martes, 16 de enero de 2018

Cenas, un momento complicado pero estupendo

Si hace una semana os dábamos algunos consejos para retomar los buenos hábitos, hoy vamos a dar un paso más y trataremos un tema fundamental: las cenas y cómo enfocarlas de una manera sencilla, práctica y saludable. 
Os vamos a explicar algunos trucos para que a esa hora del día la pereza y el cansancio queden fuera de la cocina y os podáis preparar una cena estupenda y saciante en pocos minutos. 


Uno de los momentos del día más peligrosos en cuanto a saltarnos las normas de alimentación suele ser la noche. Después de un día duro en el trabajo, con la familia, con los quehaceres diarios, la noche es el primer momento en el que empezamos a relajarnos. 

A veces la ansiedad de todo el día, los nervios y el estrés hacen que con la relajación también surja cierta debilidad... Y un montón de ideas como las siguientes, recorrerán nuestra cabeza: "cómete un trocito más de pan", o algo como "por unos cereales no pasará nada", o incluso "venga, que has currado mucho hoy, te mereces ese pedazo de chocolate", o esto otro: "hoy me salto la cena y como lo que me dé la gana"...  

Todas esas ideas tienen dos consecuencias negativas: 
Primera: nos generan una ansiedad brutal porque en nuestro interior se libra una batalla: hacer lo correcto o hacer lo que el demonio comilón quiere que hagamos.
Y segunda: si hacemos caso de ese ser de ideas retorcidas, nos encontraremos mucho peor después: no nos habremos alimentado bien y encima nuestro estado de ánimo se verá afectado por una decisión mala que fue fruto de un impulso. 



Vamos a indicar a continuación algunos trucos que podrán ayudarte en esta situación. Es posible que con un truco logres controlar el momento, pero quizá si combinas más de uno las cosas irán todavía mejor :) 

1. ¿Y si dejas tu cena previamente preparada? 
Puede ser que te saltes la cena porque al tener que verte en la obligación de cocinarla, la pereza o la falta de tiempo te puedan y acabes cenando cualquier cosa.
La solución en este caso es muy sencilla: déjala preparada con antelación para que cuando llegue el momento tan solo tengas que preocuparte de calentarla y servirla.

2. Opta por cenas que te motiven.
Si no te gusta nada una ensalada en invierno, por ejemplo, ¡ni pienses en ello! Opta, dentro de lo saludable, por opciones que te agraden y te apetezca degustar.  
Planifica tus cenas de la semana pensando en cosas que te alegren el rato, así además de alimentarte bien, podrás disfrutar de un momento estupendo comiendo algo muy rico.
(Si estás a dieta con nosotros, ya sea en la clínica de Salamanca o a distancia, cuéntanos qué te apetece y haremos tus delicias...)

3. ¿Los nervios afloran durante la noche?
Si nunca has probado la tila alpina, te la recomendamos en esta situación. Se trata de una planta con efecto sedante que podrá ayudarte a calmar los nervios. Tiene un sabor muy agradable y podrías tomarla incluso antes de cenar para que comience a hacer efecto lo antes posible. Después, dormirás como un bebé :) 

4. ¿Demasiada hambre?
Puede ser que al acercarse la cena, o incluso al pasarla, sientas aún demasiado apetito. Si realmente es hambre y no ansiedad, deberíamos poner solución. 

Habría que revisar en primer lugar si tu merienda en suficiente y si la tomas a una buena hora. No deberían pasar más de 4 horas entre la merienda y la cena. 
Y si te estás saltando la merienda, ¡deja de hacerlo! Está claro que la necesitas, así que tómala cada tarde. 

En segundo lugar: si tomas una merienda adecuada pero aún así sientes hambre, podríamos pensar en aumentar el volumen de la cena. ¿Y cómo hacerlo sin subir las calorías? Pues en base a verduras. Podemos poner hasta 150-200 g más de verdura (comparado con la cifra normal) sin que afecte de forma significativa a la dieta pero sí al apetito.  

* Y no te olvides del agua: No, porque para estar plenos necesitamos estar bien hidratados. Con el frío apetece menos, ¿verdad? Pero aún así, no descuides este aspecto fundamental.


Ahora te daremos algunas ideas de cenas estupendas 
y saludables que puedes hacer para vencer esas noches ;) 













Soy María Astudillo Montero, 
fundadora y codirectora de ALEA desde el año 2006.
Coautora de La dieta ALEA, 2015 Ed. Zenith/Planeta.



¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:


jueves, 11 de enero de 2018

Huevos fritos con pan hindú y salsa de mango

Comenzamos enero con un recetón con el que os chupareis los dedos... A priori puede parecer algo complicado (pues vamos a elaborar un pan hindú), pero comprabareis que hacen falta muy pocos ingredientes, muy baratos y muy poco tiempo en la cocina. ¡Vamos allá!


Ingredientes para una comida:

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Huevos1223
Aceite de oliva virgen extra1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. sopera
Harina50 g60 g80 g100 g
Crema fresca o yogur natural desnatado2 cucharadas rasas y 1 más para la salsa2 cucharadas rasas y 1 más para la salsa3 cucharadas rasas y 2 más para la salsacucharadas rasas y 2 más para la salsa
Levadura química1/2 cuch. de postre1/2 cuch. de postre1/2 cuch. de postre1 cuch. de postre
Sal para el pan1 pizca1 pizca1 pizca1 pizca
Chutney de mango1 cuch. sopera1 cuch. sopera2 cuch. soperas2 cuch. soperas
Espárragos150 g175 g200 g230 g


Elaboración:

En primer lugar vamos a elaborar el pan hindú, conocido concretamente como pan naan. Esta es una variedad muy sencilla pero realmente sabrosa. Será la representación en la comida de los hidratos de carbono complejos: nos darán energía que se liberará lentamente durante toda la tarde.

1. Coloca en un cuenco la harina indicada, la sal y la levadura. Mezcla bien.
2. Añade ahora la crema fresca o el yogur natural desnatado y mezcla con una cuchara hasta formar una masa homogénea.
3. Calienta una sartén antiadherente y entretanto extiende la masa hasta formar una torta plana (como de medio centímetro de altura. Se parecerá a la base de una pizza). Quizá necesites un poquito más de harina para que no se pegue en la encimera. Cuando esté lista disponla en la sartén y pon el fuego a camino entre medio y alto. Déjala hacer durante unos 4- minutos por cada lado, y listo.

4. En lo que se hace el pan prepararemos la salsa. Hemos utilizado un chutney de mango* la mar de sabroso. Pica un poquito pero es aceptable :) Para rebajar su sabor vamos a mezclarlo con el yogur natural desnatado o con la crema fresca. Dejamos a un lado y seguimos.

5. Una vez esté el pan dorado, lo sacamos de la sartén y lo ponemos sobre un plato. En esa misma sartén añadimos el aceite indicado y echamos el huevo para prepararlo a la plancha. Puedes dejarlo al punto que te guste: a medio hacer para poder untar la yema o bien cuajado del todo.

6. Para presentar el plato: coloca el huevo frito encima del pan y extiende la salsa de mango por encima. Acompaña el plato con los espárragos y tendrás una comida exquisita en menos de 15 minutos, con muy pocos ingredientes y saludable a  más no poder :) 


* Chutney de mango: es una salsa especiada a base de mango que puede dar un toque exótico a nuestras recetas. Para ahorrar tiempo lo compré ya listo, lo encontré en Hipercor pero me consta que está a la venta en la mayoría de supermercados. Suele estar en la sección de comidas del mundo o bien en la de salsas envasadas. 






Soy María Astudillo Montero, 
fundadora y codirectora de ALEA desde el año 2006.
Coautora de La dieta ALEA, 2015 Ed. Zenith/Planeta.



¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:

martes, 9 de enero de 2018

Cambiemos el chip

Bienvenidos, queridos lectores, a este 2018. 
Comenzamos el año con un artículo motivador para subir esos ánimos después de unas semanas un poco locas en cuanto a alimentación se refiere.

Y es que la Navidad casi siempre trae unido cierto caos alimenticio: comemos más veces fuera de casa, se suele beber más alcohol y se abusa de los dulces. El resultado para muchas personas es que al descuidar la alimentación diaria, uno coge peso, se estriñe, sufre malas digestiones, hasta duerme peor. Sube el colesterol, el azúcar en sangre, y otra cosa más: uno se desmotiva tanto que hasta llega a abandonar la dieta. Y eso es precisamente lo que queremos evitar hoy: que se tire la toalla. Queremos reforzar las fuerzas para que cojas las riendas de tu alimentación y de tu bienestar.

