miércoles, 11 de septiembre de 2019

Qué tomar de postre si estoy a dieta



¡Muy buenas tardes, queridos lectores!

El artículo de hoy nace con la buena intención de ayudaros a sentir este periodo de vuestras vidas (este en el que estáis a dieta para perder unos kilos), como algo agradable, sencillo y lo más importante: que veáis que estar a dieta con nosotros no es solo hacer un régimen durante unas cuantas semanas. Se trata de aprender a comer mejor, porque solo así podréis mantener los buenos hábitos que conseguirán dos cosas:
  1. Que no volváis a engordar
  2. Que vuestro estado de salud sea el mejor posible. 
Una de las preocupaciones que les surgen a muchas personas que se ponen a dieta es si podrán tomar postre tras las comidas y las cenas.
Pues bien: tomar un postre saludable es una costumbre excelente que uno debería mantener desde que se aprende a comer de pequeñines, hasta que seamos unos abuelillos.

Con el postre terminamos la comida principal y mentalmente es una manera de frenarnos en caso de que queramos repetir y no sea necesario.
Tomar el postre y cambiar el sabor del alimento anterior es una barrera estupenda, una meta ideal para el final de la comida o de la cena.


¿Cuáles son los mejores postres?
Los dividiría en 4 opciones. Lo ideal sería irlas variando entre la comida y la cena y los días de la semana para no repetir siempre lo mismo y para, de esa forma, disfrutar de la mayoría de nutrientes que esos alimentos nos ofrecen.

  • 1ª opción: Fruta fresca, de temporada y entera. Sí, porque es más barata, está más buena y es imprescindible para mantener un estado de salud óptimo. Además, si eres golos@, será una forma ideal de darle el toque dulce a la comida o la cena. 
  • 2ª opción: Una ración de frutos secos al natural. 15-20 g sería lo apropiado. Más, desgraciadamente, es un exceso. 
  • 3ª opción: Un lácteo, ya sea un yogur, una ración de queso o un vaso de leche (que se puede acompañar con café, té, EKO...etc).
  • 4ª opción: Una ración de bebida vegetal o yogur vegetal, como por ejemplo: leche de soja o yogur de almendras. 

¿Y qué hay de los postres especiales?
Me refiero a helados, una ración de bollería, pasteles, galletas, postres lácteos especiales...etc. 
A este tipo de postres les faltan muchos nutrientes importantes y encima aportan muchas grasas y azúcares, y por tanto calorías en exceso. Es por ello que su consumo debe ser muy puntual en nuestra alimentación. 
No quiere decir que no podamos tomarlos nunca jamás de los jamases. 
Quiere decir que debemos ser conscientes de sus no-beneficios para nuestro bienestar.

Veamos un ejemplo
  • Una ración de fruta aportará unas 100 calorías. Al comerla, tomaremos fibra que nos protege contra el cáncer de intestino, azúcares que nos dan energía y un gustito rápido y sano. Tardaremos unos cuantos minutos en tomarla, 5-10 más o menos.
  • Sin embargo, un croissant, pongamos de ejemplo, aportará unas 450 calorías y una cantidad de grasas saturadas que excede a las que necesitamos en dos días completos. Para colmo, no solemos tardar 8 minutos en tomar una pieza de bollería: suele ser caer en nuestras manos, y devorarla. Tras el último bocado nos queda la sensación de ¿ya está? Jolín, me comería otro... (Y a veces cae. 900 calorías de golpe... y grasas saturadas que solo aumentarán nuestro colesterol haciendo de nuestro corazón un órgano más enfermo). 



Si te ha gustado este artículo, compártelo :) Será una manera estupenda de ayudarnos a extender los buenos hábitos entre la población. 


martes, 3 de septiembre de 2019

Hola, nuevo curso :)



¡Queridos lectores! Bienvenidos al nuevo curso :) 
Después de un verano en el que no hemos parado, regresamos a nuestra rutina de siempre. Y... ¡se agradece! ¿No os parece que es más fácil llevar una vida más sana cuando gozamos de tranquilidad? 

Este curso tenemos por delante muchas cosas bonitas e interesantes que contaros, hemos preparado unas recetas que quitan el hipo para las próximas semanas y trataremos temas muy chulos, estos son algunos ejemplos:

  • Cómo mejorar la salud de nuestro corazón. 
  • Cómo manejar las emociones cuando tenemos mucho estrés y nos da por comer. 
  • Hablaremos de postres saludables y riquísimos.
  • Y tres personas (más majas que las pesetas) nos contarán de primera mano cómo ha sido su paso por ALEA...etc. 
Como veis, tenemos de todo para este curso :)


Un pequeño cambio es que a partir de este mes publicaremos un artículo o receta por semana en lugar de dos, y es que ¡nos falta el tiempo! Gracias al boca a boca de nuestros pacientes nuestro volumen de trabajo es tal que debemos repartir las fuerzas y los tiempos, así que prometemos escribir artículos de calidad y recetas alucinantes, pero con un ritmo algo menor que hasta ahora. ¡Es que son casi 13 años dándolo todo! Así que echaremos el freno un poquito, solo un poquito. 


