jueves, 18 de diciembre de 2014

Galletas de jengibre

¡Buenos días, amigos! 
A solo unos días de zambullirnos en las Navidades, os mostramos en este último post (haremos un pequeño parón hasta después de Reyes) cómo hacer unas sencillas galletas de jengibre bajas en calorías para que puedan disfrutarlas todos los miembros de la familia: desde los más pequeños hasta los que están a dieta.

Esta vez no nos ha dado tiempo a hacerlas, por eso no hemos podido incluir una foto propia. Pero os prometo que están geniales, las probamos hace tiempo y quedan buenísimas. 
La foto que veis es de la web "danzadefogones.com". 


Fotografía de "danzadefogones.com" :) 

Estas galletas tienen más calorías que las hicimos el otro día (galletas de Navidad light) porque contienen azúcar. (Podíamos haber sustituido el azúcar moreno de la receta y haber puesto en su lugar edulcorante sin calorías tipo estevia, pero perderíamos ese color oscuro característico de las galletas de jengibre).


Ingredientes:
  • 250 g de harina
  • 150 g de margarina baja en calorías tipo Ligeresa
  • 50 g de azúcar moreno y 25 g de edulcorante sin calorías tipo estevia
  • 5 g de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 huevo
  • sal

Elaboración:
- Precalienta el horno a 180ºC.
- Toma un bol y echa dentro los ingredientes en polvo: el azúcar, la estevia, la harina, el bicarbonato, el jengibre, la canela y una pizca de sal. Mezcla bien.
- Bate el huevo y añádelo a la mezcla. Antes de mezclarlo echa también la margarina. En ese momento amasa todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea. 
- Ahora solo tendrás que hacer galletas, bien con moldes o manualmente, y hornearlas durante unos 20 minutos. Tendrás que dejarlas enfríar al sacarlas del horno, durante el enfriamiento quedarán crujientes. 

* * Nuestro consejo es que (al menos para ti, para que tengas el control de lo que comes) separes un pedacito de masa y la partas en porciones de 20 gramos cada una. Así conseguirás galletas de 80 calorías cada una. 
De esa forma podrás tomar en el desayuno (o en la merienda) 2 galletas (y si eres chico, 3). 


¡Felices fiestas! 





martes, 16 de diciembre de 2014

Compensar en Navidad

¡Hola amigos! 
Estamos casi a punto de coger unos días libres coincidiendo con la Navidad, pero antes de despedirnos queremos hablaros de algo muy interesante. Algo, que si sabemos cómo hacerlo, puede salvar el resultado de la dieta.
Estamos hablando del concepto de COMPENSAR LOS EXCESOS.



Casi seguro que a todos os viene a la mente la siguiente escena: nos vamos de cena con los amigos, nos pasamos un montón y encima terminamos la noche bebiendo unas copas. Y a todo esto, estamos a dieta. Seguro que lo que muchos harán será que al día siguiente se pondrán a "lechuga y pechuga"... 
O peor: puede que haya habido algunos incautos que hayan llevado a la práctica eso de la "lechuga y pechuga" el día anterior a la salida en cuestión.

Seguro que es una escena que os suena.


Bien, hoy queremos hablaros de cómo compensar bien. Sin hacer burradas que de nada sirven.
Y decimos que no sirven de nada por dos motivos:
  • 1. El que compensa antes de salir a comer o cenar por ahí, llegará con tanta hambre (por lo poco que ha comido las horas o los días anteriores) que se pasará mucho más de lo que habría podido si se hubiera alimentado normalmente.
  • 2. El que compensa después, encima de que lo pasa mal la siguiente jornada generalmente nunca llega a equilibrar la balanza. 

El primer consejo (y además el más eficaz) que podemos daros para que vayáis a la cena o comida con serenidad es que almorcéis o merendéis lo más tarde posible. Es decir, si tenéis una cena con amigos, merendad a eso de las 20:00 o 20:30. De esa forma llegaréis a la cena recién merendados, con el estómago un poco ocupado aún y os será más sencillo cuidaros en la cena. 

