jueves, 28 de mayo de 2015

Alimentación en el embarazo e introducción de alimentos en el bebé (Día nacional de la Nutrición 2015)

ARTÍCULO ACTUALIZADO EL 12/09/2018 (PÁRRAFO FINAL)

Hoy Jueves 28 de Mayo de 2015 es el XIV día nacional de la Nutrición en España.
Cada año se elige un tema a tratar con el que se intenta mejorar los hábitos de la población. Este el elegido es la alimentación durante el embarazo, quizá uno de los que más dudas presenta en los futuros papás. 



Al final de este artículo os dejaremos la imagen del tríptico (ojeadlo si os interesa el tema, es muy completo) y picando sobre ella podréis verlo en PDF con mejor calidad. 

A los profesionales de la Nutrición se nos anima a poner nuestro granito de arena en este propósito y este año, una vez más, lo haremos encantados. 
Nosotros en concreto vamos a ir un poco más allá en el tiempo, y en vez de repetir lo que en el tríptico se explica, vamos a hablar de la alimentación en los bebés y de cómo han de ir introduciéndose los alimentos a medida que el bebé crece. 




Después de su nacimiento, el bebé se alimentará los primeros meses bien mediante leche materna (lo más recomendado) o bien mediante leche de fórmula.

Llegados los 6 meses de vida comenzará el período de transición o de diversificación progresiva (también llamado Beikost), donde empezará a probar alimentos, iniciando así el camino hacia una dieta variada.

La introducción de alimentos diferente a la leche (materna o de fórmula) no ha de hacerse antes de los 6 meses, y hay que seguir unas reglas sencillas al respecto:
  • Hemos de darle el alimento nuevo solo una vez al día. 
  • En pequeña cantidad (una o dos cucharadas). 
  • Iremos incrementando la cantidad poco a poco en días sucesivos hasta alcanzar la cantidad deseada. 
  • Una vez el bebé haya tolerado tras unos días ese alimento podremos introducir otro nuevo, pero no antes. 

Y... ¿en qué orden hemos de ir incorporando los alimentos a la dieta de nuestro bebé? ¿Es importante el orden y los tiempos?

La respuesta es que sí: de cara a evitar futuras alergias y/o intolerancias en el niño o niña, hemos de respetar el siguiente orden en los purés o papillas:

6 meses:
→ Frutas (plátano, manzana, pera, naranja) y verduras trituradas (ojo, no incluir verduras de hoja verde hasta los 9 meses). 
→ Cereales sin gluten (con gluten no han de incluirse hasta los 8 meses). 
→ Carnes magras, cocidas o asadas, rojas o blancas. 
→ Yema de huevo (la clara no ha de incluirse hasta los 12 meses). 


8 meses:
→ Cereales con gluten. 
→ Yogur 


9 meses: 
→ Verduras de hoja verde 


10 meses: 
→ Pescado blanco 


12 meses:
→ Clara de huevo 
→ Leche de vaca 
→ Legumbres 


18 meses: 
→ Pescado azul 


Y un último detalle: hasta el año de vida del bebé, a pesar de ir introduciendo alimentos, hemos de procurar que tome al menos 500 mL de leche materna, o de fórmula, o productos lácteos equivalentes.


Bibliografía: 
Nutrición y dietética clínica, Salas-Salvadó J. Masson, 2008 
Guías alimentarias para la población española. SENC 2001 
Nutrición en el lactante. Mataix Verdú, J. Ergon 2002


ARTÍCULO ACTUALIZADO EL 12/09/2018 

Estas recomendaciones son las que se han dado a la población en España en los últimos años. 
Y aunque correctas, están quedánse obsoletas y están siendo sustituidas por una nueva corriente:

Tanto la ESPGHAN (European Society for Paediatric Gastroenterology Hepatology and Nutrition) como la American Dietetic Association y la American Academy of pediatrics, recomiendan que la alimentación complementaria comience a partir del cuarto mes de vida.

En concreto recomiendan lo siguiente:
  • Hasta el cuarto mes de vida, lactancia materna o de fórmula.
  • Entre los meses 4 y 8, el bebé además de la leche anteriormente indicada, comenzará a probar alimentos de todos los grupos. Los padres y madres deberán tener ciertas precauciones:
    • Los nuevos alimentos irán triturados con una textura suave y más bien líquida al comienzo y se pasará a una textura más rugosa (o con trocitos) a medida que el bebé crezca. 
    • Se probará un alimento nuevo al día y se dejarán pasar entre 2 y 3 días, para ver si ha sentado bien antes de repetirlo y de probar otro nuevo. Si todo va bien, se podrá incorporar a la alimentación diaria.
    • Se tendrá especial cuidado con aquellos alimentos que den alergia a los padres.
  • La leche de vaca y las verduras de hoja verde podrán tomarse a partir de los 12 meses de vida.
  • La bebida de elección será el agua siempre.
  • Se evitarán los zumos, bebidas azucaradas, batidos industriales, bollería y snacks. 
  • La recomendación es no añadir azúcar a ninguna preparación. 
  • Y utilizar sal yodada de forma moderada a partir del año de edad. 

Bibliografía: 
Complementary feeding: a position paper,  ESPGHAN
Guidelines for feeding healhty infants, USDA
Breastfeeding and Solid Foods, American Academy of pediatrics


1 comentario:

  1. La alimentación en los primeros meses de vida de un bebé son esenciales para su desarrollo futuro, tal como indicas su alimentación debe ser variada y un aporte si somos capaces de preparar nosotros mismos las papillas en base a alimentos naturales mucho mejor, aunque a veces el tiempo se nos come y es más fácil abrir un tarro preparado.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!! :)