jueves, 21 de septiembre de 2017

Minitartas de galleta y queso

Los que nos conocéis sabéis muy bien que detrás de este blog hay un equipo de buen comer y muy goloso... Así que no es de extrañar que de vez en cuando os contemos cómo hacer recetas tan impresionantes como esta.
No tiene nada de complicado y sin embargo es un acierto seguro. Si tenéis invitados en casa o algo especial que celebrar, estas minitartas (una reinvención de la tarta de galletas de toda la vida) serán todo un éxito.

postres saludables, postres fáciles


Ingredientes para un postre especial:
(Si lo acompañamos con un café con leche desnatada o bebida vegetal, podría servir como una estupenda merienda). 

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Galletas tipo maría3456
Café con leche para mojarlas 1/2 vaso1/2 vaso1/2 vaso1/2 vaso
Queso tipo Philadelphia light30 g40 g50 g60 g
Vainilla (en esencia o fresca) *al gustoal gustoal gustoal gusto
Sacarina o esteviaal gusto (o nada)al gusto (o nada)al gusto (o nada)al gusto (o nada)

* En lugar de vainilla podemos poner cualquier otro toque para hacer distintos sabores: 
ralladura de lima, limón o naranja, un poquito de cacao en polvo, un poco de canela, cardamomo molido...etc. 


Elaboración:

1. Pon el queso tipo Philadelphia light en un cuenco pequeño y añade la vainilla (o el sabor que hayas elegido). Si te gusta dulce puedes ponerle un poquito de estevia o sacarina. Mézclalo para crear una pasta homogénea. Reserva.

2. Pon el café con leche desnatada (o bebida vegetal) en un plato. Toma la primera galleta y sumérgela unos segundos. La idea es que quede húmeda pero consistente. Sitúa la galleta sobre el plato en donde quieras servir el postre (yo usé unos platitos de tazas de café muy monos y quedaron muy divertidas).

3. Ahora tendrás que repartir un poquito de crema de queso y vainilla sobre esa primera galleta.

4. Después, repite: sumerge otra galleta en el café con leche, ponla encima de la anterior que untaste con queso, y extiende otro poquito por encima de la nueva galleta. Repite el proceso hasta terminar con la última galleta. 

5. Para decorar, si te ha sobrado crema de queso, extiéndela por el contorno de la minitarta. 

* También puedes espolvorear un poco de cacao en polvo por la parte superior.

postres saludables, postres fáciles


Hasta nuestras mascotas son golosas :P 





¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:



Muchas más recetas equilibradas, ricas y ligeras... AQUÍ


Soy María Astudillo Montero 
Dirijo este blog. 
Soy Especialista en Nutrición y elaboración de dietas. 


martes, 19 de septiembre de 2017

Cómo conservar y preparar higiénicamente los alimentos

¿Sabes conservar bien tus alimentos?
Antes de comenzar, es necesario saber distinguir entre alimentos que se conservan en lugar fresco y seco, alimentos que deben conservarse refrigerados y, por último, congelados. Existen más técnicas, como el salazón, el secado/deshidratación, el adobo… pero vamos a centrarnos en las que más suelen usarse.



Lugar fresco y seco
Es muy importante tener en cuenta que la temperatura no sea muy alta y no haya mucha humedad.
Los alimentos que pueden conservarse así son las legumbres, las conservas, los productos envasados como galletas o bollería, latas, arroces, pastas…


Refrigeración
El frío es de los procedimientos más utilizados por la industria alimentaria para prolongar la vida de los alimentos, tanto es así que también es lo más utilizado en el hogar.

Lo que ocurre con el descenso de las temperaturas es que disminuye la velocidad de las reacciones químicas responsables del deterioro de los alimentos, al mismo tiempo que disminuye la velocidad de crecimiento de los microorganismos responsables del deterioro y de las intoxicaciones alimentarias.

Normalmente la refrigeración de alimentos está indicada entre los 0 – 4 ºC
Eso sí, cada grupo de alimentos necesita una temperatura diferente, por lo que, teniendo en cuenta que los lugares más cercanos al congelador están más fríos, lo más recomendable es disponer en ese lugar las carnes, pescados, huevos, salsas y alimentos ya cocinados, mientras que las frutas, hortalizas, verduras y bebidas, en las menos frías (partes más bajas de la nevera) quedando las zonas intermedias para el resto de alimentos.



Para conservar correctamente los alimentos, también es necesario que éstos se guarden en recipientes que puedan taparse (así evitaremos contaminaciones cruzadas y traspaso de olores), eso sí, frutas y verduras; abiertas o en bolsas con agujeritos para que no haya condensación y no proliferen tan fácilmente mohos y bacterias.

