jueves, 12 de marzo de 2015

Rocío: reguló su cuerpo disfrutando con la comida


1. Cuéntanos quién eres y a qué te dedicas.
Mi nombre es Rocío, tengo 34 años, soy mamá de dos preciosas niñas , vivo en Salamanca y trabajo en una oficina como Administrativo .


2. ¿Podrías explicarnos tu problema? Cuéntanos todo desde el inicio, la evolución, las pruebas médicas, todo lo que probaste para solucionarlo…
Mi problema comenzó casi 3 años antes de conoceros. No tenía sobrepeso pero sí un volumen abdominal increíble y fuera de lo habitual.

Me levantaba cada día con un aspecto normal y según pasaban las horas iba adquiriendo un volumen y una forma de cuerpo totalmente desconocida para mi. Llegué a medirme y marcarme con rotulador para que siempre fuera del mismo modo la medición y desde primera hora del día hasta última hora del día el volumen aumentaba una media de 16 cm. ¡Imaginaos! Era levantarse normal y llegar a tener un volumen de premamá de unos 6 meses de gestación. Era incómodo y molesto y para mi antiestético puesto que tras mis dos embarazos mi figura se recuperó y esto comenzó a pasarme cuando mi segunda hija tenía dos años. 



Todo este "problema" me suponía vestirme y cambiarme unas tres veces al día ya que nunca sabía dónde iba a llegar mi volumen ese día y claro que nada me valía .
Por supuesto mi estilo personal y forma de vestir cambió y no me quedó más remedio que adaptarme a esta imagen tan rara. Me sentía un bicho raro la verdad. 

A pesar de tanta inflamación mi peso no se veía demasiado afectado, seguía en mis patrones pero yo me sentía como si hubiera subido una cantidad desmesurada de kilos. Desde luego era muy consciente que algo raro pasaba pero no sabía por dónde empezar. El gran volumen que aparecía era para mí un gran problema 

Durante este tiempo he acudido a todo tipo de especialistas y todo tipo de pruebas, ginecológicas, de urología, estomacales, intestinales, radiografías, contrastes, alergias, intolerancias, analíticas, hormonales, psicológicas (ya que he de mencionar que lo único que sabían decirme era la palabra estrés,) naturistas, herboristerías, endocrinos, deporte, dietas de todo tipo, (como tomar todo en líquido, no comer carne, eliminar de mi dieta los hidratos de carbono etc..) Tomé todo tipo de productos, batidos, pastillas, etc.. Llegó un momento que hasta el agua me inflamaba, o incluso el no ingerir nada, también.

Nada y absolutamente nada funcionaba, y cada vez me sentía peor porque todo esto me suponía un gasto económico considerable y un fracaso constante ya que no había forma posible de solucionarlo. 

Se iba alargando en el tiempo mes tras mes y ya año tras año. 

A diario lloraba de desesperación y poco a poco fui perdiendo mi autoestima y entrando en una depresión e incomprensión total . Era una obsesión constante que permanecía en mi cabeza durante las 24h del día.

Tenía muy claro que algo me pasaba pero que no daba con el problema y sabía que no era estrés ya que nada había cambiado en mi vida y que tenía los mismos nervios que cualquier otra mujer que tenga dos hijos, esté activa laboralmente y tenga su casa y los nervios propios del día a día.

Me encontraba fatal y ya no sabía que comer. 
Estaba totalmente desesperada cuando... de repente y por casualidad apareció Alea y con ellos Roberto y María en mi vida. 


Hablé con ellos y me explicaron que su método era una dieta con todos los alimentos que no había nada que no se pudiera comer y que era cuestión de iniciar y ver como reaccionaba mi cuerpo e ir adaptándonos.

Al principio para mí era como algo más a probar pero sin confianza ninguna ya que bueno... como os he contado antes, nada funcionaba, pero... tenía que probar, no podía quedarme con la duda después de leer el blog y las experiencias positivas que todo el mundo tenía, 

¿Sería algo mas a probar, o sería al fin mi solución? 



3. Desde que empezaste en ALEA ¿cómo es tu alimentación? 
Mi alimentación comenzó a ser totalmente normal,¡¡ Al fin podía comer !! 
Me hicieron una primera dieta inicial que poco a poco se fue adaptando a mí. 

Eso de volver a comer un bocadillo, o una pizza, o tortilla de patata un helado o, cualquier alimento (porque nada estaba prohibido) era un auténtico placer.



Roberto y María fueron elaborando para mi, dietas que yo lo llamo "comidas ricas" ajustando las cantidades y personalizándolas controlando la cantidad de algunos alimentos que parecían sentarme algo peor y poco a poco el problema fue desapareciendo. Siempre que sigo los consejos de Alea mi volumen es totalmente normal. 



4. ¿Qué es lo que más te costó en esta nueva etapa?
Parecerá increíble pero lo que más me costó fue ver esos platos tan grandes de comida para mí. Venía de casi no comer nada y tener volumen, a comer platos más bien grandes y de todo tipo de alimentos y bajar mi inflamación y con ello normalizar esos dos kilos de más. A parte asociaba la palabra dieta con todo a la plancha, ensaladas, pescados hervidos etc...

Tenía que llevar el control de pesar cada alimento, pero era tan rápido y fácil que en cuestión de una semana me había adaptado por completo.



5. ¿Merece la pena el esfuerzo?
Que os voy a contar!! ¿Que si merece la pena el esfuerzo? pues os voy a decir un Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii muy muy largo, porque de verdad que Alea me ha devuelto mi cuerpo que es el que era antes de padecer todo ese volumen tan desconocido y extraño y con ello ha vuelto mi felicidad, mi autoestima y lo que es más importante a mi misma y mi estilo personal. 



De verdad que os animo a todos a confiar en Alea, porque no solo el objetivo a veces es bajar peso, en mi caso era normalizar el volumen de mi abdomen y lo hemos conseguido !!! 

Estoy muy feliz de pertenecer a esta gran familia que formamos todas las personas que pasamos por Alea y que con tanto cariño nos cuidan y nos miman. 



¡De nuevo mil gracias Roberto y María por todo!





Rocío, cada vez que leamos tu entrevista y recordemos los momentos que hemos pasado ¡nos vamos a emocionar! 
Muchísimas gracias por tu generosidad: compartir tu experiencia hará que otras personas vean la luz cuando sufren casos parecidos.
Y muchísimas gracias por tu sonrisa y por tu cariño, es un PLACER conocer personas como tú. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!! :)