viernes, 14 de febrero de 2020

Menú especial de San Valentín

¡Muy buenos, y románticos días, amigos! 
Ayer mismo estaba preparando una receta exquisita y sorprendente para hoy (era una hamburguesa con queso, humus y aguacate) pero... justo recibimos la propuesta de una chica que nos invitaba a preparar un menú especial teniendo en cuenta que este fin de semana se celebrará el día de San Valentín. 
Y, ¿sabéis qué? Nos pareció una idea estupenda así que la vamos a llevar a cabo.

Menú de San Valentín

Podemos celebrar este día como más le apetezca a uno: en pareja, en familia, con amigos, solo en casa viendo una buena película... El caso es intentar tener un buen día y ¡hay mil formas para ello! 
Nosotros ponemos nuestro granito de arena con una propuesta de comida/cena espectacular y encima sana y ligera. Y con postre, ¡claro que sí! 

Vamos allá. El menú propuesto es...

♥ Espirales con requesón, nueces y albahaca
♥ Tarta de manzana buenísima

Empezamos por el dulce: 


♥ TARTA DE MANZANA ♥

Postre de San Valentín

Hemos elegido esta receta porque es facilísima de hacer y encima se puede preparar un buen rato antes, así no tendrás que estar pendiente del horno mientras disfrutas de la comida/cena.

INGREDIENTES:
- 35 g de harina de trigo
- 50 mL de leche desnatada
- 1 huevo mediano
- 10 g de mantequilla
- 500 g de manzana reineta
- 25 g de azúcar
- 1 cucharadita de levadura en polvo

Partiendo la tarta en 6 porciones cada una de ellas tendrá: 105 calorías --> IDEAL para el postre de la comida o de la cena.
IDEAL también junto con un café con leche desnatada y sacarina como MERIENDA.


ELABORACIÓN:
  1. En un cuenco de cristal mezcla el huevo con el azúcar, la leche y la mantequilla.
  2. Añade los 35 g de harina junto a la levadura y mezcla bien. 
  3. Echa la manzana troceada en láminas sin piel y vierte esa mezcla dentro de un recipiente antiadherente resistente al horno. Déjalo unos 20-25 minutos a 200ºC y desamolda cuando esté fría.
Y seguimos con el plato principal...



♥ ESPIRALES CON REQUESÓN, NUECES Y ALBAHACA ♥

Menú de San Valentín

Esta receta es para chuparse los dedos... Combina a la perfección los sabores fuertes de la guindilla y las nueces. Y tranquilos: el ajo que lleva tiene truco para que no huela el aliento, jejeje!!  


INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS:
- Berenjena: 300 g
- Tomate fresco: 300 g
- 1 guindilla fresca (o una pizca de cayena)
- 2 dientes de ajo (sin la parte verdosa interior, así conseguirás que no repitan)
- 30 g de albahaca fresca
- 100 g de requesón o ricotta
- 6 nueces peladas
- 30 g de parmesano
- 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
- PARA COMER: 100 g de pasta
- PARA CENAR: 60 g de pasta

Poniendo la cantidad de pasta indicada "para comer" tendréis dos platos ideales para la comida. Y haciendo lo propio con la cantidad "para cenar", obtendréis dos cenas geniales :) 


ELABORACIÓN:

1. Pon agua salada a cocer en una gran cazuela. Cuando esté hirviendo añade la guindilla entera (o cayena) y la berenjena cortada en rodajas de 1 centímetro (puedes dejar la piel). Cuando pasen 5 minutos hirviendo añade ahí mismo la pasta y deja cocer unos 7 minutos. Pasado ese tiempo escurre y reserva. (¡Retira la guindilla!)

2. Entre medias, en una sartén antiadherente, pon el aceite a calentar. Echa los ajos fileteados y deja que se doren un poquito. Añade después el tomate partido en dados medianos, la albahaca (reserva un poquito para echarla por encima antes de servir) y una pizca de sal. Apaga el fuego y deja que se haga todo con el calor residual.

3. En la cazuela vacía de agua, echa los macarrones y la berenjena (puedes trocearla con un cuchillo para que queden trocitos más pequeños), añade la salsa de tomate y albahaca, echa el queso ricotta o requesón, y mezcla muy bien. 

4. Cuando hayas repartido las raciones añade un poquito de parmesano por encima de cada una de ellas y unas hojitas de albahaca. ¡¡Y prepara el babero!! 




