martes, 8 de abril de 2014

Smoothies verdes ¿SÍ o NO?

Hace unos días una periodista contactó con nuestro equipo para consultarnos unas dudas acerca de los SMOOTHIES VERDES, bebidas de verduras y frutas que últimamente se han puesto super de moda.




Días después, la asociación "5 al día" nos hacía llegar a los socios un artículo elaborado por su panel de expertos hablando precisamente del tema y llamando la atención sobre su consumo.

Hoy os traemos ambas informaciones: 



EXTRACTO DE LA ENTREVISTA: 

- ¿Les ha hablado alguno/a de sus clientes acerca de los smoothies verdes?
Lo cierto es que el equipo de ALEA los conocíamos desde hace tiempo, pero no ha sido hasta hace unas semanas que un par de chicas nos han preguntado por ellos. En revistas y noticias de la televisión escucharon que era la última moda entre las famosas y que tenían propiedades casi milagrosas: quema grasas, depurativos, nos han llegado a preguntar, si realmente tomar clorofila actúa como una transfusión de sangre fresca...

- ¿Ustedes recomiendan los smoothies verdes? ¿Porqué sí/no?
No los recomendamos de forma sistemática, aunque en algún momento podrían tomarse. Nosotros somos partidarios de llevar a cabo una dieta equilibrada mediterránea que incluya el consumo de al menos cinco raciones enteras de fruta y verdura diarias.
No los recomendamos porque sería simplificar, sería como decir: “no te preocupes por tomar frutas y verduras en tus tomas diarias: come lo que te apetezca y como complemento bebe smoothies verdes.”
Sí que hay que preocuparse por lo que uno come a diario: igual que nos preocupamos, por ejemplo, por nuestra higiene, hemos de preocuparnos por nuestra alimentación. Finalmente, somos lo que comemos.
Por supuesto, no poseen efecto quema grasa ninguno. Y su carácter diurético y depurativo se debe meramente a que se trata de frutas y verduras. Pero esos efectos se consiguen igualmente, por ejemplo, tomando una ensalada variada acompañando tu filete y una ración de fresas en el postre.

- ¿Cómo debemos tomarlos? ¿En qué medida y combinados con qué otros alimentos? ¿Cómo debemos prepararlos?
Buena pregunta: cómo debemos tomarlos. En ningún caso deben sustituir a una comida o cena completa. No, porque no aportan ni suficientes nutrientes ni suficiente energía. Esta situación, podría llevar a una persona a sufrir carencias nutricionales y desvanecimientos por bajada de glucosa en sangre.
Sabiendo que el smoothie como mínimo contiene un 40% de fruta podemos tomarlos como merienda o tentempié a media mañana o como complemento en la comida o la cena. Pero cuidado: no dejar de ser un extra de calorías, y por lo tanto, no son de consumo libre.
Sobre cómo prepararlos, nuestro principal consejo es que se laven muy bien las piezas a consumir. Y mejor consumirlos relativamente frescos que de un día para otro, porque sus vitaminas se preservan durante poco tiempo.




ARTÍCULO DE LA ASOCIACIÓN 5 AL DÍA:

A pesar de lo difundida que están entre la población sus virtudes nutritivas, el consumo de frutas y hortalizas frescas no alcanza la cantidad recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecida, en al menos 5 raciones diarias entre frutas y hortalizas. La población española supera por muy poco los 450 g. Por este motivo, desde la Asociación '5 al día' trabajamos para que la población, especialmente los niños y jóvenes, se beneficien de lo que el consumo diario de frutas y hortalizas frescas, aportan para su salud. En este grupo de edad y entre los padres y madres jóvenes, el consumo de zumos de frutas comerciales o naturales, se presenta como una alternativa para aumentar el consumo de frutas.

Las frutas y hortalizas procesadas (conservas, congeladas, desecadas, zumos, platos preparados, etc.) son un recurso cómodo y eficiente para incluir frutas y hortalizas en nuestra alimentación diaria, pero no deben sustituir sistemáticamente a las frescas. Algo parecido ocurre con los zumos tanto los naturales como los comerciales exprimidos o reconstituidos al 100% (no confundir con los néctares) ya que el efecto que produce el líquido en nuestro cuerpo no es el mismo que cuando se consumen las frutas y hortalizas en estado sólido. Un vaso de zumo en general aporta más azúcar que una ración de fruta, y apenas contiene fibra por lo que también sacia menos que la fruta entera, no obstante, sigue manteniendo un aporte relevante de potasio, vitamina C y ácido fólico, incluso algunos compuestos bioactivos como los carotenos (provitamina A), se absorben con más facilidad que en la fruta u hortaliza de la que proceden. Por eso, en el marzo de 2009, el Comité Científico de la Asociación 5 al día después de valorar la evidencia científica en torno al consumo de zumos, consensuó un documento en que se planteaban las condiciones para integrar el consumo zumos en el marco de una alimentación saludable y que limita a no más de un vaso de zumo al día (150-200ml), la cantidad que podría incluirse en las recomendaciones.
Algunas razones para esta limitación fueron:
  • Los azúcares presentes en los zumos de frutas sean o no exprimidos directos o procedentes de concentrados, se consideran azúcares libres es decir, similares a los del azúcar de mesa o la miel sin embargo, no incluye los azúcares naturalmente presentes en alimentos sólidos como la fruta y las hortalizas.
  • Según la OMS hay que limitar la ingesta de azúcares libres a menos del 10% de la energía total diaria.
  • El consumo medio de azúcares libres representa el 16% de la energía en la dieta infantil europea y el 17% en la de los adolescentes. (EURODIET)
  • Existe una relación probable entre la obesidad y el consumo de azúcar, bebidas azucaradas y zumos de fruta.
  • El consumo de zumos y néctares en España se ha triplicado en los últimos 20 años, tanto dentro como fuera del hogar (Panel consumo 2007).
  • Para disminuir la incidencia de la erosión dental, debe limitarse la cantidad y la frecuencia de consumo de refrescos y zumos de frutas.

Así, desde la Asociación para la promoción del consumo de frutas y hortalizas siguiendo las recomendaciones de su Comité Científico recomienda que, si quieres, puedes tomar no más de un vaso de zumo al día (150-200 ml) y las otras cuatro entre frutas y hortalizas variadas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!! :)