Para la cena o la comida, aquí te dejamos el primer post diciembre hablando sobre ello: 


En segundo lugar, el tema de compensar:
Lo más eficaz es hacerlo los días posteriores. Para ello varios consejos:
  • 1. Que tu bebida de elección sea el agua: no aporta calorías (no engorda) y te ayudará a eliminar líquido.
  • 2. Organiza un plan de comidas y cenas ligeras y fáciles de hacer (nuestros pacientes tienen los "días de choque": recetas equilibradas y muy ligeritas).
  • 3. Que tu desayuno tenga: 1 vaso de leche desnatada (con infusión o café), 1 rebanada de pan (2 si eres chico) y 1 pieza de fruta. 
  • 4. Que tu merienda y tu almuerzo sean una pieza de fruta (o dos si eres un chico).
  • 5. Que tus postres sean infusiones (o café) sin azúcar.
Siguiendo estos consejos conseguiréis no pasaros mucho en el evento fuera de casa y además al día siguiente os pondréis en marcha con energía, de forma ligera pero saludable y cogeréis ritmo para seguir con vuestra dieta. 









jueves, 11 de diciembre de 2014

Galletas de Navidad

¡Buenos días amigos! 

Lo prometido es deuda: ayer os contábamos que habíamos hecho unas galletas de Navidad que además de estar de vicio eran aptas para la dieta. Y aquí las tenéis. 
Son fáciles de hacer, baratas, no son engorrosas y podréis hacerlas con vuestros hijos para pasar un rato divertido.

Antes de comentar la receta os contamos cómo podéis tomarlas:
Nosotros hemos hecho galletas que pesan unos 20 gramos cada una. De esa forma conseguimos que tengan unas 60 calorías. 
Nosotros usamos Ligeresa y como edulcorante, estevia en polvo. Si hubiéramos usado mantequilla normal y azúcar habrían tenido unas 110 calorías por galleta, ¡casi el doble!

Así, con galletas de unos 20 gramos, podemos tomar como postre un par. Y si es en el desayuno, podríais tomar 3 galletas. 




Ingredientes:
  • 250 gr de mantequilla tipo Ligeresa
  • 100 gr de edulcorante en polvo tipo estevia
  • 1 huevo pequeño
  • 400 gr de harina (aproximadamente)
  • Unas raspitas de piel de mandarina
  • Un chorrito de ron

Elaboración:

1. Pon la mantequilla en un bol de cristal y con una cuchara ve aplastándola hasta conseguir una textura blandita. 
2. Añade a continuación el edulcorante tipo estevia y mezcla hasta conseguir una masa suave y homogénea. 
3. En ese punto añade el huevo, el ron y las raspitas de mandarina. Mezcla muy bien.
4. Añade la harina poco a poco, y mezcla bien con la cuchara. Se irá formando una masa de cierta consistencia.

* Una vez esté lista, debes dejarla reposar en el frigorífico entre 2 y 4 horas para trabajarla mejor después.

Una vez pasado el tiempo de reposo, parte la masa en varias porciones para trabajarlas mejor. 
Extiéndela sobre una superficie lisa y si tienes moldes haz uso de ellos. 
Si no los tienes, puedes hacer bolitas de unos 20 g cada una y aplastarlas con los dedos. De esa forma te quedarán galletas redondas e irregulares, como las que te mostramos justo ahora: 



Para hornearlas: precalienta el horno a unos 200ºC y mételas durante unos 15 minutos. Si te gustan más doradas déjalas un par de minutos más. 

martes, 9 de diciembre de 2014

Turrones sin azúcar, CUIDADO


Desde hace unos años se han puesto de moda los dulces sin azúcar. Y los postres navideños no son una excepción: encontramos mazapanes, polvorones y turrones en los que un texto junto a la marca indica "apto para diabéticos" o "sin azúcares añadidos".






Estos mensajes nos llevan a pensar varias cosas:
  • 1. que no engordan (o al menos, que  engordan mucho menos que la variedad normal). FALSO
  • 2. que son más sanos. FALSO
  • 3. que podemos tomar más cantidad porque son más ligeros. FALSO.
  • 4. como son aptos para diabéticos, los pueden consumir sin miedo a las consecuencias. FALSO


Vamos a explicaros algunos detalles en los que de entrada uno no cae, pero que debe tener presente antes de llevarse un pedazo de turrón a la boca (estas explicaciones son igualmente extensibles al resto de dulces navideños o no).

¿Engordan menos?
Para nada: un turrón de media aporta unas 500 calorías por 100 g. 
Si el turrón lleva fructosa (en lugar del azúcar tradicional) aportará las mismas calorías. La ventaja de la fructosa es que no produce subidas tan fuertes de glucemia, por eso es preferible para las personas que sufren diabetes. 
Si el turrón en vez de azúcar tradicional o fructosa está endulzado con un edulcorante que no aporte calorías, nos encontraremos ante unas 430 calorías por 100 g. Vemos diferencia con respecto al normal, pero no tanta como para pensar que no engorda.

¿Son más sanos?
Lo cierto es que no, porque aunque estén endulzados con edulcorantes sin calorías, aportan la misma cantidad de grasas. El perfil graso de los turrones (y de los polvorones) no es ni de lejos sano... Por eso y por la cantidad de calorías en vehiculizan en una pequeña porción debemos tomar estos dulces de forma puntual. 

