jueves, 27 de abril de 2017

Trigo sarraceno con champiñones portobello

Muy buenos días, queridos lectores :) 
Nuestra recomendación de hoy es una novedad, pues el alimento principal de esta receta es uno no muy extendido en las cocinas españolas. Se trata del trigo sarraceno. Si no lo conocéis os contamos ahora mismo algunos datos interesantes.

Al ser su nombre "trigo" sarraceno, nos imaginamos una variedad de trigo como el que cubre nuestros campos. Y sin embargo nada tiene que ver con el trigo tradicional ni con los cereales. Pues aunque esta variedad se asemeja mucho a ellos, en realidad se sitúa dentro de una familia botánica distinta (algo parecido a lo que ocurría con la quinoa).



Sus características nutricionales, como decía, lo acercan mucho a los cereales. Pero su contenido en proteínas y en fibra es mayor. No tiene gluten, con lo cual los celiacos pueden tomarlo sin problemas.
(Apunte: ¿os dais cuenta de que cada cierto tiempo surge un alimento de moda al que llaman "superalimento"? Pues apuesto a que el trigo sarraceno muy pronto entrará en esa categoría.)

Su sabor nos ha encantado. De hecho, nos recordó mucho al de una de nuestras recetas fetiche: las crepes parisinas ;) si habéis tenido la suerte de probarlas, este alimento os recordará un montón a ellas. (Una de las formas es que se usa es molido como harina, de ahí las crepes.)
Tarda en cocer unos 15-18 minutos y queda muy suelto.

Vamos allá con la receta en cuestión: 



Ingredientes para el primer plato de una comida: 

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Trigo sarraceno crudo40 g60 g80 g100 g
Cebolla y pimiento100 g120 g140 g160 g
Champiñones Portobello80 g100 g120 g140 g
Harina de trigo1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre
Leche desnatadaMedio vasoMedio vaso2/3 de vaso2/3 de vaso
Aceite de oliva virgen extra1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre 1 cuch. de postre


Elaboración:

1. En primer lugar pon a cocer el trigo sarraceno en agua salada. Controla el tiempo, tardará unos 15-18 minutos en estar blandito pero no pasado.

2. En lo que se cuece vamos a preparar el grueso de la receta: partimos en daditos la cebolla y el pimiento indicado. Los rehogamos en una sartén antiadherente con el aceite bien caliente.

3. Al cabo de unos 4-5 minutos incorporamos los champiñones partidos en daditos, ponemos una pizca de nuez moscada y de pimienta negra, y salamos al gusto.

4. Tan solo 3-4 minutos después echamos la harina indicada y damos unas vueltas para que se impregne bien. Justo después añadimos la leche y cortamos el fuego. Queremos crear una bechamel muy suavecita y líquida para que envuelva al trigo una vez lo mezclemos todo.

5. Cuando el trigo sarraceno esté listo, escúrrelo y añádelo a la sartén de la bechamel con los Portobello. Mezcla muy bien y sirve calentito. ¡Disfrútalo con todos los sentidos! 







Muchas más recetas equilibradas, ricas y ligeras... AQUÍ



 
Soy María Astudillo Montero, 
Especialista en Nutrición y elaboración de dietas.
Dirijo este blog.
 Soy co-fundadora de ALEA. 

8 comentarios:

  1. Hola! Porque está receta no aparece en el índice de recetas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda, que estoy yo! Pues porque se me olvidó, jajaja! ahora mismo lo corrijo. ¡Mil gracias por el apunte! :P

      Eliminar
  2. Hola! Estoy siguiendo vuestras indicaciones y la verdad es q voy muy bien! Es un gusto encontrase con gente como vosotros que nos quitáis los miedos a comer de todo y nos enseñáis a comer sano!; enhorabuena por vuestro magnífico trabajo!
    Ahora la pregunta: cuales son los champiñones Portobello? Los enteros pequeñitos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Pinocho! (Me encanta ese nombre)
      ¡Gracias por tus palabras! :) Es muy bonito y reconfortante encontrarnos con mensajes como el tuyo.

      Los Portobello son unos champiñones un poquito más grandes que los habituales, de color más oscuro, pero de sabor más suave. En realidad podrías realizar esta receta con cualquier variedad de setas o champiñones. Yo utilicé estos porque me gusta mucho lo suavecitos que son :)

      ¡Un abrazo!
      María.

      Eliminar
  3. A nosotros también nos encanta el trigo sarraceno o alforfón. De hecho, hace tiempo en nuestro blog preparamos una receta con sofrito de cebolla, zanahoria y puerros y ¡está delicioso!
    Con champiñones debe quedar riquísimo también. Gracias por compartir la receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff.. pero qué pinta tiene ese sofrito! Me pirran las hortalizas como se puede apreciar, jajaja! Muchísimas gracias por vuestra idea, visitaremos vuestra página :)
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Buenas tardes EQUIPAZO! Hoy me he aventurado a preparar esta receta. No había probado antes el trigo sarraceno y la verdad que tampoco había oído hablar de el. jejejeje Como es un primer plato, yo lo he convertido en plato único añadiendo mi ración de carne ( ternera picada). Creo que no hice mal, verdad!! Dioooos lo que he disfrutado comiéndolo. Estaba riquísimo!! Gracias Chic@s sois geniales!! Saludos desde Murcia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días Lola!
      MUCHAS GRACIAS por tus palabras, nos llenan de energía para seguir trabajando y buscando nuevas recetas diferentes, fáciles, deliciosas y saludables.

      Lo hiciste genial, y seguro que te quedó un plato riquísimo. Nos alegramos mucho de que te gustara.

      Muchas gracias por seguirnos y por comentar. Disfruta del fin de semana y sigue cuidándote :)

      Un saludo!!
      Roberto :)

      Eliminar

Gracias por tu comentario!! :)