martes, 15 de enero de 2019

Batch Cooking. O en cristiano: cocinar una vez para muchos días

Durante muchos años mi madre cuidó de nuestra familia en exclusiva. Tuvo la suerte de poder dedicarse a nuestra crianza. Pero al cabo de un tiempo sintió la necesidad de regresar al mercado laboral. Y fue entonces cuando nuestra rutina de alimentación cambió: mi madre ya no disponía de horas libres al día para poder ir a la compra, cocinar escuchando música y prepararnos cada día un plato distinto y maravilloso.

Así que sin darle muchas vueltas comenzó a hacer lo siguiente: los domingos por la tarde se metía un par de horas en la cocina con mi hermana pequeña y yo como pinches y dejaba cocinado el grueso de nuestras comidas y cenas: ollas de legumbres, menestras con verduras, estofados de carne y pescados...etc. 
Ella sin saberlo, y 25 años antes de que se pusiera de moda, estaba llevando a cabo el Batch Cooking, o lo que es lo mismo el cocinar una sola vez para varios días

Y con esa práctica en mi mente desde niña, yo repetí el patrón siendo ya mayor. Cuando me independicé, nada me resultó más sencillo que cocinar los domingos para estar bien alimentada el resto de la semana. Así no pedía comida basura, ni compraba precocinados ni acaba comiendo cualquier cosa por llegar a casa hambrienta tras el trabajo y sin ganas de cocinar.

Años después en la clínica, vimos que muchísimas personas tenían ese problema: uno llega a casa extenuado después de un día agotador y la verdad, lo que menos apetece es quedarse de pie en la cocina (o peor, correr por ella para que no se nos queme el filete o se salga el agua de los macarrones) para preparar un plato que seguramente ni nos apetezca.

Pero... Imagináos esta otra situación: lleváis en marcha desde las 7:00. Habéis parado a las 11:30 un momentín para tomar un café rápido y poco más. Ahora son las 15:30 y todavía no habéis comido. PERO... ¡Tachán! Tenéis  en la nevera un tupper con una menestra con huevo picado muy rica, calentita que os saciará, os reconfortará, os colmará de energía y encima cuidará de vuestro peso y vuestra salud. 
Uau... Es una gran diferencia. ¡Y todo por haber dedicado unas horas el domingo a la cocina! 



Os recomendamos muchísimo esta práctica (sobre todo a las personas con poco tiempo libre): sabemos por experiencia propia y profesional que a veces es la única forma de estar bien alimentados a lo largo de las semanas.

Y vamos con algunas ideas clave:
  • Ten a mano recipientes en los que te quepa una ración (o varias si sois varios miembros en la familia). Yo he empezado a usar recipientes de aluminio con tapa de cartón (son muy baratos, se venden en montoncitos y son reciclables). 
  • Despeja tanto el frigorífico como el congelador, pues si cocinas muchas raciones de algún guiso será buena idea conservarlas congeladas (¡Y pon la fecha! Te durarán unos 3 meses).
  • Si sigues nuestra dieta, antes de cocinar para la semana prepara una lista de la compra, revisa tu despensa para no tener alimentos repetidos o impedir que se pongan malos, y cuando tengas todo en tu haber, comienza el cocinado. Pon una etiqueta en cada tupper: comida del lunes, cena del martes...etc.


Nosotros tuvimos que llevar a cabo de forma masiva esta práctica durante el verano pasado, pues hicimos  reforma en la cocina y durante cinco semanas no tuvimos forma de cocinar.
Como no queríamos depender de amigos o familiares o de restaurantes, preparamos 72 tuppers (todos los que cabían en el congelador) con comidas y cenas variadas que congelamos y fuimos sacando a medida que nos hacían falta. 
Aquí una pequeña muestra (¡parecía un catering profesional!)





Hace un par de días os dejamos en el blog la receta de una sopa estupenda, que os servirá para tres noches. Podría ser una muy buena iniciación a esta técnica :)

Cada día más personas son conscientes de la importancia de una buena alimentación. PERO, no todos saben cómo llevarla a la práctica de forma asequible, sencilla y sostenible. Si es tu caso podemos ayudarte. 
Nuestra clínica está en Salamanca, pero si vives en otra ciudad también podemos tratarte. Pincha sobre mis manos y conocerás al equipo de Nutricionistas ALEA.


Coautora de La dieta ALEA, 2015 y de Adelgaza por fin con la dieta ALEA, 2018.
Podemos vernos en ALEA Consulta diétética.


Ey, una cosita más: ¿nos ayudas a extender los hábitos saludables y recetas sanas por todo el mundo? 
Tan solo dale a compartir ↓↓↓ y pondrás tu granito de arena. ¡¡GRACIAS!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!! :)