¿Podemos tomar más cantidad?
No. Tanto si es la variedad normal como si es la que no contiene azúcar o posee fructosa, debemos cuidar que la ración no sea desmedida.
Una porción de unos 30 gramos es suficiente como para darnos un gusto sin estropear ni nuestro peso ni nuestra salud. 

¿Los diabéticos pueden tomar la cantidad que quieran?
Para nada. Deben hacer caso del mismo consejo que hemos comentado en las lineas superiores: una porción de 30 gramos de vez en cuando será adecuada.
No por estar hechos con fructosa o con edulcorantes sin calorías, están exentos de crear problemas: la cantidad de grasas saturadas y grasas trans elevarán nuestro colesterol y nuestros triglicéridos. 


RESUMIENDO: 
Disfruta de los dulces navideños con cabeza: puedes tomar una ración de forma puntual, pero recuerda que no es bueno abusar de nada. 



jueves, 4 de diciembre de 2014

Canapés de Navidad

Hace unos días os lo adelantábamos: durante todo el mes de Diciembre iremos colgando una serie de artículos orientados para haceros la vida y la dieta más sencilla en Navidad.

En el artículo de hoy os vamos a contar la forma de hacer tres tipos de canapés diferentes a los habituales, muy ricos y además ligeros. Estamos seguros de que vuestros invitados se chuparán los dedos. Aquí tenéis un adelanto y más abajo todos los detalles...

Canapés de Navidad ALEA




CANAPÉ DE TOMATE CHERRY Y QUESO AZUL

25 calorías por unidad

Ingredientes:
6 tomates cherrys 
30 g de queso azul (o cualquier otro queso blandito que prefieras)



Elaboración: 
Lava bien los tomatitos, sécalos y haz un corte en la parte superior. Con la punta de un cuchillo ve dejándolo lo más vacío que puedas. La idea es rellenar ese hueco con una pequeña porción de queso.
Detalle del tomatito vacío. 
Una vez los hayas rellenado todos puedes servirlos fríos o bien (a mí me gustan mucho más así) calentarlos en el horno unos 5 minutos: el queso se derretirá. 



BANDERILLA DE QUESO Y UVAS

30 calorías por unidad

Ingredientes:
6 tomates cherrys 
6 uvas 
6 rodajitas de pepino
60 g de queso de Burgos LIGHT



Elaboración: 
Lava bien los ingredientes frescos. 
Toma un palillo y clava un tomatito, una rodaja de pepino, una porción de queso de Burgos y por último una uva. 
* Si te gusta, puedes servir cerca una salsa ligera de yogurt para untar antes de llevarte este delicioso bocado a la boca. 



VOLOVANES DE ESPINACAS Y BECHAMEL

51 calorías por unidad

Ingredientes:
8 volovanes de hojaldre pequeñitos
Bechamel (puede ser de brick) (1 cucharada de postre por cada volován)
Espinacas cocidas



Elaboración: 
Pon un poquito de bechamel en el fondo de cada volován.
Coloca encima unas hojitas de espinacas cocidas en agua con sal y pon un poco más de bechamel encima.
* Puedes gratinarlos en el horno para tomarlos calientes o servirlos del tiempo.


Detalle del tamaño del volován. 





martes, 2 de diciembre de 2014

Cómo no olvidar tu dieta en las cenas de empresa de Navidad

Inauguramos diciembre, el mes del invierno y de la Navidad, con una serie de artículos orientados a haceros estos días más llevaderos a los que estáis a dieta.

Para algunas personas diciembre y dieta son incompatibles, pero queremos demostraros que no es así. A pesar de ser un mes complicado (después entraremos en por qué es complicado) uno puede seguir su "camino dietil" y seguir avanzando. De hecho en los últimos años son más las personas que comienza a hacer dieta en estas semanas previas a las vacaciones de Navidad.



Estos días inevitablemente la cosa se complica: tenemos a nuestra disposición en cualquier lugar (nuestra casa, la de nuestros amigos, nuestro centro de trabajo o de estudios...) un montón de dulces navideños; turrones, mazapanes, polvorones, roscos de vino,  frutos secos, empanadas y docenas de tentaciones más. Y para colmo nos salen cenas y comidas con amigos, con familiares y de empresa hasta debajo de las piedras...

En el artículo de hoy vamos a daros las claves para que esas comidas y cenas de empresa o con amigos causen el menor efecto posible en vuestro peso y vuestra salud. Son apuntes que quizá ya conozcáis, pero os prometo que a todos nos viene bien recordar estas cosas de vez en cuando. ¡Así que vamos allá! 

