esperamos poder vivirlas a vuestro lado :)
María y Roberto.