Y por último, respecto al tiempo que puede mantenerse un alimento en la nevera, más o menos unos 2 ó 3 días para carnes, salsas y pescados, mientras que para el resto, no debe superar la semana.


Congelación:
La congelación impide por completo la proliferación microbiana, manteniendo estables los nutrientes y respetando, de forma aceptable, olor y sabor.

Según que alimentos sean los que se quieren conservar de esta forma, habrá diferentes tiempos, teniendo en cuenta que su vida media oscila entre los 3 meses y los 2 años.

Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, para congelar legumbres, hay que escaldarlas antes de meterlas a congelar y los pescados hay que introducirlos en bolsitas impermeables al oxígeno y deben estar previamente eviscerados


¿Los preparas de forma correcta? 
La llegada del alimento a nuestra cocina hace que necesite de una preparación previa para su consumo y que este se haga de forma segura. Para ello, debes tener en cuenta que el lavado de las manos, de las superficies a usar, utensilios de cocina y cubiertos (prestando mayor atención a los cuchillos), deben estar en unas condiciones óptimas y bien lavados.

Recuerda también, llevar siempre el pelo recogido, utilizar un delantal específico para cocinar, lavarte las manos periódicamente, así como las bayetas, trapos y tablas.

Muy importante el lavado de alimentos previo a su troceado, pelado o mezcla de ingredientes para su posterior cocción.

Ahora sí, vamos al siguiente paso:



Descongelación:
La descongelación de los alimentos debe hacerse de forma adecuada para evitar contaminaciones y proliferaciones bacterianas. Pero claro, el método de descongelación depende del alimento, así pues, verduras y hortalizas pueden descongelarse mientras se cocinan, mientras que carnes y pescados, deben hacerlo en el frigorífico dentro de un recipiente impermeable para que el líquido exudado no contacte con el resto de alimentos.

Sólo se pueden descongelar alimentos fuera del frigorífico si ya se sabe que no hay microorganismos patógenos, no tarde más de una hora y la pieza sea pequeña.



Tratamientos térmicos y sus cambios físicos y químicos:
Normalmente, solemos llamarlo cocción. La cocción es el proceso por el que ocurren transformaciones físicas y químicas en los alimentos. Tiempo y temperatura serán los encargados de sus diferentes cambios.

Para “hacer” bien un alimento, la temperatura debe ser la misma en todo él, ya que esto es lo que garantiza la destrucción de microorganismos, poniendo especial atención en carnes y pescados, así como en la carne picada.

Por otra parte, para cocer verduras y hortalizas hay que intentar hacerlo con la menor cantidad de agua posible e intentar aprovecharla.

Por último, en la medida de lo posible, se debe evitar el recalentamiento o, como mucho, una vez y a la misma temperatura con la que se cocinó ese alimento.


Un saludo ;)







¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:



jueves, 14 de septiembre de 2017

Tostas de paté de merluza casero

La receta de hoy surgió una noche de verano al llegar a casa. Había pasado el día fuera y la verdad es que ni me acordaba de lo que tenía guardado en la nevera. Necesitaba improvisar algo rico, rápido y saludable. 
Vi una bandeja de merluza, unos tomates y recordé que había congelado unas rebanadas del pan del pueblo en el que vivo. Mezclé esos ingredientes en mi cabeza y... ¡tachán! Surgió esta RICURA. 



Ingredientes para una cena: 

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Pan (en rebanadas)30 g50 g70 g90 g
Merluza60 g80 g100 g120 g
Queso tipo Philadelphia light1 cuch. de postre1 cuch. de postre2 cuch. de postre2 cuch. de postre
Aceite de oliva virgen extra1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre
Tomate en rodajas100 g150 g200 g250 g
Pepinillos agridulces en rodajas15 g20 g25 g30 g



Elaboración:

1. Descongela el pan si lo tenías en el congelador al igual que yo. Si no, simplemente ponlo dentro de la tostadora y deja que se dore y se ponga un poquito crujiente.

2. Sitúa el filete de merluza sobre una sartén antiadherente con el aceite de oliva indicado y deja que se haga a la plancha.
El truco viene ahora: cuando esté listo, apaga el fuego y añade un poquito de sal, pimienta negra y cebolla en polvo. Con un cubierto de palo, rompe el filete y mezcla bien. Después, pasa esta mezcla a un cuenco y añade el queso tipo Philadelphia light. Mezcla muy bien, como preparando una pasta o un paté.

3. Extiende este paté de merluza y queso sobre el pan y sitúa encima de él, los pepinillos y el tomate. Adereza este último con un poquito de sal y disfruta de cada bocado...


Esta receta es ideal para aquellas personas a las que les cuesta comer pescado. La merluza es muy suave en cuanto a sabor, sus espinas son fáciles de eliminar y preparada de esta forma queda exquisita.
Además es fuente de hierro, proteínas de calidad y posee muy pocas calorías, con lo que resulta un plato muy ligero. 







¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:



Muchas más recetas equilibradas, ricas y ligeras... AQUÍ


Soy María Astudillo Montero 
Dirijo este blog. 
Soy Especialista en Nutrición y elaboración de dietas. 

martes, 12 de septiembre de 2017

Adelgazar 40 kilos y mantenerlos con La dieta ALEA

Cuando salió a la venta nuestro primer libro estuvimos en el programa de radio de Javi Nieves una mañana. La entrevista duró poquito, pero llegamos a muchas personas y fue toda una experiencia. 
Uno de los oyentes fue la chica que hoy nos cuenta su caso. 
Cuando supimos todo lo que había conseguido gracias al libro nos quedamos impresionados, y le pedimos si podía concedernos una pequeña entrevista. 
Gracias a su generosidad, aquí la tenéis.

1. Cuéntanos quién eres y a qué te dedicas:
Hola buenas!!! Soy Edurne y me dedico a la limpieza. 


2. Antes de esta dieta, ¿habías probado alguna otra? ¿Qué tal te fue (fueron)? ¿Recuperaste el peso al terminar esa dieta (dietas)?
Sí, probé otra en la que también me quite unos 10 kgs. Pero volvieron enseguida. 


3. ¿Por qué decidiste probar con en libro? ¿Te daba miedo no ser estricta?
Escuché la entrevista que os hizo Javi Nieves y apunte el nombre del libro. Más qué no ser estricta era que hay clases de comida, ensaladas… es que no me gustan, pero empecé haciendo recetas aleatorias y perdía peso, así que decidí hacerla estricta y el resultado es… 


4. Con esta dieta, ¿cuánto peso perdiste? ¿Hace cuanto que terminaste? ¿Lo has mantenido?
He perdido 40 kgs, la he terminado hace medio año y lo he mantenido. 



5. ¿Qué es lo que más te ha gustado de esta dieta?
Qué se pueda merendar nocilla!!! Jajaja… Que se come de todo.


6. ¿Y lo que menos?
La verdad es que nada. 


7. Explícanos las diferencias principales entre tu antigua alimentación y la actual.
Fuera grasas, fuera bollería industrial y mucha más verdura. 


8. ¿Practicas deporte? ¿Con cuánta frecuencia?
No, nada. Ahora lo qué sí que hago más es caminar, porque mis piernas no sufren y no estoy después lamentando el haber dado un paseo.


9. ¿Merece la pena el esfuerzo?
Sí, mucho.


10. ¿Crees que mantendrás este estilo de vida de aquí en adelante?
Quiero hacerlo, me encuentro fenomenal!!! 


Experiencia ALEA libro Edurne
Y ahora, por favor: si tienes algo más que contarnos, hazlo con total libertad. A veces cuando uno tiene mancha ancha se explica mejor que con unas cuantas preguntas preparadas. Así que este espacio es todo tuyo… ¡Muchísimas gracias! Ha sido un PLACER tratar contigo :) 

Fue una suerte escuchar ese día la entrevista, la verdad que he sido muy estricta con la dieta pero ha merecido la pena. Antes usaba una talla 54 y era un calvario ir de compras, lo odiaba, ahora uso una 40 y es fantástico!!! La verdad qué me encuentro fantástica y daros un millón de gracias por haber escrito el libro, alguien cercano me dijo qué no sabía que misterio podía tener el libro, el misterio es no tener que pensar ni el menú ni las cantidades, sino hacer lo que indica el libro. Y se puede. Un millón de gracias y esperando el siguiente libro :) :) 







¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:

jueves, 7 de septiembre de 2017

Montaditos de berenjenas con salsa pomodoro

El final del verano es sinónimo de que las fruterías y las despensas de quien tiene huerto se llenan de tomates, calabacines, pimientos, berenjenas... Estas verduras están en su máximo esplendor durante esta temporada y además, más baratas que nunca. Así que hoy os traemos una receta sencillísima pero la mar de sabrosa. Podréis hacerla con calabacín en lugar de berenjena si os gusta más, o cambiar el queso por un poquito de jamón o pavo si os casa mejor. 
Allá vamos: 


Ingredientes para una cena: 

Ingredientes Plan 1Plan 2Plan 3Plan 4
Berenjena en rodajas
O bien, calabacín
200 g220 g240 g260 g
Tomate fresco150 g180 g200 g 230 g
Ajo1 diente1 diente1 diente1 diente
Mozzarela light
o bien, jamón bajo en grasa o pechuga de pavo
50 g70 g90 g100 g
Aceite de oliva virgen extra1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre1 cuch. de postre
Laurel y albahacaun poquitoun poquitoun poquitoun poquito
Pan15 g20 g25 g30 g