*** 
Si para beber deseas vino opta por una copita de un blanco muy fresco y bébela poco a poco. 
Cada copa de vino aporta casi tantas calorías como una porción de postre, 
así que ¡vigila el consumo de alcohol!
Lo mejor, SIEMPRE y para todos, beber agua ;)

viernes, 7 de febrero de 2020

¡Hola a todos! 

Hoy quiero contaros que por circunstancias personales me mudo a Madrid y por eso la semana pasada fueron mis últimos días de trabajo en ALEA.

De esta manera pongo punto final a estos casi 3 años de trabajo que han sido mi primera experiencia profesional como nutricionista y es una experiencia con la que no puedo estar más contenta y orgullosa. 



Me siento enormemente agradecida con Roberto y María por haberme dado la oportunidad de formar parte de su equipo, han sido mis jefes pero también mis compañeros junto con Carmen y Jéssica y poco a poco se han convertido como en familia para mí.

Tanto de ellos como de vosotros queridos pacientes, he aprendido muchísimo tanto a nivel profesional como personal y espero haber podido dar aunque sea solo una pequeña parte de todo lo que he recibido.

Siempre recordaré esta etapa de mi vida con muchísimo cariño, os llevaré a todos en mi corazón allá a donde vaya.

Gracias a todos por formar parte de mi vida. Un fuerte abrazo y hasta siempre 
♥  :*

Con cariño, 
Leticia.


viernes, 31 de enero de 2020

LEGUMBRES: aliadas de nuestra salud

Hace unos días hablábamos sobre hábitos que pueden ayudarte a no coger un resfriado (o como mínimo, a que el catarro se pase más rápido). Uno de los consejos era el de <<alimentarnos bien>>. Pues hoy ahondamos un poco más en ese punto.
Y es que, ¿te das cuenta de que hace unos cuantos años nuestras abuelas cocinaban grandes ollas repletas de salud? En ellas el ingrediente principal eran las legumbres. Sin embargo su consumo ha caído en un 60% en las últimas décadas.




Pero al fin se les está haciendo justicia: las nuevas guías de alimentación y las directrices de hábitos saludables de las principales sociedades de nutrición y salud nos empujan a recomendarlas por encima de otros alimentos. Actualmente se habla de un consumo semanal de entre 3 y 4 veces.
Veamos las razones.

¿Qué le aporta a nuestro cuerpo una ración de legumbres?
  • Proteínas de alto valor biológico en cantidad (por ejemplo: una ración de 100 g de garbanzos aporta las mismas proteínas que un filete de ternera de 100 g)
  • Almidón (que nos dará energía a largo plazo)
  • Fibra (=salud intestinal)
  • Vitaminas y minerales (por ejemplo, son una gran fuente de ácido fólico (una vitamina del grupo B) y de hierro (uno de los minerales imprescindibles para la buena salud).

¿Algo más?
Por si no te acaba de convencer aquí te damos una relación de algunas propiedades preventivas sobradamente demostradas:

·        Diabetes tipo-2
·        Hipercolesterolemia
·        Hipertensión
·        Obesidad
·        Enfermedades inflamatorias
·        Algunos tipo de cáncer

¿Te parece un rollo cocinarlas?
Vamos a demostrarte que no se tarda tanto con todas estas maravillosas recetas ALEA.
Legumbres en tupper (ideal para el trabajo)
Alubias con setas (espectacular)


viernes, 24 de enero de 2020

Pollo guisado con ciruelas y piñones

¿A quien no le apetece un plato calentito con estos fríos...?, de esos que se comen con la cuchara humeando y desprendiendo olor...
Pues así es la receta de hoy. Nos la recomendó una chica de la consulta y nada más verla pensamos: esta la tenemos que probar.
El resultado es espectacular... ¡Vamos a por ella!

Pollo con ciruelas y piñones


Ingredientes para la CENA (PLATO ÚNICO):


Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Pechuga de pollo (o tofu o seitán)80 g100 g120 g140 g
Tomate maduro100 g125 g150 g175 g
Cebolla50 g75 g100 g125 g
Ajo1 diente1 diente1 diente11 diente
Coñac o cualquier otro licor2 cucharadas3 cucharadas4 cucharadas5 cucharadas
Aceite de oliva virgen extra1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de sopera1 cuch. de sopera
Piñones15 g20 g30 g40 g
Ciruelas pasas sin hueso30 g40 g50 g60 g
Pan20 g25 g30 g35 g



Elaboración:

1. Calienta el aceite de oliva en una sartén antiadherente y cuando esté en su punto añade el ajo picadito, la cebolla, el tomate partido, las ciruelas troceadas y el pollo partido en tacos. Deja que se haga durante unos 6-8 minutos.