Consejos de oro para que las comidas y cenas de empresa de Navidad no pasen factura en la báscula: 

1. Evita el alcohol:
El brindis al final de la cena no te lo puedes perder, pero sí puedes evitar copas de vino, cervezas y cócteles. 
Una copa de refresco de cola con whisky aporta más de 300 calorías. Así que imagina de cuántas podrás librarte si evitas el alcohol.



2. Opta por refrescos light.
Si te gusta beber algo fresquito y con burbujas, pide que sea LIGHT o ZERO. Cada refresco normal aporta 150 calorías, mejor si lo pides light o zero. Sobra decirlo, pero lo diremos: la mejor elección para beber es siempre el agua. 

3. Vigila en pan.
Aunque es un alimento tremendamente sano y necesario, es algo de lo que es muy fácil abusar. En estas comidas y cenas, que seguro serán muy copiosas trata de tomar una ración muy pequeña de pan. Unos 20 gramos (una rebanada) será adecuado. 

4. Evita lo evitable y tira por lo sano: 
Los fritos de acompañamiento; patatas, croquetas, gambas rebozadas, rabas... Cualquier alimento que haya sido frito aportará un montón de grasa innecesaria. Así que si puede evitarlo, mejor que mejor.
En su lugar puedes tomar unos riquísimos espárragos con vinagreta, con un poquito de mayonesa o tal cual. 

5.  El postre: sí, pero poquito. 
Exacto: disfruta de un pedazo de postre igual que el resto de invitados, pero hazlo con más cabeza. Toma una pequeña porción, lo degustarás igual y ni tu peso ni tu salud te pasarán factura. 

6. Ojo con las cantidades:
Esta es la clave, amigos: la cantidad de alimentos que tomamos en cada comida o cena. 
Podemos comer de todo, pero con cabeza. Intenta comer una cantidad parecida a lo que tienes en tu dieta para comer y para cenar. Con eso, tienes medio camino ganado.

Recordamos el método del plato, infalible para hacer una buena elección de ingredientes:

La mitad del plato: verduras y hortalizas
Un cuarto del plato: hidratos de carbono (¡que nadie de los deje!***)
Un cuarto del plato: alimento proteico

*** El cuarto de los hidratos y el cuarto de las proteínas, engordarán casi lo mismo, así que que nadie se prive de los hidratos, DEBEN SE LA BASE DE NUESTRA ALIMENTACIÓN :) 

Os dejamos esta imagen con distintas opciones cumpliendo el método del plato.

Método del plato, metodo del plato




Y para terminar, una reflexión: seguro que al cabo del tiempo recordarás las risas que pasaste en ese encuentro más que la comida que tomaste. Lo importante ocurre alrededor de la mesa no sobre ella. 






jueves, 27 de noviembre de 2014

Comidas del mundo II: MÉJICO

¡Buenos días! 

Para nuestra segunda entrada de comidas del mundo hemos elegido una que sabemos gusta a casi todos: unas fajitas mejicanas
Preparadas de una u otra forma, con o sin picante, no he conocido a nadie que no goce con una de estas... Y es que... ¿sería capaz alguien de no disfrutar con unas tortas de maíz, verduras frescas y braseadas y unos trocitos de pollo dorados...?


Lo mejor de todo: haciéndolas como os indicamos sus calorías las hace aptas para vuestra dieta
Sin más, aquí las tenéis, recién preparadas y aún por doblar.



INGREDIENTES para 2 fajitas:

- 2 tortitas de maíz de tamaño pequeño
- 120 g de pechuga de pollo
- 150 g de tomate fresco
- 60 g de pimiento (puede ser fresco o bien enlatado)
- 50 g de cebolla
- 60 g de hojas verdes de ensalada
- Media cucharada de aceite de oliva
- 4 cucharadas de ketchup
- 4 cucharadas de mayonesa light o una salsa similar


:) SOLO 204 CALORÍAS por fajita (Ideales para una cena de vez en cuando: 3 para los chicos, 2 para las chicas.)


ELABORACIÓN:

1. Parte la pechuga de pollo en taquitos como de un centímetro de lado. Parte también la cebolla y el pimiento. 
2. En una sartén antiadherente echa el aceite. Cuando esté caliente añade el pollo, la cebolla y el pimiento y deja hacer a fuego medio durante unos minutos. 
3. Cuando estén listos pon a punto de sal, añade un poquito de pimienta negra y echa el tomate fresco troceado. Añade el ketchup t apaga el fuego.
4. Calienta en el microondas las tortitas durante unos 15 segundos. 
5. Para montarlas: pon unas hojas verdes sobre cada tortita, después el preparado de pollo y verduras, y por último añade un poquito de mayonesa o una salsa similar. 
(Yo usé un chorrito de la marca Heinz variedad cebolla y ajo.)




