jueves, 6 de junio de 2019

Tarta de limón ligera


Qué ganas teníamos de mostraros este recetón... Ha sido un descubrimiento fabuloso que nos ha hecho la vida social más fácil, más rica y más saludable :)
Hemos hecho esta tarta tan sencilla un par de veces cuando hemos tenido amigos en casa y el resultado es estupendo, todo el mundo quería repetir.
¿Vamos a por ella?

   
Esto es lo que necesitaremos: 



  • Nata ligera: 400 mL
  • Leche desnatada: 400 mL + 35 mL para la base de las galletas
  • Sobres de cuajada: 1 y medio
  • Galletas tipo maría, tostarrica o mayuca: 200 g
  • Margarina ligera: 30 g
  • Azúcar: 30 g o dos sobrecitos de estevia
  • Limón fresco: 1



Elaboración:

1. Si tienes un robot de cocina, genial: úsalo para moler las galletas. 
Al mío le tengo que cambiar una pieza y no pude usarlo en esta ocasión, así que las molí al estilo tradicional. Para ello metí las galletas dentro de una bolsa para alimentos, la cerré y con el rodillo me puse a machacarlas. Primero a golpes y luego rodándolo por encima. 




2. Derrite la mantequilla en el microondas y cuando esté lista, mézclala con los 35 mL de leche desnatada para la base. 

3. Pon las galletas trituradas en un cuenco grande y añade la mezcla de leche y mantequilla. Mezcla muy bien y pásalo a un molde (el ideal sería el que puedas desmoldar de una pieza).

4. Ahora tenemos que apretar la mezcla contra la base para dejarla homogénea y de una pieza. Algunas personas utilizan el culo de un vaso para irla compactando. Yo lo hice manualmente (con los dedos) y quedó muy bien y en un momento.

5. Cuando esté lisa y compacta, guárdala en el frigorífico.

6. De los 400 mL  de leche desnatada, separa un vaso. En esa leche disuelve los polvos de cuajada.

7. Por otro lado mezcla la nata, la leche restante, el azúcar y la ralladura de un limón. Llévalo a ebullición y cuando esté hirviendo baja el fuego y echa la leche con los polvos de cuajada. 

8. Remueve continuamente durante unos 5-6 minutos (irás notando que va espesando).

9. Pasado ese tiempo vierte la mezcla sobre el molde con la base de galleta y deja enfriar.

10. Cuando la tarta esté fría del todo, métela en la nevera: mínimo dos horas. 

A la hora de servirla puedes espolvorear un poquito de galleta molida y quedará preciosa :)



Si partimos la tarta en 8 raciones, cada porción aportará 250 calorías.
Si la partimos en 10 raciones (la de la imagen es de ese tamaño) aportaría 200 calorías.

Si estás en el plan 3 o 4, la primera ración te iría genial para merendar.
Si estás en el plan 1 o 2, la segunda ración sería más adecuada para ti. También para merendar.
Para beber podemos optar por algo que no aporte calorías, como una infusión (ahora con el calor un té verde con hielo casaría estupendamente con el sabor cítrico de la tarta).

¡Buen provecho!









Ey, una cosita más: ¿nos ayudas a extender los hábitos saludables y recetas sanas por todo el mundo? 
Tan solo dale a compartir ↓↓↓ y pondrás tu granito de arena. ¡¡GRACIAS!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!! :)