hacer dieta, dietista en salamanca, nutricionista online,

Fácil es decirlo, ¿verdad? Pero a veces el desánimo con la dieta es tan grande que nos hace plantearnos dejarla. 
Pero si la dejas, ¿no tendrás que cogerla más adelante y con más peso? 
Vamos a pensar solo en el presente: nada de disgustarnos por lo que haya pasado en Navidad. Ni tampoco vamos a agobiarnos pensando en plazos y en el futuro. Vive el día a día y céntrate.



nutricionista en salamanca, dietista online, adegazar

Pues por la base, ya te imaginarás cuál es: una buena despensa.
Métete en la cocina un rato y organiza tus armarios y nevera. Seguramente tendrás alimentos sobrantes de la Navidad aún. Si son perecederos trata de darles salida (puedes irlos cocinando con recetas saludables o bien regalárselos a alguien). Y si pueden aguantar en la despensa, déjalos allí para otra ocasión.

Una vez organizada la cocina te faltará un paso: hacer la lista de la compra saludable. Y para ello, para no comprar de más o de menos, lo mejor sería que planificaras tus comidas y cenas (aunque si estás a dieta con nosotros ya sabrás qué tienes qué tomar en los próximos 14 días. En ese caso toma nota de los ingredientes que necesitarás ojeando la dieta).

Con tu super lista de la compra ve a comprar sin prisas (así podrás revisar el etiquetado de los productos y llevarte a casa el más sano).

Y después busca tus huecos para cocinar. Algunas personas pueden hacerlo por la noche, dejan preparada su cena de ese momento y la comida del día siguiente. Yo por ejemplo, suelo cocinar el domingo por la tarde para los primeros días de la semana. Y el miércoles repito la operación. Digamos que concentro mis momentos de cocina en dos ratos a la semana. Así al llegar del trabajo nada más tengo que calentar las comidas o cenas y disfrutarlas :) 


deporte y dieta, ejercicio para adelgazar, dieta online

Pues queda dónde tú quieras :) Para este año te proponemos el reto de salir a caminar todos los días 25 minutos a buen ritmo. ¿Qué son 25 minutos de tu día? ¡Lo que dura un capítulo corto de cualquier serie! Seguro que si buscas el tiempo, lo tendrás :) 
Los beneficios que te reportará son tantos y tan importantes que te preguntarás cómo no comenzaste antes: irás mejor al baño, no retendrás líquido, bajarás el nivel de estrés y nerviosismo, descansarás mejor por las noches, te centrarás más en las tareas, tu tensión bajará, lo mismo que el azúcar. Menos dolores de espalda, cabeza, piernas... ¡La lista es larguísima! 


Para ponerte todo esto un poco más fácil hemos preparado un organizador precioso que creemos que te vendrá genial. Puedes descargarlo en tu móvil u ordenador e imprimirlo. Después complétalo con mucho mimo :) Tener todo esto por escrito te ayudará a ser más constante y a hacer las cosas mejor, ya verás que sí.





Soy María Astudillo Montero, 
fundadora y codirectora de ALEA desde el año 2006.
Coautora de La dieta ALEA, 2015 Ed. Zenith/Planeta.



¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:

jueves, 21 de diciembre de 2017

Roscón de Reyes

Hace un par de días, Leticia Álvarez, Dietista-Nutricionista y Máster en Nutrición Clínica, nos hablaba de cómo hacer con los dulces navideños. Una de sus recomendaciones era la de hacer nuestros propios dulces en casa. Siguiendo su propio ejemplo, una tarde preparó este roscón tan bonito que véis a continuación y tuvimos el gusto de irlo merendando hace unas semanas... Os dejamos con Leticia:





El roscón de reyes es el desayuno-postre más típico de un día tan especial en nuestra cultura como el Día de Reyes.
Existen muchas variedades de este bizcocho pero hoy te traigo esta versión saludable y más ligera que la del roscón tradicional que eres libre de personalizar y que por supuesto huelga decir que también eres libre de tomarte ese día un trocito de roscón convencional si quieres, pero si buscas una opción mejor desde el punto de vista nutricional aquí tienes esta, eso sí te advierto que no es una receta rápida precisamente, es para prepararla con cariño y paciencia.