Más recetas en nuestra sección RECETAS RICAS DE DIETA

Y más aún con nuestras dietas: 
En Salamanca, ALEA Consulta dietética
En el resto del mundo: www.aleadiets.com 

Síguenos en Facebook :) 

jueves, 20 de noviembre de 2014

Tortilla de nata y verduras sabrosas

Buenos días, amigos.
Hoy os mostramos una receta de las que os gustará tanto que repetiréis más de una vez. Tiene un toque cremoso, salado y blandito que estoy segura os encantará.

Yo he usado una serie de verduras (las que tenía en casa ese día), pero podéis hacerla con las que más os gusten, ya sabéis que en general podemos sustituir una verdura por otra parecida sin que la receta varíe demasiado en calorías y propiedades nutricionales.

Os dejo a continuación los ingredientes, cantidades y modo de elaboración.

Tortilla de verduras ALEA
Tortilla de nata y verduras sabrosas.


INGREDIENTES:
- Cebolla: 40 g
- Puerro: 30 g
- Repollo: 30 g
- Brócoli: 50 g
- Huevos medianos: 2
- Nata líquida: 2 cucharadas soperas
- Media cucharada de aceite de oliva 
- Sal, pimienta negra y nuez moscada


:) SÓLO 341 CALORÍAS (Ideal como una cena completa o bien el segundo plato de una comida.)


ELABORACIÓN:
  1. Calienta el aceite en una buena sartén antiadherente. Ve partiendo las hortalizas y resérvalas.
  2. Añade el primer lugar la cebolla y el puerro picados y deja que tomen un color dorado. Tras eso añade el brócoli y el repollo picaditos y pon a punto de sal. 
  3. Baja el fuego y déjalos hacer al menos 4 minutos. Si ves que se seca puedes añadir unas gotas de agua y tapar la sartén.
  4. Bate los huevos, pon una pizca de sal, pimienta negra, nuez moscada y la nata indicada. Mezcla muy bien y añade por último las verduras ya cocinadas.
  5. Prepara una tortilla en la sartén antiadherente sin añadir más aceite del que haya quedado de las verduras. Cuálaja a tu gusto y sírvela caliente o fría, como más te guste. 



Más recetas en nuestra sección RECETAS RICAS DE DIETA

Y más aún con nuestras dietas: 
En Salamanca, ALEA Consulta dietética
En el resto del mundo: www.aleadiets.com 

Síguenos en Facebook :) 

martes, 18 de noviembre de 2014

Mi dieta definitiva



1. Cuéntanos quién eres y a qué te dedicas:
Hola soy Marta tengo 26 años, trabajo en Subway, una franquicia de comida rápida.


2. Antes de esta dieta, ¿habas probado alguna otra? ¿Qué tal te fue (fueron)? ¿Recuperaste el peso al terminar esa dieta (dietas)?
He probado un millón de dietas pero nunca me han dado resultado o me cansaba antes de terminarlas o tenían efecto rebote y engordaba el doble de lo que perdía.


3. Con esta dieta, ¿cuánto peso perdiste? ¿Hace cuanto que terminaste? ¿Lo has mantenido?
Esta dieta es maravillosa he perdido 22kg comiendo de todo incluso más postres que antes, ahora como mucho mejor y más variado terminé hace tres meses y de momento me sigo manteniendo, espero seguir así.

dieta ALEA
Con una dieta mediterránea ligera uno puede y debe comer de todo, todos los días. Así es nuestra dieta. 


4. ¿Qué es lo que más te ha gustado de esta dieta?
Lo que más me ha gustado es poder permitirme comer helados, flanes, natillas, mousses de chocolate y seguir adelgazando, solo hay que preocuparse de mirar las calorías que tienen y en que momento del día puedes tomártelo. Con esta dieta no pasas ansiedad de nada todo esta permitido en su cierta medida.


5. ¿Y lo que menos?
Al principio eché mucho de menos el pan pero luego te acostumbras.


6. Explícanos las diferencias principales entre tu antigua alimentación y la actual.
Antes picoteaba mucho entre horas, ahora intento tener unos horarios establecidos. También comía demasiado pan con las comidas.


7. ¿Practicas deporte? ¿Con cuánta frecuencia?
Salgo a montar en bici aunque ahora con el trabajo no tengo demasiado tiempo, intento hacerlo una vez por semana.