Para empezar con alegría, qué os parece si nos contáis qué es lo que más os ha costado de llevar durante el verano. ¿Tomar helados? ¿Hacer barbacoas? ¿Llevar la cuenta de los refrescos tomados? ¿Mantener el control en el buffet del hotel...? ¡Contadnos! 
Yo os contaré lo que más cuesta arriba se me ha hecho a mí estos últimos días...: Parar de comer unas aceitunas riquísimas que me regalaron hace unas semanas... ¡uff qué vicio y qué buenas estaban!



Mi equipo de Nutricionistas y yo podemos ayudarte en ALEA.

martes, 23 de julio de 2019

Hola, vacaciones :)

Pues sí, queridos lectores, esta es la última semana laboralmente activa para
la clínica de Salamanca:
cerraremos el mes de agosto
como viene siendo habitual desde hace unos años.


El blog también se tomará un merecido descanso, pero el servicio de
NUTRICIONISTA ONLINE 
seguirá activo al 100% todo el verano :)


Este curso ha dado de sí para muchísimos temas y recetas nuevas: hemos hecho brownie, tortilla de patata, paella...etc. Y hemos hablado del picoteo, de cómo elegir el mejor pan, del deporte y bajar de peso, de los días libres en la dieta...etc.
Estamos muy contentos con la acogida de todos esos artículos y muy emocionados pensando ya en el curso que viene. Pero de momento... ¡a descansar se ha dicho!

¡Cuidáos mucho y disfrutad de las cosas bonitas de cada día!



jueves, 18 de julio de 2019

Ensaladilla rusa

Hace una semana una seguidora del blog nos comentó que le apetecía tomar ensaladilla rusa y caímos entonces en cuenta de que nunca habíamos subido una receta tan rica, sencilla y tradicional como esa.
Así que nos pusimos manos a la obra y hoy os presentamos una manera de hacerla bien rica, saludable y sencilla.




Ingredientes para una comida: 

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Huevos1122
Atún enlatado 1 latita1 latita2 latitas 2 latitas
Revuelto de verduras y patata
(Podéis comprarlo ya listo o hacerlo en casa.
En ese caso, poned la cantidad total indicada de...
patata, zanahoria, judías verdes y guisantes, a partes iguales)
220 g280 g330 g370 g
Pepinillos agridulces50 g60 g70 g80 g
Pimiento enlatado30 g40 g50 g60 g
Aceitunas46810
Mayonesa light2 cuch. de postre2 cuch. de postre3 cuch. de postre3 cuch. de postre



Elaboración:

1. Si has optado por cocer las verduras y la patata, hazlo en primer lugar. Cuece el huevo. 
Deja que se enfríen una vez estén listas las verduras y la patata, sécalas bien y pártelas en daditos. 
Sitúalas dentro de un cuenco amplio.

2. Trocea también el pimiento rojo enlatado, los pepinillos agridulces (yo utilizo unos especiados con granos de mostaza, no son tan avinagrados y le dan un todo exquisito) y las aceitunas.

3. Puedes mezclar y decorar la ensaladilla como más te guste jugando con esos ingredientes. Yo opté por mezclarlo todo en el mismo cuenco y servirla tal cual :) Ese día tenía más apetito que tiempo para hacer una fotografía más bonita... 
La receta quedó espectacular. 







Muchas más recetas equilibradas, ricas y ligeras... AQUÍ


 
Soy María Astudillo Montero 

Especialista en Nutrición y elaboración de dietas.
Miembro de la Sociedad Española de Diabetes 
de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.
Dirijo este blog.
 Soy co-fundadora de ALEA. 

martes, 16 de julio de 2019

¿Sufres de estreñimiento cuando estás de viaje?

En primer lugar si quieres saber exactamente qué se considera estreñimiento, tenemos otro artículo llamado Estreñimiento: definición, causas y tratamiento que puede ayudarte a reconocer si realmente tienes estreñimiento o no y también otro artículo con un ejemplo de Dieta contra el estreñimiento.

En esta ocasión, queremos darte pautas para evitar el estreñimiento cuando estás fuera de casa, ya que frecuentemente en consulta muchas personas nos comentan que lo sufren en estas ocasiones. Esto puede deberse, entre otros factores, al cambio en nuestra alimentación, especialmente cuando no podemos elaborar nuestros propios alimentos y a los cambios de horarios y de rutina que puede afectar a nuestro hábito intestinal.


Si este es tu caso no te preocupes porque vamos a darte algunas pautas que pueden ayudarte :)


- Hidrátate bien, procura tener siempre contigo una botella de agua, si estás en un hotel cómprate una botella grande y tenla siempre en tu habitación. 

- Come fruta como postre o como parte de las comidas:
  •  Asegúrate de tener fruta a mano, si llevas bolso puedes llevarte alguna pieza de fruta en él y también puedes tener alguna pieza de fruta en el hotel, si hace calor aprovecha la nevera del minibar para guardarlas si lo tienes :) 
  •  Una de las frutas más interesantes por sus propiedades laxantes son las ciruelas, tanto frescas y enteras, como en zumo y también desecadas, ya que tienen pectinas (un tipo de fibra) y sorbitol, sustancias con efecto laxante. También te pueden ir bien el kiwi, las cerezas o las peras.
  •  Las frutas deshidratadas sin azúcar ni aceite añadido pueden ser un buen snack para tener en el bolso o llevar de viaje, ocupan poco sitio y son una buena fuente de fibra.

- Siempre que puedas aprovecha para dar paseos, un poco de ejercicio siempre ayuda activar el peristaltismo intestinal.

- Cuando tengas que comer en un restaurante o buffet, opta por ensaladas como primer plato o incluso plato único si son ensaladas muy completas. 

- Aunque comas otro tipo de alimentos procura que siempre haya mucha verdura en tu plato.

- Cuando comas cereales o alimentos que los contengan opta siempre que puedas por aquellos que sean integrales. 

- Si además de estreñimiento sufres de molestias abdominales como hinchazón abdominal, procura evitar las bebidas gaseosas. 



Esperamos que estas pautas te ayuden y te den resultados para que puedas disfrutar y sentirte cómodo en tu viaje. 



Bibliografía consultada
Angel Gil. Tratado de nutricion. Tomo II. Nutrition Treatise: Composición Y Calidad Nutritiva de los alimentos. Editorial Médica Panamericana.





jueves, 11 de julio de 2019

Espaguetis de calabacín para cenar

De sobra sabéis que aquí somos fans incondicionales de la Dieta Mediterránea. Nos gusta porque se basa en el uso de verduras y hortalizas de temporada (baratas y exquisitas) como base principal de las recetas, en el uso de los cereales en todas sus formas (arroz, trigo, avena...), en un consumo moderado de carnes (principalmente carnes blancas) y de pescados blancos y azules. El aceite de oliva no falta nunca en nuestras cocinas, lo mismo que las legumbres y los frutos secos. Por todas esas razones nos gusta la Dieta Mediterránea. Y por eso construimos nuestras dietas ALEA siguiendo esa filosofía.

Hoy, aprovechando esos hermosos calabacines que hay por todos lados en esta época del año, os traemos una receta muy divertida que no dejará a nadie indiferente.  


Se trata de unos espaguetis de calabacín, rehogados en aceite de oliva virgen extra, ajo y puerro, y aderezado con unos tomates cherry. No es la pasta tradicional, pero fijáos en este dato:
  • Un plato de espaguetis de trigo de 60 g aportaría 236 calorías.
  • Mientras que un plato de espaguetis de calabacín de 200 g aporta 26 calorías. 

Esta receta sería estupenda para una cena (o como guarnición del segundo plato en las comidas, cuando éste es un filete de carne o pescado, o bien una ración de huevo). E ideal para cuando nos hemos pasado un poco (lo típico del fin de semana, por ejemplo).

Ingredientes para una cena:

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Calabacín180 g200 g240 g280 g
Tomates cherry100 g130 g160 g200 g
Cebolla o puerro30 g40 g50 g60 g
Ajo1 diente1 diente1 diente1 diente
Aceite de oliva virgen extra1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre
Pan para acompañar15 g20 g25 g30 g

Y especias varias: yo usé un poquito de albahaca seca, pimienta negra y ajo en polvo, que le da un toque delicioso.

Elaboración:

1. Lava bien el calabacín y sécalo. Si tienes una mandolina parecida a esta: 
Te será super sencillo hacer los espaguetis de calabacín. Yo la compré a través de Amazon por recomendación de una paciente, y estoy encantada. Me costó uno 12-13 euros y la uso muchísimo. (La mía es un modelo blanco y verde.)
ACTUALIZACIÓN: Tras un montón de usos terminé comprando una un poquito más grande y cómoda, algo como esto:


Si no tienes podrías hacer la receta de otra manera: haciendo rodajitas muy finas de calabacín para rehogarlas después. 

2. En lo que vas preparando el calabacín (sea en forma de espaguetis o de rodajitas) pon a fuego medio en la sartén el aceite de oliva indicado con la cebolla o el puerro picadito. Cuando lleve unos 5 minutos añade el ajo y deja hacer unos 2 minutos más.

3. Ahora añade el calabacín, las especias a tu gusto y una pizquita de sal. Mueve bien y deja hacer unos 3-4 minutos.

4. Lava los tomates cherry y sécalos. Pártelos por la mitad y échalos a la sartén. Deja hacer los ingredientes otro par de minutos y sirve templado.










Puedes encontrar recetas como estas en nuestras dietas. 
Podemos crearlas para ti en nuestra clínica de Salamanca o bien, a través de nuestro servicio online. 
Si deseas más información pincha sobre mi flequillo ;) 


Soy María Astudillo Montero, 
fundadora y codirectora de ALEA desde el año 2006.
Mi equipo y yo podemos atenderte AQUÍ