Elaboración:

1. Dispón las rodajas de berenjena sobre la bandeja del horno. Ponles un poquito de sal y pimienta negra y mételas a 180 ºC durante 12-15 minutos.
2. En ese tiempo prepararás la increíble y sencilla salsa italiana pomodoro. Toma una sartén antiadherente y calienta el aceite. Baja el fuego casi al mínimo y añade el ajo troceado. Deja que se haga un minuto o dos. Después, añade el tomate troceado (puedes incluso rallarlo), un poquito de sal y una hoja de laurel.
Deja que rompa a hervir y apaga el fuego. Deja la sartén en el calor residual para que termine de cocinarse la salsa.
3. Cuando las berenjenas estén listas, sácalas y prepara los montaditos de esta manera:
  • Pon una rodaja de berenjena.
  • Luego una rodajita de queso.
  • De nuevo una de berenjena y otra de queso.
  • Y termina con una rodaja de berenjena y un poco de salsa de tomate por encima. 
  • Decora con  un poquito de albahaca fresca o seca y DIS-FRU-TA.





¿Deseas adelgazar? ¿Mejorar tu alimentación? 
Podemos ayudarte:



Muchas más recetas equilibradas, ricas y ligeras... AQUÍ

 
Soy María Astudillo Montero 
Dirijo este blog. 
Soy Especialista en Nutrición y elaboración de dietas. 
 


martes, 5 de septiembre de 2017

Bienvenidos al curso 2017-2018

Arranca el curso y para nosotros, que debemos tener en mente el horario del colegio todavía, es como si empezara el año. Así que estos días estamos locos de contentos: por fin dejamos atrás la locura veraniega, tras el descanso regresamos con el ánimo renovado, afrontamos los nuevos proyectos con más fuerza si cabe. Y de esos hay unos cuantos... Pero, ¡hasta aquí puedo leer! Hay contratos de confidencialidad y todo... Os lo contaremos con mucho gusto a su debido tiempo. 

Si os está costando un poco reengacharos a vuestras vidas, hoy os daremos algunos sencillos consejos para ir cogiendo ritmo. 


1º: Limpia tu nevera y tu despensa. 
Seguramente si has pasado unos días fuera de casa, o bien has salido a comer o cenar más a menudo en estas semanas, habrá alimentos que se han pasado. 
Es una pena tirar comida así que trata de aprovechar todo lo que puedas. Por ejemplo, si tienes verduras "feas" te vendrán estupendamente para hacer purés y cremas.



2º: Haz una lista de la compra saludable.
Una vez hayas revisado los estantes de tu cocina, sabrás qué necesitas comprar y qué no. Elaborando una lista ahorrarás dinero, tiempo y ganarás en salud. 
Si estás haciendo dieta con nosotros (ya sea en la clínica de Salamanca o a través de ALEAonline), toma la más reciente y haz un repaso de los alimentos que necesitarás para esa semana o quincena. 

3º: Ve al super.
Dos detalles importantes en este punto: al ir a la compra procura ir con el estómago lleno: así tomarás decisiones más saludables porque no te moverán los impulsos. Y en segundo lugar, ve con tiempo: así podrás revisar el etiquetado de los productos y elegir los más saludables.



4º: Invierte tiempo en cocinar.
Si tienes la suerte de que disfrutas cocinando, este punto lo tienes ganado.
Si por el contrario te da pereza ponerte el delantal... ¡tenemos que animarte a cambiar el chip! Una buena alimentación pasa por cocinar, por meterte en la cocina un ratito y emplearte a fondo para cocinar recetas ricas. Quizá puedas encontrar un par de días a la semana en los que cocinar los platos que comerás y cenarás en los próximos días. Así, cuando llegues a tu casa por la noche, después de un duro día, tan solo tendrás que calentar tu cena y degustarla. 

5º: Disfruta alimentándote bien. 
Este punto es primordial: disfruta con tu alimentación. Comer bien es un privilegio. Y que quieras perder peso, no significa que debas renunciar a este placer. Todo lo contrario: si estás decicid@ a mejorar tu alimentación y adelgazar deberías hacerlo en base a recetas saludables, apetecibles y sabrosas. Que nadie de prive de ningún grupo de alimentos. 
Tenemos la suerte de gozar de una de las mejores dietas del mundo: la dieta Mediterránea. Aprovecha cada bocado.  


Queridos lectores y queridos pacientes, gracias por seguir ahí. Gracias por vuestros amables comentarios. Nos hacéis la vida más bonita y emocionante. ¡Vamos a por un año maravilloso!





 
Soy María Astudillo Montero 

Especialista en Nutrición y elaboración de dietas.
Miembro de la Sociedad Española de Diabetes 
de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.
Dirijo este blog.
 Soy co-fundadora de ALEA.