martes, 5 de noviembre de 2013

La chica vegetariana que quería comer bien y de paso adelgazar unos kilos

Hoy os contamos la experiencia de una chica salmantina que decidió cambiar su alimentación y dejó de tomar carnes y pescados. Pasó a alimentarse de forma OVOLACTOVEGETARIANA.

Hay muchos mitos en torno al mundo vegetariano y esta chica acudió a nosotros para tener una pauta general, una guía que le ayudara a aprender a alimentarse teniendo en cuenta su nueva condición. Además tenía un objetivo importante para ella: conseguir un peso adecuado. Para ello necesitaba adelgazar unos cuantos kilos. 

Ella misma nos cuenta su experiencia (muchas gracias!!!).








1. Cuéntanos quién eres y a qué te dedicas:
Soy estudiante, y mi dificultad para hacer dieta era el tema de ser vegetariana, ya que hoy en día esas cosas aún no se tienen muy en cuenta. Quería encontrar un sitio en el que me enseñasen a comer de forma saludable pero teniendo en cuenta ese factor.



2. Explícanos por qué te hiciste vegetariana y cómo era tu situación antes de empezar la dieta. Antes de esta dieta ¿habías probado otras?
Mi razón para hacerme vegetariana (ovolactovegetariana) fue exclusivamente ético. No considero necesario matar animales para alimentarme correctamente ya que los elementos necesarios para una nutrición completa se pueden encontrar en otros alimentos. Y esta es la primera vez que he hecho dieta de forma controlada.



3. ¿Hubo algún detonante que te empujara?
Ya no me encontraba cómoda en ese peso y decidí volver a un peso adecuado para mí. No consideraba que fuese muy saludable el peso que tenía entonces, pero también se trataba de un motivo estético.



4. ¿Cuánto peso perdiste con esta dieta?
He perdido 18 kilos.



5. Para ti ¿qué ha sido lo mejor de esta dieta?
Lo mejor de esta dieta es que no hay alimentos prohibidos, por lo que cuando terminas no sientes la ansiedad de comer eso que no te permite la dieta (causante, desde mi punto de vista, del efecto rebote tan famoso). A veces en parte se te olvida que estás a dieta, porque no sientes hambre y comes cosas muy ricas.



6. ¿Y lo que menos te gustaba...?
No le veo fallos. Lo más pesado supongo que es el tener que pesar los alimentos, pero es una forma de acostumbrarte a ver cuál es la ración adecuada para tí.



7. ¿Haces deporte? ¿Desde cuando?
No hago deporte. Mi actividad física es la típica de la vida diaria.



8. ¿Merece la pena el esfuerzo?
Merece la pena, sin duda, el "esfuerzo" que he hecho, ya que estoy muy contenta con los resultados obtenidos.



9. ¿Crees que mantendrás este estilo de vida de aquí en adelante?
Creo que sí mantendré los hábitos que he ido adquiriendo en este tiempo, ya que los he ido asumiendo poco a poco y ya forman parte de mí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!! :)