Ingredientes


- 600 g de harina de avena integral (aproximadamente) Yo usé esta porque es mi favorita pero puedes usar la que prefieras y, si es integral mejor.
- 5 g de sal 
- Levadura de panadería seca 1 sobre (unos 6 g). 
- Vainilla natural o aroma de vainilla
- 1 naranja, usaremos media para rallar su cáscara y la otra media para decorar. 
- 2 cucharadas de agua de azahar
- 200 mL de leche desnatada
- 3 huevos
- 25 g de estevia líquida u otro edulcorante, eso sí, tendrás que tener en cuenta que la medida de harina utilizada en esta receta está adaptada a este tipo de edulcorante. Por otro lado no conviene abusar de los edulcorantes por muchos motivos pero son una buena alternativa al azúcar y una buena forma de reducir la cantidad de calorías de este postre. 
- Aceite de oliva virgen extra 60 mL
- Un puñadito de almendras laminadas y/o molidas 



Preparación


1- Infusiona la leche junto con la ralladura de naranja, la vainilla y el agua de azahar, retírala del fuego, cuélala y deja que se temple.

2- Coloca en un bol la harina, la levadura seca y la sal, mezcla estos ingredientes y forma un volcán con las manos. 

3- Añadir la leche ya templada a la harina en el huequito que hemos dejado en medio (en el medio del volcán) y comenzar a amasar desde fuera hacia dentro.

4- Añade 2 de los 3 huevos, la estevia y amasa. 

5- El siguiente paso es añadir el aceite y continuar amasando hasta conseguir una masa homogénea, elástica y un poquito pegajosa. En este momento si quieres puedes meter dentro de la masa la típica haba y alguna figura (teniendo cuidado de que sean aptas para el horno claro). 

6- Deja reposar la masa en un bol, tapándola con un paño húmedo, hasta que doble su tamaño (unas 2-3 horas, depende de la temperatura del lugar).

7- Después de que la masa haya leudado le damos la forma de roscón, podemos ayudarnos de un recipiente para bizcochos de los que tienen hueco en medio.

8- Una vez le hayamos dado forma, batimos el huevo que habíamos reservado y con la ayuda de un pincel de cocina pintamos la masa y por encima le ponemos rodajas de naranja cortadas por la mitad y las almendras laminadas y/o molidas. 

9- Ahora ya tienes tu roscón decorado así que ya puedes meterlo al horno (que habrás precalentado 10 minutos a 200ºC). 



Después de media hora de horno a 180ºC lo tendrás listo para degustar, esperamos que lo disfrutes mucho :) 




A pesar de ser casero, este postre (como la mayoría...) aporta una gran cantidad de energía (=calorías). El roscón entero sobrepasa las 3000. Si lo partimos en 12 porciones tendremos que cada una de ellas aportará unas 250 calorías. Es una cifra alta, muy alta. Pero si lo tomamos de forma puntual en el desayuno, o incluso en la merienda, podríamos llegar a un punto intermedio entre "ni probarlo o comerlo entero de dos asentadas"... 








¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:

martes, 19 de diciembre de 2017

Ideas y recomendaciones sobre dulces navideños

Uno de los retos más difíciles durante las fiestas navideñas, para aquellos que están intentando adelgazar, mantenerse o que quieren mantener los buenos hábitos durante estas fechas, son los dulces navideños, sobre todo cuando se es goloso. Por este motivo queremos darte algunas recomendaciones e ideas que puedan ayudarte a gestionar mejor el consumo de estos alimentos, ya que pueden llegar a ser un arma de doble filo y nuestro peor enemigo de cara a retomar los buenos hábitos. 



Uno de los mayores problemas de estos dulces es que a veces se comienza a comprarlos mucho antes de las fiestas navideñas, los supermercados cada vez los traen más pronto y luego aparecen ofertas cuando se acaban las celebraciones, con lo cual es fácil dejarse llevar y en lugar de tener dulces en casa durante un par de semanas, tenerlos durante un par de meses. Por eso nuestra primera recomendación es algo muy obvio, no te dejes llevar por estas ofertas que no van a hacerte ningún bien y evita comprarlos antes o después de las fiestas navideñas. Si solo consumes estos dulces los 5 días festivos Nochebuena, Navidad, Noche Vieja, Año Nuevo y Reyes, y luego vuelves a la rutina no te excederás tanto. 

También te recomendamos que en la medida de lo posible, priorices calidad a cantidad, es mejor que disfrutes de una porción de un dulce que tenga mejores ingredientes (por ejemplo grasas de mejor calidad, un mayor porcentaje de cacao…) y que realmente esté rico y te guste mucho, antes que comprar mucho de otros para que no falte o porque hay alguna promoción (al final casi nunca falta y casi siempre sobra). 

