martes, 9 de diciembre de 2014

Turrones sin azúcar, CUIDADO


Desde hace unos años se han puesto de moda los dulces sin azúcar. Y los postres navideños no son una excepción: encontramos mazapanes, polvorones y turrones en los que un texto junto a la marca indica "apto para diabéticos" o "sin azúcares añadidos".






Estos mensajes nos llevan a pensar varias cosas:
  • 1. que no engordan (o al menos, que  engordan mucho menos que la variedad normal). FALSO
  • 2. que son más sanos. FALSO
  • 3. que podemos tomar más cantidad porque son más ligeros. FALSO.
  • 4. como son aptos para diabéticos, los pueden consumir sin miedo a las consecuencias. FALSO


Vamos a explicaros algunos detalles en los que de entrada uno no cae, pero que debe tener presente antes de llevarse un pedazo de turrón a la boca (estas explicaciones son igualmente extensibles al resto de dulces navideños o no).

¿Engordan menos?
Para nada: un turrón de media aporta unas 500 calorías por 100 g. 
Si el turrón lleva fructosa (en lugar del azúcar tradicional) aportará las mismas calorías. La ventaja de la fructosa es que no produce subidas tan fuertes de glucemia, por eso es preferible para las personas que sufren diabetes. 
Si el turrón en vez de azúcar tradicional o fructosa está endulzado con un edulcorante que no aporte calorías, nos encontraremos ante unas 430 calorías por 100 g. Vemos diferencia con respecto al normal, pero no tanta como para pensar que no engorda.

¿Son más sanos?
Lo cierto es que no, porque aunque estén endulzados con edulcorantes sin calorías, aportan la misma cantidad de grasas. El perfil graso de los turrones (y de los polvorones) no es ni de lejos sano... Por eso y por la cantidad de calorías en vehiculizan en una pequeña porción debemos tomar estos dulces de forma puntual. 

¿Podemos tomar más cantidad?
No. Tanto si es la variedad normal como si es la que no contiene azúcar o posee fructosa, debemos cuidar que la ración no sea desmedida.
Una porción de unos 30 gramos es suficiente como para darnos un gusto sin estropear ni nuestro peso ni nuestra salud. 

¿Los diabéticos pueden tomar la cantidad que quieran?
Para nada. Deben hacer caso del mismo consejo que hemos comentado en las lineas superiores: una porción de 30 gramos de vez en cuando será adecuada.
No por estar hechos con fructosa o con edulcorantes sin calorías, están exentos de crear problemas: la cantidad de grasas saturadas y grasas trans elevarán nuestro colesterol y nuestros triglicéridos. 


RESUMIENDO: 
Disfruta de los dulces navideños con cabeza: puedes tomar una ración de forma puntual, pero recuerda que no es bueno abusar de nada. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!! :)