8. ¿Merece la pena el esfuerzo físico y la dieta?
Claro que merece la pena a medida que vas avanzando y comienzas a ver los resultados te das cuenta que el esfuerzo ha dado sus frutos y esto te da más fuerzas para seguir hacia adelante.


9. ¿Crees que mantendrás este estilo de vida de aquí en adelante?
Intentaré seguir así y no volver hacia atrás, mi cuerpo se da cuenta el solo de lo que le conviene y de lo que no, si algún día me salgo fuera de esta rutina mi estómago no se siente bien te encuentras mucho más pesado de lo habitual.
Además con esta dieta aprendes que se puede comer sano comiendo de todo. Espero seguir con este estilo de vida durante mucho tiempo.

* Bueno que más puedo deciros, os recomiendo que probéis esta dieta ya que si lo hacéis ya no tendréis que intentarlo más, será la dieta definitiva. Muchos ánimos a todos. Un saludo.


jueves, 13 de noviembre de 2014

Comidas del mundo, I: GRECIA

Buenos días, amigos.

Una de las muestras de cultura más rica de un país la encontramos en su gastronomía. Tenemos la suerte de vivir junto al Mediterráneo, cuna de tradiciones, mitos, arte y de sabia forma de alimentación.
Hoy inauguramos el primero de una tanda de artículos en los que os contaremos cómo hacer un plato típico del país elegido. 

Corfú, Grecia. El lugar originario de la receta de hoy.

En este caso empezamos con Grecia. Y no, no haremos musaka, esa receta tan... rica, especial, buenísima, equilibrada... esa la dejaremos para otro día.
Hoy vamos a mostraros una forma diferente de hacer lo que viene siendo una menestra en España. Vi cocinar el plato en un documental sobre viajes y gastronomía y nada más terminar, corrí a la cocina a prepararlo tal cual lo había visto había visto.

El resultado final fue este: 



Os cuento cómo hacerlo, y de verdad, está para repetir de vez en cuando, para chuparse los dedos al acabar y encima para estar orgulloso por lo bien que queda y lo sano que es. 

INGREDIENTES:
- 150 g de patata
- 60 g de calabacín
- 60 g de pimiento rojo
- 60 g de cebolla
- 60 g de brócoli (o cualquier otra verdura, en el documental utilizaban berenjena, pero yo no tenía en casa en ese momento)
- Un puñado generoso de pimienta negra y de eneldo (si es fresco, mejor. Pero siempre puedes echar mano del seco como yo misma hice)
- 1 cucharada de postre de aceite de oliva
- 2 cucharadas de tomate frito mezcladas con 6 cucharadas de agua
- sal 

:) SÓLO 205 CALORÍAS (Ideal para una cena muy ligera o para el primer plato de una comida.)


ELABORACIÓN:

* Precalienta el horno a 180-200º.

1. Pela las patatas, lávalas junto al resto de verduras y pártelas en pedazos más bien grandes.
2. Toma una fuente de horno y pon las patatas en la base. Después el resto de verdura por encima.
3. Añade la pimienta negra, el eneldo, la sal, el aceite de oliva y el tomate frito rebajado con agua.
4. Introduce la fuente de verduras en el horno y déjalas hacer durante 35-40 minutos aproximadamente. 

* Antes de servir mezcla muy bien todo el contenido y listo. 


Esta era la fuente de verduras antes de meterla en el horno: 




Si deseas hacer esta receta como comida, serviría como primer plato. Después tendrías que tomar un segundo: pescado, carne o huevos (La ración aproximada: unos 150 g de carne o pescado o bien un par de huevos medianos).



Más recetas en nuestra sección RECETAS RICAS DE DIETA

Y más aún con nuestras dietas: 
En Salamanca, ALEA Consulta dietética
En el resto del mundo: www.aleadiets.com 

Síguenos en Facebook :) 

martes, 11 de noviembre de 2014

El pavo está de moda

Redacción: 
Sara Garcés Carcas • Dietista 


Últimamente el pavo se ha puesto de moda. Y sí, es cierto que es una carne con muchos beneficios y apta para todos, pero… ¿en todas sus formas y variedades? 



La carne de pavo se caracteriza principalmente por su bajo aporte graso y por la buena cantidad de proteínas de alta calidad que aporta.
En esta tabla se pueden observar las claras diferencias entre 100 gramos de embutido de pechuga de pavo y 100 gramos de chorizo:


Pechuga de pavo
Chorizo
Kcal
96
385
Proteínas
21.8
22
Grasas
0.99
32.1
Grasas saturadas
0.36
12.06



Como se puede ver, la pechuga de pavo es una opción mucho más saludable que otro tipo de embutidos como puede ser el chorizo, salchichón, mortadela etc., ya que es muy poco calórica y sobre todo aporta muy poca grasa.
De ahí su buena fama sobre todo en las dietas de adelgazamiento y también cobra mucho protagonismo en la dieta del deportista por su aporte de proteínas de alta calidad. 