Es mejor que lo vayas comprando sobre la marcha, los días próximos a los días con comidas o cenas de Navidad, así evitarás tener estos productos durante muchos días en casa. Además así será más difícil que sobre, porque luego con las sobras lo mejor para nuestra salud sería tirarlas (y a nadie le gusta tener que tirar comida), o en su defecto regalarlas, pero regalando tampoco le hacemos bien a la salud de otras personas que además no sabemos si a lo mejor también están intentado cuidarse. 

Mucho ojo con los dulces que se venden como sin azúcar o “dietéticos” ya que este tipo de productos suelen aportar calorías de forma similar a los convencionales y además es posible que se acabe consumiendo más cantidad debido a esa percepción de que son más sanos y ligeros, cuando realmente no siempre es así. El hecho de que algo no contenga azúcar no lo convierte en saludable. Los dulces navideños y en general todos los dulces que podemos comprar son productos elaborados a partir de materias primas muy procesadas, con harinas refinadas, grasas refinadas o hidrogenadas, aditivos (muchos de los cuales no son inocuos), edulcorantes que acostumbran nuestro paladar a sabores muy dulces y que pueden provocar efectos laxantes por el daño en nuestra microbiota intestinal (flora intestinal), muchas calorías en poco volumen de alimento, y por último y no menos importante, desplazan el consumo de alimentos como las frutas y verduras que sí que se recomienda que se consuman a diario. 



También puede serte útil esta estrategia para moderar tus raciones: puedes poner en un plato pequeño de postre los dulces que te apetezca probar, de esta manera serás más consciente de la cantidad que vas a comer y esto ayudará a que moderes la ingesta y contribuirá a tu saciedad al verlo todo junto, además tu estómago te lo agradecerá :) 

Por otro lado, si los típicos dulces navideños no te gustan mucho o quieres alternativas saludables y adaptadas a tus gustos puedes hacértelos tú mismo que además eso les añadirá unos ingredientes que los productos comprados no tienen, que no te aportan más calorías y son beneficiosos para la salud, el amor, ilusión y cariño :) 

Algunas de las ideas de postres saludables que te proponemos son los siguientes:

  • Crepes rellenos de yogur griego y trozos de fruta natural. Puedes ponerle un poco de chocolate negro derretido por encima o trocitos de chocolate rallado por dentro. Estará para chuparse los dedos.
  • Dátiles rellenos de nuez (u otro fruto seco natural o tostado), con un toque de chocolate negro con un porcentaje alto de cacao ya que al ser los dátiles tan dulces no te resultará amargo si no estás acostumbrado. 
  • Brochetas de frutas que también puedes untar en chocolate fundido, es un postre sencillo pero el sabor fresco y jugoso de las frutas se suele agradecer así que no falten en tus sobremesas y postres ya que si no los amantes de la fruta seguro que la echarán de menos. 
  • Aspic de frutas. Esta especie de tarta de gelatina y frutas es un postre ligero y saludable pero que puede resultar muy pintoresco. Puedes usar agar-agar en lugar de gelatina y así gelatinizará de forma más rápida y además será una opción vegetariana. 
  • También puedes preparar tus propios turrones y así elegir tú los ingredientes y las cantidades de los mismos, así puedes asegurarte de que las grasas que utilices sean de mejor calidad (sin grasas trans o hidrogenadas y evitando aceites refinados) y podrás hacerlos con menos azúcar de la que contienen los comprados. Puedes usar frutas deshidratadas (asegúrate de que no tienen azúcar ni aceite añadido), frutos secos naturales (crudos o tostados) u otras semillas. 
  • Incluso puedes elaborar tú mismo las frutas deshidratadas a tu gusto sin necesidad de añadir ningún ingrediente extra que te servirán para dar un toque diferente de sabor y decorar tus comidas. 


La mayoría de estas opciones, aunque todas son saludables, tienen una densidad energética alta pero por su contenido en fibra son saciantes así que es más fácil que comas menos de lo que comerías de un dulce convencional de los que podemos encontrar en cualquier supermercado. De todas formas tienes que saber que cualquiera de estos postres, por muy saludables que sean sus ingredientes, sobrepasan con creces en energía a cualquier fruta o yogur que puedas comer de postre habitualmente. Lo mejor es que sean tu postre o merienda y que evites el picoteo constante durante la sobremesa, por ejemplo, ya que así perderás la noción de lo que has comido y probablemente infravalorarás tu ingesta y/o acabes teniendo un empacho.









¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:

jueves, 14 de diciembre de 2017

Navimerienda :)

Esta Navidad cada uno de nosotros aportará un granito de arena para aumentar nuestras recetas ricas :) Hoy le ha tocado el turno a Jéssica Ramos, Dietista-Nutricionista de ALEA. 
Ella nos propone una receta para merendar que es lisa y llanamente ESPECTACULAR. Y como una imagen vale más que mil palabras... 




Para esta merienda especial necesitamos:
  • 1 copa o vaso (ambos mejor anchos)
  • 1 yogur desnatado (natural o del sabor que más te apetezca)
  • 2 cucharadas soperas de leche condensada
  • 4 cucharadas soperas de granola* o si lo prefieres de muesli
  • 6-8 frutos rojos

Preparación:

Procedemos a echar en primer lugar el yogur, así que, primero, remuévelo con una cuchara bien y comienza a echarlo en la copa, cuando lleves la mitad, para y vierte las cucharadas de leche condensada y, encima de está, la granola o el muesli, ahora sí, echa el yogur restante, así quedarán más capas y quedará más vistoso.

Una vez realizado esto, dispón encima la fruta que hayas elegido y quedará espectacular.

Y si ya quieres darle un toque más gourmet ¡raya por encima un poquito de chocolate con alto porcentaje de cacao o pon un poquito en el mismo recipiente!



Yo probé también a hacerlo en vez de con leche condensada, con caramelo líquido, en ese caso lo mismo: también dos cucharadas soperas.

Como véis es una receta muy vistosa, rica y sobre todo rápida… tardarás unos 5 minutos aproximadamente.


Respecto al asterisco * os explico un poquito qué es la granola y sus diferencias con el muesli:
La granola se prepara a partir de la avena aunque se puede hacer con otros cereales también. A la hora de prepararla se suele mezclar la avena con frutos secos e incluso semillas y se le añade más azúcar y grasa (normalmente mantequilla, pero puede usarse aceite de oliva, de coco…) y se hornea.

Como veis, es diferente al muesli, ya que éste (aunque también se hace a partir de la avena), se mezcla con frutas, no lleva más azúcar añadido ni grasas y no se cocina, se sirve crudo.


¡Disfrutad de esta merienda tan rica y alternativa a los turrones y polvorones de siempre!






¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:

martes, 12 de diciembre de 2017

Bebidas alternativas para una Navidad 0,0


Teniendo en cuenta que dentro de nada ya podremos disfrutar de las fiestas navideñas, he preparado una serie de bebidas sin alcohol alternativas a las de siempre, para que le podáis dar un toque diferente y disfrutéis de cualquier celebración y reunión probando bebidas muy vistosas.

Esto no quiere decir, por supuesto, que sean bebidas bajas en calorías o light, no lo son. Tienen calorías, pero no alcohol, con lo que, en comparación a las que sí lo contienen, son más saludables (y están muy ricas).

Aquí os dejo las propuestas para que probéis y sorprendáis a vuestros invitados:


1. Cerveza sin alcohol al toque de granadina


Primero echa un poquito de granadina en tu vaso y después, muy poco a poco, sirve la cerveza. 



2. Mojito de fresa


Utiliza fresas cortadas en trocitos (con dos o tres será suficiente) mezcla en un vaso ancho la soda, el zumo de un limón, un par de cucharaditas de azúcar y hojas de hierbabuena. Estará delicioso. 



3. Piña Colada:
 


En un vaso alto, mezcla el zumo de piña (ocupando la mitad del vaso) la leche de coco (ocupando casi la otra mitad) dejando un poquito de margen para la nata líquida, pueden ser un par de cucharaditas y, por último, añade hielo picado. Si quieres, puedes adornarlo con una rodajita de limón en el vaso, quedará genial. 



4. Nieve Rosa



Vierte un poquito de zumo de cereza en la base del vaso de la licuadora, llena hasta ocupar los 200 ml aproximadamente con leche de coco, añade el hielo y haz la mezcla, quedará casi como un granizado. Puedes servirlo en un vaso ancho y decorarlo con una cereza a tu gusto. 


¿Qué os parecen? 
¡Contadnos cuál os ha gustado más!






¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte: