martes, 16 de diciembre de 2014

Compensar en Navidad

¡Hola amigos! 
Estamos casi a punto de coger unos días libres coincidiendo con la Navidad, pero antes de despedirnos queremos hablaros de algo muy interesante. Algo, que si sabemos cómo hacerlo, puede salvar el resultado de la dieta.
Estamos hablando del concepto de COMPENSAR LOS EXCESOS.



Casi seguro que a todos os viene a la mente la siguiente escena: nos vamos de cena con los amigos, nos pasamos un montón y encima terminamos la noche bebiendo unas copas. Y a todo esto, estamos a dieta. Seguro que lo que muchos harán será que al día siguiente se pondrán a "lechuga y pechuga"... 
O peor: puede que haya habido algunos incautos que hayan llevado a la práctica eso de la "lechuga y pechuga" el día anterior a la salida en cuestión.

Seguro que es una escena que os suena.


Bien, hoy queremos hablaros de cómo compensar bien. Sin hacer burradas que de nada sirven.
Y decimos que no sirven de nada por dos motivos:
  • 1. El que compensa antes de salir a comer o cenar por ahí, llegará con tanta hambre (por lo poco que ha comido las horas o los días anteriores) que se pasará mucho más de lo que habría podido si se hubiera alimentado normalmente.
  • 2. El que compensa después, encima de que lo pasa mal la siguiente jornada generalmente nunca llega a equilibrar la balanza. 

El primer consejo (y además el más eficaz) que podemos daros para que vayáis a la cena o comida con serenidad es que almorcéis o merendéis lo más tarde posible. Es decir, si tenéis una cena con amigos, merendad a eso de las 20:00 o 20:30. De esa forma llegaréis a la cena recién merendados, con el estómago un poco ocupado aún y os será más sencillo cuidaros en la cena. 

Para la cena o la comida, aquí te dejamos el primer post diciembre hablando sobre ello: 


En segundo lugar, el tema de compensar:
Lo más eficaz es hacerlo los días posteriores. Para ello varios consejos:
  • 1. Que tu bebida de elección sea el agua: no aporta calorías (no engorda) y te ayudará a eliminar líquido.
  • 2. Organiza un plan de comidas y cenas ligeras y fáciles de hacer (nuestros pacientes tienen los "días de choque": recetas equilibradas y muy ligeritas).
  • 3. Que tu desayuno tenga: 1 vaso de leche desnatada (con infusión o café), 1 rebanada de pan (2 si eres chico) y 1 pieza de fruta. 
  • 4. Que tu merienda y tu almuerzo sean una pieza de fruta (o dos si eres un chico).
  • 5. Que tus postres sean infusiones (o café) sin azúcar.
Siguiendo estos consejos conseguiréis no pasaros mucho en el evento fuera de casa y además al día siguiente os pondréis en marcha con energía, de forma ligera pero saludable y cogeréis ritmo para seguir con vuestra dieta. 









3 comentarios:

  1. Ay, ay, ay que llega la navidad y la comidas abundantes y pesadas.
    Pero es tan difícil resistirse.
    ¿Como decir que no a esos ricos entrentes, variados platos y, por supuesto riquísimos postres?
    Yo lo intento año tras año pero aún no he conseguido resistirme.

    ¿Algún truquito?

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el post, pero es complicado controlar los excesos en estas fechas!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola María y equipo :)

    Estoy de acuerdo con ustedes. Mañana después de la cena de año nuevo también podemos compensar nuestro cuerpo con vegetales, té, frutas y almendras.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!! :)