martes, 2 de mayo de 2017

Sintrom y alimentación

Buenos días, queridos lectores. 
Si hace unos días tratábamos un tema que se propuso en instagram (¿hay alimentos que ayuden a mejorar la piel cuando se hace dieta?) hoy hacemos lo propio con un tema que interesará a muchas personas; a algunas directamente y a otras indirectamente, pues puede ser que alguno de sus familiares esté en esta tesitura.
Seguramente muchos de vosotros habréis escuchado hablar de un medicamento llamado Sintrom. Se trata de un anticoagulante indicado para personas en riesgo de sufrir trombos. 



Una de las ramas más interesantes de la farmacología y la nutrición es desentrañar las interacciones que se producen entre las sustancias que ingerimos, es un campo en continuo estudio. Y resulta que en el caso de este medicamento es importante conocer un detalle: algunos alimentos pueden interferir negativamente con el funcionamiento del Sintrom

Por ello hoy vamos a indicaros una lista de alimentos a evitar o como mínimo a reducir para mejorar el mecanismo de acción de este anticoagulante. 

El principio activo del Sintrom se llama acenocumarol (como el de la aspirina se llama ácido acetilsalicílico). Esta sustancia deja de funcionar cuando en el organismo encuentra una cantidad grande de vitamina K. Por ello hemos de tener cuidado con alimentos ricos en esta vitamina. 


ALIMENTOS con CONTENIDO ALTO en vitamina K
Acelgas
Berros
Brócoli
Col rizada
Coles de Bruselas
Coliflor
Endibias
Escarola
Espárragos
Espinacas
Lechuga
Margarina
Salvado y germen de trigo
Garbanzos
Lentejas
Y derivados de la soja.

Una pista: casi todos las verduras de hoja verde poseen una gran cantidad de vitamina K y por tanto deberían evitarse mientras se use el Sintrom. 


No quiere decir que una persona medicada con Sintrom nunca jamás pueda tomar un plato de lentejas o una ensalada con lechuga. En la práctica el consejo será que mejor opte por alimentos similares (por ejemplo: alubias o guisantes en lugar de lentejas, o canónigos en lugar de lechuga) o que tome una ración no muy grande del alimento en cuestión y mejor de vez en cuando. 


También hay ciertos fármacos que pueden entorpecer el funcionamiento del Sintrom (algunos psicofármacos, antibióticos, antiinflamatorios...etc.). Por ello es necesario llevar un control exhaustivo de la medicación indicada para el paciente y tener en cuenta a diario las precauciones anteriores con su alimentación. 






Artículo de: Roberto Cabo Moreta
  • Miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética.
  • Dietista-Nutricionista por la Universidad Alfonso X el Sabio.
  • Farmacéutico por la Universidad de Salamanca.
  • Especialista en Nutrición, Dietética y Dietoterapia por la Universidad de Navarra.
Fundador y director de ALEA desde el año 2006.
Co-autor de La dieta ALEA, 2015 Ed. Zenith/Planeta.

2 comentarios:

  1. Hola chicos!! Respecto a esta publicación os comento mi experiencia como enfermera. Normalmente se les dice a los pacientes que no coman esos alimentos, pero terminan dándose algún que otro atracón de ellos y el Sintrom se vuelve loco. Las últimas recomendaciones es que coman de todo, incluidos esos alimentos, de forma moderada y habitual. Lo que conseguimos es que al ser habitual se adapta la dosis de Sintrom a su alimentación normal y no les afecta, sin embargo, si eliminan alimentos y un día lo comen, porque lo hacen, si afecta al valor. Al final es lo que siempre recomendáis en la dieta alea, comer de todo, con moderación y en su justa medida.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Olaya, muchísimas gracias por tu aportación. Qué interesante y práctico, ¡gracias! Una vez más queda claro que el mundo de la nutrición es un campo en el que colaboran distintos profesionales cada uno aportando su experiencia y conocimiento. Nada mejor que los equipos multidisciplinares :)

      ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar

Gracias por tu comentario!! :)