2. Tras ese tiempo cubre el agua con guiso, añade un poquito de sal y pimienta y déjalo hacer unos 10-12 minutos más a fuego medio-bajo.

3. Cuando el agua esté casi consumida añade el coñac y los piñones. Sube el fuego y deja que el alcohol se evapore. Le dará un aroma exquisito.


Pollo con ciruelas y piñones




Muchas más recetas equilibradas, ricas y ligeras... AQUÍ






Si te sientes un poco perdid@ a la hora de retomar los buenos hábitos o estás pensando en hacer dieta por primera vez, podemos ayudarte :) 
Nuestra clínica está en Salamanca y también atendemos a distancia si nuestra ciudad te queda lejos.

Pincha en la imagen para más información.


viernes, 17 de enero de 2020

Alimentos (y hábitos) anticatarros

¡Muy buenos días, lectores!
Hoy os traemos un artículo breve pero muy curioso.



En esta época del año, con el frío recorriéndonos cada rincón del cuerpo, son muy habituales los catarros. E igual de habituales son los remedios para evitarlos o curarlos. No hay bloque de anuncios en la televisión en el que no nos muestren las bondades de tal y cual producto o alimento. Nos aseguran que fortalecerá nuestro sistema inmune y algunos hasta nos convencen de que si lo tomamos seremos casi invencibles.

Pero, ¿cuál es la realidad?
Pues es un poco más triste, la verdad. No existen estudios científicos que avalen esas ideas, productos o alimentos.
Lo cierto es que el invierno trae consigo más infecciones, y que tan solo las vacunas (o el pasar la infección adecuadamente) consiguen "reforzar" nuestro sistema inmune. 

Entonces, ¿es mejor no comprar esos productos o alimentos?
Pues depende, como todo en la vida :) Depende de cada persona concreta.
No se me ocurriría decirle a un abuelito que deje de tomar su vaso de leche caliente con miel de la tarde si lleva treinta años haciéndolo y disfruta de una buena salud.
Pero tampoco recomendaría a un estudiante que se alimenta correctamente un complejo vitamínico para prevenir catarros. 

Vale, está claro. Pero, ¿podemos hacer algo para evitar los catarros (o para llevarlos mejor)?
¡Claro! Hay una serie de rutinas que nos ayudarán a mantener en buena forma a nuestro sistema inmune. De esa forma se enfrentará mucho mejor y más eficazmente a los virus y bacterias que si estuviese debilitado.
Veamos esas rutinas:
- Hidratarnos correctamente: Si sientes una gran sed en algún momento, es que deberías haber bebido antes. Sé que en invierno cuesta más terminarse el vaso o la botella de agua, pero debería ser un hábito diario, un objetivo a cumplir cada día. 
- Disfrutar de una gran variedad de frutas y verduras: Sí, porque ellas son fuente de salud indiscutible, y a muy diferentes niveles. Entre otros, nos aportan fibra (que cuida de nuestro intestino)y  nos aportan vitaminas (fundamentales para el funcionamiento del sistema inmune (y del resto del organismo, la verdad).
- Elegir alimentos integrales en lugar de los refinados.
- Evitar o llevar al mínimo semanal el consumo de carnes rojas y sus derivados.
- Incluir varios platos solo vegetales a lo largo de la semana.
- Mantener un buen nivel de actividad física (si caminas todos los días 30 minutos a buen ritmo, ya tendrás mucho hecho).
- Lavarse las manos a menudo (con jabón, frotándose bien y aclarándose al final).
- Si tienes tos o estornudas, no lo hagas sobre tu mano, mejor sobre el brazo. La idea es no propagar con las manos los virus o bacterias a tu familia, compañeros o amigos.
* Si ya has caído, las infusiones con equinácea, menta, eucalipto, etc. pueden ayudarte con la congestión y hasta con el dolor de garganta, y son una forma estupenda de hidratarnos.







Si te sientes un poco perdid@ a la hora de retomar los buenos hábitos o estás pensando en hacer dieta por primera vez, podemos ayudarte :) 
Nuestra clínica está en Salamanca y también atendemos a distancia si nuestra ciudad te queda lejos.

Pincha en la imagen para más información.



sábado, 11 de enero de 2020

Ideas para mejorar tu (vida) alimentación

¡Muy buenos días, queridos lectores!

