miércoles, 16 de enero de 2013

EL DES-AYUNO


desayuno aleaDIETS
Hemos de ser conscientes de las consecuencias que conlleva no desayunar adecuadamente. Tengamos en cuenta que el desayuno es la primera comida del día.
Su nombre lo indica: des-ayuno, es decir, gracias a él dejamos de estar en ayunas. Hemos pasado 6-8 horas durmiendo, sin comer nada y ahora nos toca darle nutrientes y energía a nuestro organismo. Y esta necesidad es aún mayor si la cena fue ligera, algo muy habitual.



Desayunar no es solamente tomar un café con leche o algo similar; es necesaria una mayor densidad de nutrientes.
Está comprobado que, sin el desayuno, la alimentación del resto del día difícilmente puede ser correcta.
La omisión del desayuno o la realización de desayunos nutricionalmente incorrectos se ha asociado con un menor rendimiento físico e intelectual y con una menor ingesta de algunos nutrientes, contribuyendo a aumentar los desajustes o desequilibrios en la dieta.

Además, un niño que se alimenta incorrectamente será con toda seguridad un adulto con malos hábitos alimentarios, aunque este mal hábito es frecuente tanto en niños como en adultos.

Desayunar bien es la primera piedra para tener una correcta distribución de las calorías a lo largo del día y para mantener el peso, pues evitaremos llegar a la comida con un apetito desmesurado.

En la infancia y en la adolescencia -etapas de máximo crecimiento-, el desayuno juega un papel decisivo en el óptimo desarrollo. Para muchas personas, el consumo de lácteos -principal fuente de calcio- está asociado con el desayuno, de manera que si éste no se realiza, la falta de calcio podría dar lugar a deficiencias que repercutirían en la salud (alteraciones del crecimiento, osteoporosis, etc.).

Los resultados prácticos de no desayunar son muy negativos:
  • No se rinde en la escuela.
  • Se cometen errores en el trabajo.
  • No se disfruta de la actividad de ocio prevista.


¿Por qué no desayunamos?
  • Falta de tiempo.
  • No apetece comer porque se está adormilado.
  • No se concede importancia al desayuno: "ya comeré luego".

Hay que resolver estos problemas:
  • Organizar la primera hora de la mañana, calculando el tiempo necesario para la higiene, el arreglo personal y el desayuno. Hay que levantarse antes, y esta disciplina, aunque nos cueste al principio, nos ayudará a empezar el día con mejor ánimo.
  • Dedicar de 15 a 20 minutos puede ser suficiente.
  • Preparar la noche anterior los elementos necesarios para tomar el desayuno: tostadora, exprimidor de zumos, tazas, platos.
  • Procurar que toda la familia colabore en la preparación de esta comida del día y opine sobre los alimentos que le gustaría introducir, dentro del esquema propuesto.
  • Lo más importante: planificar un desayuno que estimule nuestro apetito.
  • Si es posible, desayunar en familia. En caso contrario, facilitar las cosas para que nadie se vaya sin desayunar.

Un desayuno ha de incluir al menos una cosa de cada grupo:
  • Fruta o zumo.
  • Un lácteo: yogur, queso, leche sola o con cacao, café, te o infusiones.
  • Pan, cereales de desayuno, galletas, tostadas.
  • Mermelada, miel.

Errores sobre el desayuno:
  • "Si no desayuno adelgazaré": consumir un desayuno completo ayuda al control de peso, se picotea menos durante la mañana y se distribuyen mejor las comidas del resto del día.
  • "No hay que preocuparse si no se toma nada a primera hora de la mañana porque luego se compensa a lo largo del día": después de las horas de ayuno nocturno, el organismo necesita alimentarse. Una cuarta parte de las calorías diarias deberán tomarse en la hora del desayuno.


ARTÍCULO ESCRITO por: ALEA Consulta diétetica

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:
Dietoterapia, Krause.  12ª edición 2009
Nutrición aplicada y Dietoterapia, Mercedes Muñoz y otros.  2ª edición 2004
Nutriguía, Ana M. Requejo y otros.  Edición año 2000
www.msc.es                                                                   www.aesan.msc.es
www.naos.aesan.msps.es/csym                          www.naos.aesan.msps.es
www.perseo.aesan.msps.es                                   www.eufic.org/index/es
www.who.int/topics/nutrition/es                                          www.senba.es
www.nutricion.org                                                      www.sediabetes.org
www.sennutricion.org                                 www.nutricioncomunitaria.org

2 comentarios:

  1. Hola!!! Voy a empezar la dieta y en el desayuno que tengo que tomar la cantidad de leche y aumentar el café o el total de la cantidad es el café y la leche???
    Otra pregunta
    Yo suelo tomar leche de avena sería posible o tendría que sustituirla???
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola buenas tardes!
      Muchas gracias por tu confianza y por acercarte a nosotros para consultar esta duda.
      En primer lugar, sí, puedes sustituir la leche tradicional por una bebida vegetal como la de avena, no hay problema :)
      Y en cuanto a la cantidad: sería los 250 mL de bebida de avena más el café que desees :)

      ¡Un fuerte abrazo y mucho ánimo!
      María.

      Eliminar

Gracias por tu comentario!! :)