martes, 15 de septiembre de 2015

Piedras en el riñón: alimentación y medidas preventivas

¿Tienes tendencia a sufrir cálculos renales? Echa un vistazo a estas recomendaciones, te vendrán muy bien para reducir el riesgo sufrirlos de nuevo :)


Antes de nada… ¿por qué se forman los cálculos?
En la orina se encuentran disueltas diversas sustancias en equilibrio (calcio, ácido úrico, fosfatos…). Cuando ese equilibrio se rompe por diferentes causas (cambios en la acidez de la orina o en el metabolismo de esos compuestos) se forman agregados que van creciendo hasta formar los cálculos o “piedras”.
A esa enfermedad, donde se producen cálculos en el aparato urinario, se le llama “Litiasis renal”, “Nefrolitiasis” o “Piedra en el riñon” más popularmente.



Hay distintos tipos de cálculos según su composición química. Pero hay unas medidas higienico-dietéticas comunes para la litiasis renal, las comentaremos ahora mismo.
(No obstante tras esas pautas os dejamos una tabla en donde se explica en detalle cómo debería ser la alimentación según el tipo de cálculo renal).



Medidas para la prevención de los cálculos renales:


1- Bebe entre 2,5 y 3 litros de agua a lo largo del día. Lo ideal sería dos vasos en cada toma y luego un vaso cada dos tres horas.

2- Mantén un peso adecuado (con eso te podemos ayudar nosotros :)

3- No abuses de la sal.

4- No consumas más de 120-150 g de carne o pescado (en total) al día.

5- Modera mucho la ingesta de azúcares y dulces.

6- Evita o minimiza el consumo de alcohol.

7- Evita altas pérdidas de líquidos (estando bien hidratado siempre, en especial cuando hagas ejercicio o haga mucho calor).

8- Realiza un ejercicio moderado con frecuencia.

9- Duerme lo suficiente.

Si sigues estos consejos tan sencillos y saludables tendrás menos probabilidad de volver a sufrir los dolores que se asocian con los cálculos. Merece la pena, ¿verdad?



Bibliografía:
  • Tratado de Nutrición y Alimentación, José Mataix Verdú.
  • Fisiología, Berne y Levy.
  • Fundamentos de Fisiopatología, A. Esteller.
  • Dietoterapia, Krause.
  • Nutriguía, Requejo y Ortega. 

1 comentario:

  1. Un pequeño extra:
    Una paciente nos preguntó sobre los alimentos ricos en oxalatos para poder evitarlos, pues le habían detectado cristales de oxalato cálcico en los riñones.
    Aquí va el listado (por orden de más a menos contenido):

    - Espinacas
    - Acelgas
    - Remolacha cocida
    - Berzas, escarola, judías verdes cocidas.
    - Ojo con las nueces, el café el polvo y el cacao el polvo (no es que se suela abusar de estos alimentos, pero hay que tenerlos en cuenta).
    - Ojo también con el té: si te gusta mucho, cuando hagas las infusiones que la bolsita de té no esté mucho tiempo en contacto con el agua (menos de dos minutos sería lo ideal).

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!! :)