Os hemos echado de menos en estas semanas de descanso. Ya sabéis que nos ha coincidido con ser un miembro más en la familia así que os podéis imaginar el lío y las fiestas que hemos pasado :)

Comentábamos estos días que ahora más que nunca os entendemos perfectamente con eso de que a veces es muy difícil cuidarse: cada día nos hemos visto inmersos en mesas repletas de comidas y bebidas, nos traían a casa cajas de bombones para celebrar la llegada del bebé, pero no solo bombones: también roscones, pastas de té, pastelitos, bollos caseros...etc. En fin, una locura total...



El efecto que esos excesos han tenido en nuestras cabezas es justo el de ponernos más fácilmente en el lugar de las personas que desean seguir una dieta cuyo objetivo sea adelgazar (o cualquier otro: desde mejorar la analítica a aprender a comer saludable).
Y por eso hoy os traemos algunos consejos que nosotros mismos hemos puesto en marcha estos primeros días del año. Algunos pueden parecer demasiado simples, pero aplicados todos o la mayoría de ellos, harán que la vuelta a la rutina sea mucho más sencilla.
¡Vamos a por ellos!

1. Regala todo lo que te haya sobrado:
Sí, aunque al principio te dé pena o te sientas mal porque esa caja de bombones te la hayan regalado por Reyes, piensa que será mejor compartirla con tus seres queridos, amigos o compañeros de trabajo que terminártela tú sol@.
Otra opción es guardarla en el fondo de la despensa para alguna ocasión especial :) La idea es siempre la de compartirla (recuerda: "¡Divide y vencerás!").

2. Repasa tu despensa:
Ojea con calma lo que tienes y lo que necesitarás para retomar los buenos hábitos. Quizá necesites ir la frutería a por verduras y frutas (¡es algo que suele desequilibrarse muchísimo en estas fechas!). Prepara una lista de la compra saludable (nada de "guarrerías") y acércate a comprar cuando tengas un rato libre. 

3. Comienza el día con un buen desayuno y con una buena reflexión:
Un desayuno sano y que te sacie. Levántate 10 minutos antes de lo normal para disfrutar de un momento para ti.
Piensa en el día que tienes por delante y organízalo como más te guste. Quizá tengas mil cosas que hacer o solamente dos, pero planéalas con mimo, anótalas en una bonita libreta o en un tu móvil: intenta hacer las cosas con calma y disfrutando de cada hora que este nuevo día te ofrece :)

Para desayunar te proponemos...
- Una pieza de fruta (por ejemplo 2 mandarinas o 2 kiwis o 2 rodajas de piña).
- Un café con leche desnatada o bebida vegetal.
- Varios panecitos tostados (mejor integrales); les puedes poner un poquito de tomate con sal, o un poco de queso tipo Philadelphia light (mejor huye de los extras dulces, piensa que en las fechas pasadas has tomado de sobra...).
- Un buen vaso de agua (que te ayudará a ir mejor al baño y a no retener líquido).

4. Busca un momento para (mimarte) cocinar:
Tal vez dispongas de tiempo a lo largo del día y puedas preparar tus comidas y cenas en el acto. Pero si estás en el extremo opuesto (eres una de esas personas que van corriendo todo el día y casi no tienen tiempo ni para mirarse al espejo), busca un momento del día (o de la semana) para preparar tus comidas y cenas. Como mínimo las de entre semana (de lunes a viernes sería lo ideal, puesto que los fines de semana solemos tener más tiempo libre, ¿verdad?).
Si dejas todo organizado con antelación, las horas de las comidas y de las cenas serán casi como estar en un restaurante: solo tendrás que calentar el plato y degustarlo.

5. De postre:
Si estos días pasados te has saltado mucho los buenos hábitos, podrías tratar de compensar un poco durante un par de semanas. ¿Cómo? Pues aprovechando para hacer un postre más ligero: podrías tomar una infusión en lugar de otro alimento, pues no aportan calorías.

6. Entre horas:
Fruta. ¡¡Que no falte!! Puedes tomar una o dos piezas de fruta o frutos secos naturales durante el transcurso de la mañana y lo mismo por la tarde. Te saciarán y te aportarán nutrientes indispensables para una buena salud. Acompáñala con uno o dos vasos de agua (o con infusiones si te gustan) y listo.



Si te sientes un poco perdid@ a la hora de retomar los buenos hábitos o estás pensando en hacer dieta por primera vez, podemos ayudarte :) 
Nuestra clínica está en Salamanca y también atendemos a distancia si nuestra ciudad te queda lejos.
Pincha en la imagen para más información.