Debido a estos beneficios, muchas personas tienden a pensar que cualquier producto cárnico es saludable y apto para cualquier dieta, si en su etiqueta indica que es “de pavo”, ya sea en filete fresco, embutido, salchicha, fuet, salchichón de pavo o chorizo de pavo. 
Y nada más lejos de la realidad, hay que tener cuidado con todas estas variedades ya que por el hecho de que sean de pavo no quiere decir que sean bajas en grasa y poco calóricas, ni mucho menos.



En esta otra tabla, os muestro una comparativa entre 100 gramos de salchichón normal a base de cerdo y uno de pavo.


Salchichón a base de cerdo
Salchichón de pavo
Kcal
378
296
Proteínas
20
24
Grasas
30
20
Grasas saturadas
11.4
7



Como veis, hay diferencias entre ambos productos pero ya no son tan grandes como era en el caso de la pechuga de pavo de la que hablábamos antes. 

Aunque el salchichón de pavo es algo menos calórico y también menos graso que el normal, es un producto que no es recomendable incluir habitualmente en nuestra dieta ya que aunque sea de pavo… las cifras no nos engañan. 

Lo mismo ocurre en el caso de las salchichas. Da igual de que animal provengan, una salchicha no suele contener menos de un 20% de grasa, por lo que, sigue sin ser un alimento para el consumo habitual venga del animal que venga. 

Por lo tanto, está muy bien tomar carne de pavo, especialmente si es fresca o pechuga en embutido, pero no os dejéis engañar por su nombre y antes de comprar uno de estos productos derivados del pavo, paraos a mirar la información nutricional para saber si realmente es saludable y apto para la dieta habitual, o simplemente tenéis que dejarlo para consumo esporádico.


jueves, 6 de noviembre de 2014

Hamburguesa vegetal de garbanzos y pimientos

Ayer os lo adelantaba. Os dije que teníamos una receta prevista para hoy riquísima... Pero de verdad, que me quedo corta. 
A algunas personas les cuesta tomar garbanzos, esa legumbre tan sabrosa y tan agradecida (con nada que le pongas, queda un guiso estupendo). Así que buscamos nuevas recetas para introducir este alimento de forma que parezca más atractivo. Hoy os los mostramos disfrazados de hamburguesa. 

Y por supuesto, para los que estéis hartos de las típica hamburguesa de carne, esta puede ser una opción genial. 
Hemos acompañado la hamburguesa con una ensalada de hojas verdes con vinagre de Módena y con unas patatas fritas hechas con media cucharada de aceite. Como lo estáis leyendo, media cucharada de aceite. ¿Cómo? Nosotros utilizamos un aparato de cocina denominado Actifry. Pero también podéis hacerlas al horno o en el microondas, después lo detallamos.

Vamos allá con su explicación:




INGREDIENTES PARA OCHO HAMBURGUESAS:
- 1 bote de garbanzos cocidos de 400-440 g
- 3 pimientos del Piquillo
- 80 g de calabacín rallado
- 1 diente de ajo
- 1 huevo 
- 3 cucharadas rasas de harina
- Sal y una pizca de curri (o pimienta negra si la prefieres)
- 1 cucharada de ketchup y 1 de mayonesa LIGHT
- 30 g de tomate fresco
- 30 g de lechuga
- 1 loncha de queso desnatado

* 100 g de patatas para hacer al horno, al Actifry o al microondas.
* Media cucharada de aceite para las patatas

* 50 g de ensalada variada con vinagre de Módena

:) SÓLO 450 CALORÍAS (Ideal para una comida completa.)


ELABORACIÓN:

1. Pon todos los ingredientes detallados arriba en un recipiente apto para la batidora y tritúralos. 
2. Deja reposar la masa al menos tres horas (de un día para otro es lo ideal).
3. cuando te dispongas a prepararlas divide la masa en 8 porciones. Cada una de ellas la freirás vuelta y vuelta en una sartén antiadherente con media cucharada de aceite.

Este será el resultado...



* Puedes congelar la masa si no la usas toda. 
* Para montar la hamburguesa podrías tostar el pan, quedará más consistente. Pon el pan, la lonchita de queso, la hamburguesa caliente, después un poco de ketchup, la rodaja de tomate con una pizca de sal, la lechuga y la mayonesa light. Ciérrala con la parte de arriba y disfruta...

