martes, 18 de octubre de 2016

Almuerzos y meriendas saludables y fáciles

Hace unas semanas os contábamos la importancia de hacer cinco comidas al día. Nuestro anterior artículo versaba sobre el desayuno y hoy hablaremos sobre las otras dos “comidas menores” que deberíamos tomar a diario.



Hacer un “alto en el camino” durante la mañana y la tarde nos hará recargar pilas tanto físicas como mentales. Me explico:
  • Tomar una ración de fruta y un lácteo, por ejemplo a las 11:00 de la mañana, nos dará la energía y nutrientes necesarios para llegar hasta la comida con sensación de saciedad, mantendremos una glucemia óptima y nos notaremos fuertes y menos cansados. 
  • Además parar diez minutos para tomar eso hará que desconectemos brevemente de nuestras tareas y nuestro cerebro estará un poco más tranquilo (y positivo) para afrontar el final de la jornada matutina. 
Lo mismo ocurriría por la tarde con la merienda.

Recargar pilas durante la mañana y a lo largo de la tarde hará que nuestro peso sea estable en el tiempo. Tanto si ahora mismo estás en proceso de adelgazamiento como si no, intenta no saltarte nunca estas pequeñas tomas porque son una base muy potente para tomar buenas decisiones a la hora de comer y de cenar. 


Tanto almuerzo como merienda deberían aportarnos como el 10% de la energía total diaria. O sea, si seguimos una dieta de 1500 calorías diarias en las tomas intermedias deberemos tomar unas 150 calorías cada vez. 

* Un apunte: una tapa en el bar de media aporta unas 300 calorías. Si le sumamos un café con leche entera, hablaríamos de unas 450 calorías. Es decir, si estás a dieta y quieres notar buenos resultados sería mejor que raciones las veces que tomas un pincho en el bar a media mañana. En su lugar podrías bajar igualmente con tus compañeros y tomar otras cosas que no aportan tantas calorías. En un momento hablaremos de ello.

A continuación os dejamos un pequeño listado con alimentos que podrían servir de almuerzo. Como mínimo podríamos tomar uno de ellos, dos estaría bien y tres, en caso de tener jornadas extra largas o tener un peso elevado. 
(Los que tienen un astesrisco podrás encontrarlos en el bar.)


Una pieza de fruta
Un zumo de fruta (mejor natural y si no, “sin azúcares añadidos”) *
Una ración de frutos secos
Un smothie
Un batido de fruta con leche
Un yogur desnatado
Café con leche *
Un té americano *
Dos porciones de queso desnatado
Un pedazo de pan con tomate fresco *
Una ración pequeña de cereales (arroz inflado, copos de avena, cereales ricos en fibra...) con leche desnatada o un yogur desnatado
Una barrita de cereales baja en grasas y azúcares simples…


Me encanta hacerme lo siguiente para merendar: en un cuenco pongo trocitos de manzana y los caliento en el microondas con un poco de canela. Le añado un yogur natural edulcorado, mezclo bien y tan contenta :)



En el próximo artículo trataremos un tema súper interesante: cómo hacer comidas y cenas equilibradas siguiendo 3 pasos sencillísimos. Así no hay quien se alimente mal. 


¡Hasta pronto!





Quizá también te interese...









2 comentarios:

  1. Hola! Solo quería daros las gracias por ese currazo del blog. Desde que me compré el libro ya casi he perdido 10 kg y he aprendido un montón de nuevos hábitos que espero podré mantener. Pues eso ! Gracias!
    Os leo!
    Vero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vero, muchas gracias!!
      Nos gusta mucho nuestro trabajo y ver que éste os ayuda, así que para nosotros es un placer todo esto.
      Enhorabuena por esos 10 Kg perdidos y, sobre todo, por los nuevos buenos hábitos.

      Gracias por seguirnos y por compartirlo con nosotros.

      Un saludo!
      Roberto :)

      Eliminar

Gracias por tu comentario!! :)