martes, 15 de octubre de 2013

Alimentación en las enfermedades de tiroides


AUTORA Laura Murillo Gamonal:
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética en la Universidad Autónoma de Madrid.
Posgrado en Nutrición Clínica y Ciencia Avanzada de los Alimentos en la Universidad de Barcelona.


El tiroides es una glándula en forma de mariposa que tenemos en el cuello. Consta de dos lóbulos unidos por un istmo. La función más importante es la de fabricar dos hormonas que nos ayudan a regular las funciones energéticas del cuerpo. Estas hormonas son la T3 (Triyodotironina) y T4 (tiroxina), las cuales en su composición tienen yodo proveniente de la dieta.

El tiroides está controlado por una glándula del cerebro que libera una hormona (TSH), que indica al tiroides si tiene que fabricar o no más hormonas tiroideas.






Si no hay suficientes hormonas en sangre, es decir el tiroides no fabrica la cantidad suficiente, se denomina hipotiroidismo, si por el contrario, el tiroides fabrica mucha cantidad de hormona, se denomina hipertiroidismo.

Las enfermedades del tiroides se diagnostican mediante tres pruebas; exámenes de sangre, ecográfica del tiroides y exploración del tiroides, en el cual se ingerirá yodo reactivo y con una cámara especial se observara que zonas del tiroides absorben ese yodo, sabiendo así que zonas actúan en defecto o en aumento.



Hipotiroidismo

La causa más común de hipotiroidismo es un trastorno que se llama tiroiditis, una inflamación de la glándula tiroidea. Este agrandamiento se denomina bocio. Con el tiempo, la enfermedad de Hashimoto puede reducir la capacidad de la tiroides para producir hormonas.

Los síntomas más comunes son , el aumento de peso, cansancio, ansiedad y estreñimiento entre otros síntomas.

En el hipotiroidismo, el tratamiento trata solamente de regular los niveles de TSH mediante píldoras de L-Tiroxina, pero sobretodo, regulando la alimentación.

Lo más importante es llevar una dieta hipocalórica, dada la tendencia a aumentar de peso. Por ello se reduce al máximo el consumo de grasas, la cantidad de cada plato en cada comida y eliminar los alimentos industriales, como la bollería. Por otro lado, se usaran alimentos ricos en yodo, como las sales yodadas y algas. También se consumirán, pescados azules, bacalao, gambas, legumbres, verduras, especialmente las acelgas, las espinacas y los berros, y frutas, siendo las más indicadas el plátano y la pera.


Hipertiroidismo

El hipertiroidismo ocurre cuando la glándula tiroidea produce demasiada hormona tiroidea. Esto hace que se acelere el ritmo del metabolismo. La causa más común de hipertiroidismo es un trastorno que se denomina enfermedad de Graves. El hipertiroidismo también se puede producir a causa de medicamentos. Recibir demasiada hormona tiroidea para tratar el hipotiroidismo puede causar síntomas de tiroides con actividad excesiva. 

Los síntomas más comunes son, pérdida de peso, irritabilidad, alteración del ciclo menstrual, taquicardias e insomnio entre otros.

Los alimentos principales a consumir son las crucíferas, entre las que destacan el brócoli, las coles de Bruselas, la coliflor, los nabos y todo tipo de repollo. También se consumirán, zanahoria, apio, calabaza, higo, granada, castañas, nueces, espárragos y melón.



Hay algunos alimentos que son beneficiosos en ambas enfermedades, como el rábano y los cereales integrales.


He intentado explicaros de la forma más sencilla estas dos enfermedades que tienen gran prevalencia en nuestro país.



Bibliografía:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!! :)