Si dispones de Actifry puedes preparar las patatas fritas pelándolas y partiéndolas a tu gusto con media cucharada de aceite en unos 12-15 minutos.
También puedes hacerlas en el microondas (tardarás unos 6-8 minutos si las partes finitas). O bien en el horno (a unos 200 grados durante 15-18 minutos). Tanto en horno como en microondas será conveniente que a mitad de tiempo les des una vuelta para que queden hechas por todas sus caras.




Más recetas en nuestra sección RECETAS RICAS DE DIETA

Y más aún con nuestras dietas: 
En Salamanca, ALEA Consulta dietética
En el resto del mundo: www.aleadiets.com 

Síguenos en Facebook :) 


martes, 4 de noviembre de 2014

Un post diferente: María Jeunet, imaginadora de historias

Buenos días, amigos :) 

Hoy no vamos a hablar de dietas, ni de nutrición ni de recetas ricas de dieta. 

Vamos a contaros algo que nos tiene muy contentos a todos los miembros de ALEA. Y es que una de nuestras chicas además de especialista en Nutrición, es escritora de ficción. Mañana día 5 de Noviembre sus primeras dos novelas saldrán publicadas gracias a una gran editorial que se fijó en ella. 
Si os gusta la lectura, concretamente la ficción contemporánea y romántica, no dejéis escapar estos dos títulos: Las hojas de Julia y La foto de Nora.


Si pincháis en la imagen podréis acceder al blog de María Jeunet para saber más sobre las novelas. 





Y una cosa más: el día 11 de noviembre de 2014, si estáis en Salamanca, podréis acompañar a María en su primera presentación en España. Será en La Casa de las conchas, un monumento emblemático en el corazón de la ciudad reconvertido hace años en biblioteca pública. 


Corred la voz, amigos. ¡Un abrazo! 


jueves, 30 de octubre de 2014

Arroz con cinco especias chinas

¡Buenos días!

Como viene siendo habitual los jueves, hoy os traemos un plato del repertorio de recetas ALEA. 
En esta ocasión quizá la gracia se la lleve el condimento más que la propia receta. 

Paseando por el Hipercor en busca de cosas ricas y ligeras me quedé fija en la sección de especias raras. Había un montón del bolsitas con mezlcas de especias (algunas muy raras y otras más conocidas) y llamó mi atención una de la que había oído hablar en programas de cocina: las cinco especias chinas. Esta en cuestión lleva: canela, jengibre, nuez moscada, pimienta negra y clavo. Van todas picadas muy finas, tanto que viene en forma de polvito que se mezcla genial con los alimentos.



La gran ventaja de las especias es que no aportan calorías significativas a nuestra dieta y tampoco elevan la tensión, con lo que son ideales para aderezar y enriquecer cualquier receta. Además casi siempre podemos disfrutar de algún beneficio extra como por ejemplo: el clavo y el jengibre nos ayudan contra los gases. 
La sugerencia de uso del envase no era lo que tenía en mente precisamente, así que no hice caso del mensaje e improvisé en la cocina nada más llegar a casa. 
Utilizando unas cuantas hortalizas de temporada y arroz preparé el guiso tan sabroso que veis a continuación:





INGREDIENTES:
- Arroz: 55 g
- Pimiento rojo: 60 g
- Zanahoria: 40 g
- Cebolla: 40 g
- Puerro: 40 g
- Ajo: medio diente
- Aceite de oliva: media cucharada
- Un poquito de sal y una cucharada de las cinco especias chinas



:) SOLO 311 CALORÍAS (Ideal para el primer plato de una comida.)


ELABORACIÓN:

1. Cuece el arroz en agua con sal (añade una cáscara de limón para darle un toque fresco) y ve preparando la guarnición del plato. 
2. Calienta el aceite en una sartén antiadherente y añade el ajo fileteado.
3. Mientras se dora, ve troceando el resto de ingredientes. (Para la zanahoria puedes usar un "pela patatas", haz tiras muy finitas y después pártelas con el cuchillo.) Añade a la sartén el puerro y la cebolla.
4. Tras cinco minutos a fuego lento añade el pimiento rojo y la zanahoria. Pon un poquito de sal y deja hacer a fuego lento unos 10-12 minutos más.
5. Escurre el arroz y añádelo a la sartén. Echa la cucharada de cinco especias chinas y mezcla muy bien. Sirve caliente y ¡disfruta!




Más recetas en nuestra sección RECETAS RICAS DE DIETA

Y más aún con nuestras dietas: 
En Salamanca, ALEA Consulta dietética
En el resto del mundo: www.aleadiets.com 

Síguenos en Facebook :)